CHACOREALIDADES

Buscar articulos

Cargando...

jueves, 21 de julio de 2016

El mito de la transferencia de ingresos II: el cepo y las retenciones

La semana pasada escribí la primera de una serie de notas que busca responder a una idea que está cada vez más instalada entre algunos sectores de la opinión pública. La idea, en concreto, es que algunas medidas económicas de liberalización constituyen una transferencia arbitraria de ingresos desde los sectores más pobres a los sectores más ricos de la sociedad.
El foco del análisis de la semana pasada fue el tema de las tarifas. Lo que mostré allí fue cómo, en realidad, lo que había sucedido durante la gestión del kirchnerismo había sido una transferencia de ingresos desde los productores a los consumidores, y que la consecuencia más visible era la crisis energética que vivimos en la actualidad.
Al punto anterior también habría que agregarle el tema de los subsidios que las compañías exigieron para seguir operando frente al congelamiento tarifario. Estos subsidios dieron lugar al déficit fiscal, que luego derivó en una de las inflaciones más altas del mundo y que afecta principalmente a los que menos tienen.
En mi nota de hoy voy a enfocarme en otras dos medidas importantes que el gobierno tomó al inicio de su mandato: el fin del cepo cambiario y la eliminación de las retenciones a la exportación.
Sobre el tema del cepo, la leyenda de la izquierda reza lo siguiente:
“Apenas asumió el gobierno decidió liberar el mercado de cambios, por lo que el dólar pasó de valer $ 9,6 en diciembre; a valer $ 14,5 en abril. Esta devaluación implicó una transferencia de ingresos por distintas vías. Por ejemplo, un exportador, que vendía una tonelada de trigo a USD 170, antes obtenía $ 1630 y ahora obtiene $ 2465”
Lo primero que hay que aclarar es que liberar un mercado de cambios no es lo mismo que devaluar. Para devaluar una moneda de manera deliberada, el gobierno debería incrementar la emisión monetaria y destinar los pesos nuevos a comprar dólares para hacer subir el tipo de cambio. En el caso del cepo, quienes habían generado la suculenta emisión de pesos habían sido los banqueros centrales del kirchnerismo, por lo que la devaluación ya estaba hecha. Prueba de esto es que el dólar no valía $ 9,6 como se afirma, sino que sin restricciones sólo podía comprarse en el mercado paralelo, a $15.
Tras el fin del cepo, el dólar se acercó rápidamente al valor del “mercado blue”, reflejando que el precio real del dólar era ése y no el que decían Axel Kicillof y Alejandro Vanoli.
¿Y qué nos dice esto? Que antes del 10 de diciembre, la riqueza de los exportadores estaba siendo confiscada a causa de los controles estatales. En concreto, al exportador de trigo del ejemplo de más arriba, le estaban confiscando $ 835 por cada tonelada que exportaba.
Si el análisis de este exportador se amplía a todas las exportaciones que hizo el país desde noviembre de 2011 hasta diciembre de 2015, obtenemos una medida contundente de la verdadera transferencia arbitraria de ingresos que generó el kirchnerismo. Por la vía del cepo cambiario, a los exportadores de cualquier rubro les confiscaron $ 916.576 millones de sus ventas al extranjero.
Esta sí que es una clara transferencia de ingresos, pero una creada arbitrariamente por el gobierno que le quitaba al sector exportador para beneficiar a privilegiados importadores, turistas argentinos en el exterior, y compradores del tristemente célebre “dólar ahorro”.
Todo muy progresista.
Con las retenciones el caso es similar. Las retenciones son un impuesto que sólo se le cobraba a algunos sectores de la exportación. Los derechos sobre la soja, el maíz y el trigo, son los casos más paradigmáticos.
Por derechos de exportación, el gobierno recaudó desde el año 2003 al año 2015 la friolera de $ 497.496 millones. Esto también constituyó una clara transferencia de ingresos de los productores de bienes gravados hacia el estado, que el nuevo gobierno decidió finalizar, reduciendo la presión fiscal sobre el sector.
Ahora la pregunta es: ¿sirvieron todas estas confiscaciones y transferencias coactivas contra los productores para mejorar la calidad de vida de los pobres? La respuesta es rotundamente negativa. De 2011 a 2015, la economía argentina sólo creció 0,3% por año, una cifra enormemente insuficiente para sacar al a gente de la pobreza. En paralelo, las exportaciones cayeron 32,4%, la inflación acumulada fue de 178,4% y la cantidad pobres creció en 2,3 millones según datos de la UCA.
Las medidas puntuales de liberalización tomadas por el gobierno deben ser bienvenidas. Y no constituyen una transferencia arbitraria entre sectores, sino el restablecimiento de su natural distribución en un mercado libre.
Si seguimos en este camino de liberalización, los beneficios los veremostodos, y no solo algunos como se quiere instalar.
Finalmente, como decía Abraham Linclon, “No se puede crear prosperidad desalentando la iniciativa propia; no se puede elevar al asalariado, presionando a quien paga el salario; y no se puede ayudar al pobre, destruyendo al rico”.
Tomemos nota.
Desde Inversor Global - enviado por mail

INFORME ESPECIAL: Nuevo periodismo cubano nace en internet, más allá de los medios oficiales y de oposición.

Por Daniel Wizenberg (*)
El periodismo digital llegó a Cuba, a la manera cubana.
Rodolfo Romero tiene 27 años. Recibió dinero del gobierno cubano para financiar un sitio de noticias. Se iba a llamar Cuba acusa pero no le gustaba el tono beligerante del nombre, entonces decidió ponerle Cuba denuncia pero descubrió que así se llama un sitio de disidentes cubanos exiliados. Romero es editor, en consecuencia, del sitio Pensar en Cuba. En este se denuncia y acusa sobre las diversas políticas de los Estados Unidos respecto a Cuba en los últimos 50 años. Romero actualiza el sitio junto a su equipo, dependiente del Ministerio de Cultura.
Como trabaja para un medio oficial, el equipo de Romero tiene siete computadoras con internet ADSL a su disposición, algo poco habitual en un país en el que la conectividad es difícil. Con un móvil de última generación, que cuesta veinte sueldos mínimos, es posible conectarse a través de diferentes puntos de wifi público disponibles en sesenta y cinco plazas de todo el país y en la puerta de los hoteles internacionales, pero para ello es necesario comprar una tarjeta de la empresa estatal Nauta que ahora se consigue a 2 CUC (poco más de 2 dólares estadounidenses) y habilita sólo una hora de trastabillada conexión, a ser distribuida a gusto por el usuario.

Rodolfo Romero en la redacción de "Cuba Denuncia", actualmente "Pensar en Cuba". (Foto: Daniel Wizenberg)
En septiembre de 2015, John Kerry, secretario de estado de EE.UU. dijo que el país estaba dispuesto a invertir en telecomunicaciones. El Presidente Barack Obama lo reiteró en su visita a la isla seis meses después, en marzo de 2016.
Los norteamericanos detectaron algo cada vez más evidente, y es que existe una demanda de cambio para con los medios de comunicación, en cuanto a infraestructura y en cuanto a contenido.
Solo el cinco por ciento de los hogares tiene conexión a internet, y solo el 27 por ciento de la población tiene acceso a internet a través de teléfonos celulares que utilizan wifi público. La información circula a través del traspaso de material de mano en mano. DVDs, pen drives y links a través de los chat internos (está prohibido WhatsApp) circulan a la velocidad de la luz.
“En Cuba existe una realidad sui generis, donde la desconexión a la red de redes no es sinónimo de aislamiento cultural ni informativo”, dicen desde El Estornudo, un medio nuevo que se posiciona como independiente pero citando a sus colegas de Cachivache.
“En cualquier cafetería o carro de alquiler resuenan a toda hora los éxitos de las listad de Billboard; apenas cinco días después de liberada en Netflix, la cuarta temporada de House of Cards – en alta definición – ya viajaba de memoria en memoria por La Habana”, ampliaban desde Cachivache.
Esa penetración capilar de contenidos a pesar de las dificultades hizo mella en la cultura de las nuevas generaciones que, a diferencia de la generación de sus padres, pudieron informarse y en efecto consumir mucho más allá de lo que la Revolución dictaminó.
Geografía periodística
El mapa de medios cubano está compuesto por tres tipos de medios: los centenares de medios estatales controlados por el Partido Comunista; los no estatales –medios alternativos a través de internet que se dividen entre los opositores al sistema (que quieren el fin del socialismo), y los no opositores (que critican a la dirigencia pero están relativamente a favor del socialismo); y, por último, los extranjeros –el “mainstream” internacional por un lado y los medios financiados por cubanos en el exterior, por el otro.
Los medios estatales están bajo la supervisión del Departamento del Partido Comunista de Orientación Revolucionaria, que desarrolla y coordina las estrategias de propaganda. La libertad de expresión y de prensa debe ejercerse de conformidad con los fines de la sociedad socialista y ninguna de las libertades concedidas a los ciudadanos puede ser ejercida contra lo establecido en la Constitución y las leyes, “ni contra la existencia y fines del Estado socialista, ni contra la decisión del pueblo cubano de construir el socialismo y el comunismo”. Eso dice el Artículo 53 de la Constitución, que además establece: "la prensa, la radio, la televisión, el cine y otros medios de difusión masiva son de propiedad estatal o social y no pueden ser objeto, en ningún caso, de propiedad privada".
El diario papel Granma, los sitios Cuba Debate y Juventud Rebelde, la señal Televisión Cubana y las emisoras Radio Rebelde, Radio Reloj (que dice la hora a cada minuto mientras en el medio lee una noticia) y Radio Taíno son los medios masivos.
Los no estatales opositores tienen como exponentes a 14ymedio, y Damas de Blanco mientras que entre los “no opositores” resaltan Periodismo de Barrio, El Estornudo y Cachivache. Entre los opositores existe un caso particular: el sitio Martí Noticias es financiado directamente por el gobierno de los Estados Unidos.

En cuanto a los medios extranjeros, por un lado están las corresponsalías deReuters, Russia Today, The Associated Press (AP),Agencia EFE, Agence France-Presse (AFP) y decenas de otros medios del mainstream internacional.
En 2007, el Centro de Prensa Internacional (CPI), organismo que se encarga de las relaciones con la prensa extranjera, expulsó a los corresponsales del diario mexicano El Universal, César González-Calero; del Chicago Tribune, Gary Marx; y de la BBC, Stephen Gibbs, por ver sus trabajos "negativos para la Revolución". Ese tipo de medidas se tomaban periódicamente hasta 2014, año en el que ese ejercicio amainó.
Por otro lado de los medios extranjeros, están los medios financiados por emigrantes cubanos comoOnCuba, que es el más importante, seguido por CubaNet.
Crisis monopólica
“Aquí nos dijeron mucho tiempo que si cedíamos nos comían los yanquis, pues no, tenemos que poder decir lo que queramos sin que eso signifique que nos coman los yanquis, ya me veo que nos comen los yanquis igual y nos echan la culpa a los reporteros” comenta una periodista que trabaja en uno de los cuatro canales de TV oficiales, en donde cobra el sueldo mínimo de 20 dólares.
Quiere defender la revolución pero “no así”, y a los dirigentes se refiere como “los dinosaurios”. Colabora en "off" con otros periodistas de los nuevos medios que han surgido últimamente en internet, les pasa la información que ella no puede publicar.
En otro sentido, Laura Becquer, 28, lleva seis años trabajando para Granma, "defiende los esfuerzos del periódico para no quedarse atrás en la era digital”, según Univision. "Asegura que los medios estatales están tratando de seducir a la audiencia con historias que no ignoran los fallos del sistema como un reportaje reciente sobre el encarecimiento de algunos productos básicos como el tomate y la yuca", según Univision. Doce millones de personas viven en la isla, la mayoría consume este diario.
"Granma es como el lobo, todo el mundo le tiene miedo, pero al final hay mucha gente joven tratando de hacer periodismo desde dentro con las limitaciones tecnológicas que tenemos”, ella dijo. Su oficina, como la de Rodolfo Romero, es uno de los lugares de la isla en donde mejor funciona internet.
La competencia entre la prensa oficial y los medios alternativos se siente en el aire, es una disputa sobre los contenidos y los matices informativos. Hoy, no es audiencia, no es mercado lo que hay en juego, sino discurso. El mapa de los medios cubanos se está reconfigurando al calor de la crisis del “qué decir” y el “sobre qué hablar”.
El descongelamiento de la Revolución recalentó la discusión sobre el enmarque. Se está derritiendo el control estatal de la información y se está desactivando la polarización.
Antes, los medios alternativos eran estrictamente opositores, eran “los medios de Miami”, un contradiscurso sencillo de desarticular para el Estado. Granma decía “es patraña de los gusanos” y se acababa, pero la mayoría de los nuevos medios alternativos no proviene de Miami, sino que están promovidos por jóvenes periodistas que proponen democratizar la Revolución. Son los que a fuerza de entusiasmo parieron la categoría de “no opositores”.
A un periodista argentino le pidieron un artículo para Cuba Debate sobre las elecciones presidenciales en su país, de octubre de 2015, en el contexto político latinoamericano. Luego de enviarlo le llegó una pequeña corrección: “La nota está muy bien (NdeR: el artículo criticaba a quien fuera elegido presidente, el centroderechista Mauricio Macri), pero Maduro es amigo…le quitamos esa partecita en la que dices que su poder político está cada día más complicado y ya”, le contestó la editora.
Hay, por un lado, prohibiciones (de enfoques, fuentes, citas) y por el otro una gimnasia: los editores entrenaron el músculo de la corrección en el terreno de la autocensura, siguiendo la política del “mejor no hablar de ciertas cosas”. Ningún medio oficial tiene permitido, por motivos que nadie explicó, escribir artículos sobre Corea del Norte. Se instaló una cultura periodística basada en evitar dar lugar al enojo de los dirigentes.
Pero la nueva camada parece agotada de eso: “Ahora más que nunca tenemos que ser más creativos y valientes, que se abran muchas cabezas y sobre todo esas que se quedaron en los sesenta”, dice un fotógrafo que aún trabaja en un sitio digital oficial. Pero no quiere dar su nombre, por temor a padecer algo como lo que le sucedió a una periodista que, como él, trabajaba en uno de los medios digitales del Estado. Por algunos comentarios y publicaciones en su Facebook criticando un discurso de Raúl Castro, sufrió el corte súbito de su conexión a internet y la exigencia del doble de trabajo que antes.
Los editores y directores de los medios de la Revolución no tienen autoridad para decidir sobre nada medianamente relevante. No trazan la política editorial, no difunden nada que no haya sido aprobado por el Partido Comunista.
Un conductor de "bici-taxi" ayuda a subir a una mujer en la puerta del "Comité de Defensa de la Revolución". (Foto: Daniel Wizenberg)
Durante el Día Internacional de los Derechos Humanos de 2015 no se permitió a periodistas de 14ymedio —medio fundado por Yoani Sánchez— informar sobre una protesta coordinada por TodosMarchamos, grupo en el que se organizan para movilizarse periódicamente contra el régimen de los Castro, y Damas de Blanco, según Amnesty International (AI). Dames de Blanco es un movimiento ciudadano cubano que reúne a esposas y otros familiares de presos cubanos, considerados generalmente como presos políticos aunque para la Revolución sean presos comunes.
De acuerdo con AI, un periodista que trabaja encubiertamente en La Habana con Damas de Blanco dijo que agentes de los servicios de Seguridad del Estado bloquearon la puerta del edificio donde los periodistas estaban trabajando y les dijeron: “hoy no van a salir”. En 2014, el artista grafitero Danilo Maldonado Machado, conocido como “El Sexto”, intentó realizar una performance en la que planeaba liberar a dos cerdos vivos cuyos lomos llevaban escritas las palabras Raúl y Fidel Castro. Antes de llevarla a cabo, fue acusado de desacato, y pasó gran parte de 2015 en prisión, aún cuando nunca fue acusado formalmente ni compareció ante un juez, según AI.
Los nuevos medios no opositores no dijeron nada al respecto. Desde los medios opositores señalan que quedan en esa postura resabios de la censura tradicional, “una omisión de la idea de que cuando se abre la posibilidad de la crítica se abre para cualquier crítica sino es un fetiche de apertura y no una realidad efectiva” según un periodista cercano a Yoani Sánchez, editora de 14ymedio.
Hay una pulsión democratizadora pero que parece estar anclada en la ampliación del “nosotros” y queda incompleta en la medida en que sigue excluyendo al “ellos”. A pesar de eso, se hace evidente el agrietamiento del monopolio estatal de la información. Aún en el subsuelo de la clandestinidad, o emitiendo desde Miami, siempre hubo medios opositores a la Revolución. Pero medios favorables a ella siendo críticos del Partido Comunista, diciendo que tal cosa está bien y tal otra mal, son inéditos en Cuba, en donde el periodismo se había acostumbrado a totalizar.
Medios del deshielo
Varios aspectos tienen en común los nuevos medios cubanos “no opositores”. Además de evitar pararse en los extremos, narran las historias que la prensa oficial no cuenta, hacen reportajes de denuncia pero también perfiles y crónicas de la vida cotidiana en la isla. Buscan un lugar entre Miami y la Plaza de la Revolución.
Cuando en diciembre de 2014 Obama y Castro oficializaron el comienzo del deshielo, ninguno de los nuevos medios “no opositores” existía. Todos nacieron en 2015.
Uno de los ejemplos más emblemáticos es Periodismo de Barrio, cuyos integrantes figuran en los registros oficiales como “desempleados”. Un símbolo de que el gobierno revolucionario se fue flexibilizando con el tiempo, algunas décadas atrás hubieran sido declarados ilegales, el rechazo tornó en indiferencia, lo que al menos habilita existir.
Su fundadora, Elaine Días Rodriguez de 27 años, es parte de la red Global Voices, que articula a ciudadanos blogueros de todo el mundo. Fue una de las primeras cubanas en recibir una beca para estudiar en la Universidad de Harvard como Nieman Fellow. Después de juntar dinero y contactos, regresó a Cuba donde comenzó a desarrollar Periodismo de Barrio.
Se financia a través del aporte de agencias internacionales como la Fundación Sueca de Derechos Humanos y la Fundación Nieman, entre otras. Periódicamente publican “informes de transparencia” en donde detallan todos los gastos. Varias colaboraciones se pagan y el reducido equipo que trabaja diariamente en el sitio lo hace a tiempo completo. Hablan de la contaminación en el Delta del Quibú, pero también de cómo pasan las horas los pescadores de altamar, o cómo se prepara un judoca para los Juegos Olímpicos.
Una muestra de arte en Havana-Centro intenta simbolizar el choque entre lo viejo y lo nuevo. (Foto: Daniel Wizenberg)
El Estornudo es otro de los símbolos que resaltan. Después de ver a Kerry inaugurando la embajada norteamericana luego de cinco décadas sintieron que si las cosas estaban cambiando quizás había margen para dejar de reprimirse el impulso, como sucede con los estornudos cuando se está en un ámbito formal. Y estornudaron, estornudan y pretenden seguir estornudando.
Allí nadie percibe un centavo a pesar de que en el “off” del periodismo cubano se corre el rumor de que son financiados por el reconocido periodista del New Yorker, John Lee Anderson, quien se deshizo en elogios hacia el portal en más de una ocasión. Un par de fundaciones se han acercado a ellos (una española y una danesa) con interés de ayudarlos pero aún nada se ha concretado y piensan que ya tampoco se va a concretar “con estas dos gentes”, como las llaman.
Cubanos que viven en el exterior los han ayudado con el diseño de la página, el dominio y “la mayoría de las cuestiones técnicas”. Esa es, dicen, la única cooperación que han recibido. Así como a veces hay que mirar fijamente al sol para que salga el estornudo. Todos los colaboradores tienen que “aguantarse” de escribir para medios oficiales para ganarse la vida y para mantener El Estornudo, que definen como “su casa”, en el sentido de que cuando se sientan para escribir allí se relajan y dicen lo quieren.
Abraham Jimenez, el director, reparte su tiempo libre entre el medio que comanda y el consumo de deportes. Esperaba desde hace tiempo el verano de 2016: “la Euro, los Olímpicos, la Copa America, la final de la NBA, ¿qué más podemos pedir?”, se pregunta en Twitter.
Tanto en Periodismo de Barrio como en El Estornudo hay una preocupación por representar los intereses de las generaciones que emergen pero buscando escribir bien, contar buenas historias, construir crónicas, explorar el género del reportaje, inscribirse (e inscribir al periodismo cubano) en el “periodismo serio” y en la tradición del “Nuevo Periodismo”.
Cachivache, en tanto, busca introducir en el contexto periodístico de la isla algo que consideran no existe y es la cultura de los “milenials” (aquellos nacidos entre 1980 y el 2000) en versión cubana, o como ellos la llaman: “los nativos digitales pero por USB”. Se definen como hijos “de una educación que prioriza lo seguro por sobre lo novedoso”.
Se enorgullecen de ser hijos de las “LAN Party”, fiestas en las que se reúnen todos los jóvenes que juegan en redes virtuales (dentro de las fronteras de la isla). Creen que hay una especie de nebulosa para la dirigencia del Partido Comunista que es “ese complicado triángulo amoroso que forman la cultura, la tecnología y la sociedad”. Se llaman Cachivache por “la realidad cubana de hoy” y buscan no mostrar lo que sucede afuera de la isla sino “cómo se refleja en Cuba lo que está pasando en el mundo”.
El espíritu buscado es el de una publicación que se mete donde no debiera, no por el contenido sino por el género de los temas, ya que intenta hablar de cuestiones que a muchos editores de medios estatales les pudieran parecer demasiado lejanas a la realidad cubana, como las series de televisión, las pistas de skate, los youtubers o los videojuegos. David, su director, se define como “workaholic”. Javier, uno de los redactores, es un amante de los videojuegos. Ania, la diseñadora, elige definirse en cambio de una manera que le resulta contundente: “soy joven en Cuba”. El equipo está conformado apenas por unas cinco personas entre editores, especialista en redes sociales y diseñadora. El 90 por ciento de los trabajos son de colaboradores.


Los rumores de pasillo los acusan de ser paraestatales, de recibir dinero de Rene González, uno de “los cinco héroes” (los famosos espías cubanos que fueron prisioneros en Estados Unidos hasta diciembre de 2014) cercano a la cúpula del Partido Comunista. Cachivache es señalado por colegas de los nuevos medios de ser “retwitteado” por Cuba Debate y Juventud Rebeldefrecuentemente. No suele haber críticas al Partido pero tampoco fervorosas defensas como sucede en los medios estatales.
David, el director, aclara que están patrocinados por Resumen Latinoamericano, un medio de Argentina que dirige Carlos Aznarez, un exmilitante activo de la agrupación guerrillera de la década de 1970 “Montoneros”. Él dijo que aunque tiene independencia en la gestión de la redacción y el equipo de trabajo, sigue de manera general las pautas editoriales de su sponsor. “Por eso no nos autodefinimos como medio independiente, somos un híbrido medio raro”.
Sobre otro de los nuevos medios, OnCuba, también sobrevuela el fantasma de “un padrino”. OnCuba es oficialmente un medio extranjero pero en la práctica se hace en La Habana. Quien financia el portal es Hugo Cancio, que migró a EE.UU. en 1980, cuando tenía 15 años. Desde entonces, ha emergido como embajador no oficial de las oportunidades de negocio en Cuba, trabajando en colaboración con los gobiernos de los dos países. Es titular de una empresa llamada Fuego Enterprises, en Miami, desde la cual financia el portal de noticias.
El estilo sigue la tónica del resto de los nuevos medios. Periodismo de denuncia, crónicas de la vida cotidiana y novedades culturales. Reportajes con historias que van desde la cárcel hasta la cotidianeidad de los campesinos de Pinar del Río, pasando por la vida cotidiana del cantante Pablo Milanés. A diferencia de otros medios, como CubaNet (que fue fundada desde Miami por el periodista exiliado Hugo Landa en 1994), OnCuba se hace en territorio cubano, con periodistas cubanos procedentes de medios estatales con los que están disconformes.
Los nuevos medios son el resultado de una generación que discute con lo establecido y que se esfuerza por hacer buen periodismo. ¿Qué sucederá con ellos si se liberaliza completamente la isla y empiezan a poder recibir publicidad? Los nuevos medios logran sobrevivir, en promedio, con 20 dólares al mes, discutiendo con el Estado pero sin convivir aún con el mercado.
Son más hijos de su época que de sus padres, los aborda un latente desafío de trascendencia.

* Daniel Wizenberg (@daniwizen) es periodista y politólogo (Universidad de Buenos Aires) . Escribió diarios de viaje e historias de la vida cotidiana en algunas zonas de conflictos actuales (Siria , Haití, Somalia , Corea del Norte , Nagorno Karabaj , Myanmar y Vietnam) en Le Monde Diplomatique (Francia- Edición Cono Sur), Anfibia y Página 12 (Argentina) , El Mundo (España) , Russia Today (Rusia) y Las2Orillas (Colombia), entre otros. También trabajó en televisión (TV Pública argentina) y radio (AM 750 - Argentina) .
FUENTE: https://knightcenter.utexas.edu/es/blog/00-17314-informe-especial-el-nuevo-periodismo-cubano-nace-en-internet-mas-alla-de-los-medios-of - Enviado desde la Universidad de Texas

martes, 19 de julio de 2016

RAÚL MILANO: LA CADENA DE GANADOS Y CARNES ESTÁ EN BUSCA DE EQUILIBRIO.

Por el Lic. Raúl Milano, director Ejecutivo de Rosgan.
Toda la batería de acciones que solamente servían para trabar el desarrollo se terminó, de aquí en más toda la bonanza será una construcción asociativa de los actores de esta cadena. Ya no está más el malo de la película sino que está cada uno con su responsabilidad, si las cosas se hacen bien el mérito será de todos los que entendieron que la desgracia podía convertirse en oportunidad.
La cadena está buscando su punto de equilibrio el cual siempre lleva tiempo porque se trabaja sobre una producción de ciclo largo, la característica biológica del ganado es que tiene un periodo de tiempo que se acerca a los tres años. Teniendo en cuenta este punto, tenemos dos andariveles para analizar, el primero totalmente vinculado a la cadena en sí y que refleja después de mucho tiempo el juego de la oferta y la demanda, los precios de la invernada o el gordo, el proceso de recría incipiente, el aumento del nivel de peso de faena, la demanda de carne de parte del consumidor, todos ellos muestran como hacia el interior de la cadena van buscando sus puntos de equilibrio, los mismos reflejan momentos coyunturales y en algunos casos expectativas de futuro.
En este análisis debemos entender que el final de las distorsiones oficialmente establecidas en el pasado generaban un proceso de "olla a presión", se creaban tantas tensiones con los actores del sector que siempre las correcciones de precios en cualquier eslabón eran traumáticas, con saltos espasmódicos cada tanto pero de intensidades cercanas al 30 % en las mayor parte de los casos. Estas subas de precios de la invernada o del precio del gordo nunca hacen bien porque producen desequilibrios innecesarios. En la actualidad después de seis meses de producirse la corrección cambiaria, eliminarse los ROES, sacarse las retenciones el mercado fluye normalmente en forma más pausada, es donde podemos decir que están encontrado su punto de equilibrio.
El segundo andarivel por analizar es cómo se dispondrá del otro recurso importante: la tierra. De la mano de valores menos rentables para la agricultura comenzó un proceso de vuelta incipiente a la ganadería, la definición del uso de la tierra tiene que ver más de las veces con decisiones de rentabilidad inmediata que con decisiones ambientales y culturales. Si se mantiene como principal premisa de una explotación la maximización de ganancias seguramente la agricultura triunfará, pero si a la explotación la analizamos con un criterio más cultural y ambiental pensando en el largo plazo y las futuras generaciones deberíamos encontrar nuevos puntos de equilibrio.
Como campo o industrias son antagonismos falsos, agricultura o ganadería entran en la misma categoría, todas las producciones son complementarias y no excluyentes, de forma tal que la asignación de los recursos debería ser sobre un principio de complementariedad, rescatando el valor más importante que es darle sustentabilidad y buscando nuevamente un cambio cultural que priorice intereses de mediano y largo plazo por encima de las rentabilidades de coyuntura.
Estos conceptos nos llevan a pensar cuantas serán las hectáreas que corridas por la agriculturización volverán a la ganadería, aunque casi 15 millones pasaron de distintas producciones a la agricultura el recorrido inverso será más difícil porque su mayor limitante no es el espacio sino la inversión de capital, la ganadería es una producción que requiere siempre un alta inversión en el principio y la existencia de establecimientos en marcha, la agriculturización no sólo sacó hectáreas sino que produjo una gran descapitalización en alambrados, molinos y aguadas, lo que en la mayor parte de los casos imposibilita la vuelta al rodeo.
La cadena de ganados y carnes a partir de ahora será un escenario más previsible, donde jugaran libremente las fuerzas del mercado, la coyuntura nos muestra una acotada producción de carne resultado de la retención de vientres e incremento de kilos en la recría, una demanda relativamente sostenida más por falta de oferta a pesar del deterioro de los salarios, los cuales recién podrán recomponerse en el segundo semestre después de las aplicaciones de los nuevos convenios.
La cadena de ganados y carnes deberá demostrar que aprendió de los malos momentos para no repetir la experiencias del pasado, en la Argentina ya nada volverá a ser igual a como razonamos en el pasado, no solamente es un tema de nuevas generaciones sino principalmente de cambios de conceptos, hay nuevos paradigmas, nuevos formatos productivos, y definitivamente deberá funcionar como cadena donde un aspecto central será elaborar un mapa del valor agregado para saber cómo es el formato de apropiación de la renta*.
ENVIADO POR ARTURO NAVARRO - http://www.arturonavarro.com.ar/

Voracidad y codicia de una familia

Por Aníbal Hardy
Los herederos de Néstor Kirchner fueron beneficiados por una ley sancionada y promulgada pura y exclusivamente para ellos. Es la Ley nº 14.200 de la Provincia de Buenos Aires, exclusivamente para los fallecidos en el año 2010, que tengan domicilio legal en esa provincia, y establece que los herederos no pagarán ningún derecho sucesorio, un caso único en la historia para beneficiar a la presidente Cristina Fernández viuda de Kirchner y sus hijos, Máximo y Florencia, gracias la gestión del ex gobernador Daniel Scioli, y los legisladores obsecuentes.
El ex presidente Néstor Kirchner murió el 27 de octubre de 2010, en consecuencia se abrió la sucesión según el día de su muerte, sobre todos los bienes que estaban a su nombre y “declarados”. Es bueno aclarar, que hasta antes de la sanción de esta nueva ley, la tasa para el 2010 era del 5 al 7% sobre los bienes de sucesión. Entonces, sin demora sacaron una ley a medida, que los ampare para no pagar, y no dudaron en hacerlo, teniendo mayoría automática en la “Honorable” Legislatura de la Provincia de Buenos Aires. El 24 de Diciembre de 2010 fue publicada en el Boletín Oficial la Ordenanza Tarifaria para el año 2011. Entre sus 140 artículos está el artículo 78 que dice: “Disponer la extinción de pleno derecho de las deudas devengadas hasta el 31 de diciembre de 2010 inclusive, por la aplicación del impuesto a la Transmisión Gratuita de Bienes”. Recalco, que en realidad, la ley es solo para el caso de muertes en el año 2010.
Según el patrimonio de Néstor Kirchner, de casi setenta millones de pesos, sus herederos deberían haber pagado, si no se hubiese sancionado esta ley, la suma de $ 4.125.000. Así curiosamente, con la nueva ley sancionada que contempla solo a las sucesiones de los fallecidos en 2010, los herederos de Néstor no deberán pagar absolutamente nada, en cambio, las posteriores a 2010, sufrieron un sustancial aumento y se quitó el mínimo no imponible para este impuesto.
Esta corruptela legal, sirve para confirmar, ratificar y poner en evidencia la voracidad y codicia de los gobiernos totalitarios que eufemísticamente suelen auto proclamarse como campeones de la "justicia social". Por ejemplo: Los 5.696.144 dólares que la Justicia encontró en las cajas de seguridad de Florencia Kirchner , hija de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner, equivale a 75 mil asignaciones universales por hijo (AUH).
Abogado- Desde Formosa- Enviado por su autor

El plan en dos partes de la elite para generar inflación

Antes de ingresar de lleno a mi nota de hoy, me gustaría decirle que estoy muy contento de que se haya publicado mi nuevo libro en Argentina. Luego del éxito y la repercusión que tuvo “La Gran Caída” en el país, tengo muchas expectativas con “La Nueva Fiebre del Oro”, el libro que todos los argentinos tienen que tener antes de intentar adquirir siquiera un gramo de oro.
Si quiere saber más sobre mi nuevo libro, puede hacer click aquí. Pero ahora sigamos con el plan que tienen las elites para generar inflación y debilitar al dólar.
La economía está luchando contra fuertes vientos deflacionarios, haciendo que la meta de la Fed de producir inflación sea más urgente. La Fed ha fracasado en producir inflación por más de siete años con tasas de interés cero, QE1, QE2 y QE3. Ahora el dólar ha subido luego del Brexit, haciendo aún más remotas las metas de inflación de la Fed.
El Banco Central Europeo también ha fracasado, el Banco de Japón también y China está fracasando igual que el resto. Cada trimestre que pasa, se acerca el apocalipsis para las elites globales. Y necesitan inflación porque esa es la única manera de escapar del problema de la deuda soberana.
Si la deuda está creciendo a 3% o 4% por año, por ejemplo, mientras la economía sólo está creciendo a 2% por año, uno no está saliendo de su deuda. La deuda está creciendo más rápido que la economía. Eso nos coloca en el camino a Grecia y nos llevará a la quiebra. Por eso las elites monetarias están desesperadas por generar inflación.
La pregunta para estas elites es: ¿De dónde vendrá la inflación? La respuesta llega en dos partes.
La primera parte es tener precios del oro más altos. Las elites monetarias están buscando subir el precio del oro para generar inflación. La idea es que los bancos centrales, ya sea la Fed o los mercados emergentes, suban el precio del oro. La idea existe hace bastante pero ahora estas elites la están discutiendo públicamente. Esto nunca había pasado.
Un precio del oro más alto también subirá los precios de la economía en general, dándole a la Fed su preciosa inflación. Esa es la primera parte de la respuesta.
La segunda parte se llama dinero helicóptero.
Probablemente hayas escuchado algo al respecto. Se parece a un helicóptero tirando dinero en las calles. Todos levantan el dinero, corren hacia un Walmart y van de compras. Todo ese gasto extra lleva a la inflación. Así no funciona literalmente el proceso pero la idea es la misma.
Déjame explicar técnicamente cómo funciona el dinero helicóptero. Es una combinación de políticas monetarias y fiscales. El dinero helicóptero equivale a un gasto directo del gobierno para estimular la economía. La idea es forzar el gasto dado que el sector privado no lo está haciendo. ¿Quién hace ese gasto? El gobierno. El banco central controla la emisión de dinero pero no puede controlar el gasto del gobierno. Eso tiene que hacerlo el Congreso.
Con dinero helicóptero, el Congreso gasta el dinero. Cubre el déficit con más préstamos y la Fed emite el dinero para cubrir ese endeudamiento. Es esencialmente monetizar la deuda.
La idea es simple. Cuando el gobierno gasta, la economía vuelve a moverse. Según la prescripción, ni siquiera importa en qué gastan ese dinero. El punto es: si la gente no gasta, el gobierno lo hace. Cuando el gobierno gasta y genera déficit, eventualmente se producirá inflación.
Está política puede ser rastreada hasta la Gran Depresión y John Maynard Keynes. Él argumentaba que el gasto del gobierno podría sacar a la economía de la depresión. Es Keynesianismo 101.
Tuvimos una muestra de esto el último diciembre cuando el Paul Ryan impulsó una ley de “reconciliación fiscal” en la Casa de los Representantes. Rompió el techo que tenía el presupuesto desde 2011. El Senado la aprobó y, naturalmente, Obama la firmó. Todos se reunieron en Washington.
Los políticos aman gastar dinero en un año electoral. A los demócratas les gusta gastarlo en organizaciones comunitarias, gremios docentes y programas sociales. A los republicanos en defensa nacional. Todos obtienen algo. Pueden construir seis aviones nuevos, ofrecer casas gratis, salud gratis y vivienda gratis.
Luego el supuesto multiplicador Keynesiano entra para aumentar el gasto del consumidor. El multiplicador Keynesiano dice que si el gobierno gasta dinero para contratar gente para construir una autopista, por ejemplo, lo gastarán yendo a cenar, yendo al cine, comprando autos nuevos, en vacaciones, etc. Y aquellos que ganan ese dinero lo gastarán en otras cosas, un ciclo virtuoso.
Este es el supuesto efecto multiplicador keynesiano, en el que cada dólar de deuda genera dólares adicionales de actividad económica. Pero el multiplicador podría no ser tan efectivo como sospechan las elites. En una economía saturada de deuda como la nuestra, el multiplicador ya no tiene efectividad.
La nueva deuda ya no produce beneficios económicos. Y hay evidencia que sugiere que actualmente el efecto multiplicador es cero o incluso negativo.
Pero este pensamiento Keynesiano sigue de moda entre las elites. La ley de presupuesto fue la punta del iceberg. El plan ahora es tener déficits fiscales mucho mayores. ¿Cómo va a cubrir el Congreso este déficit? El Tesoro de Estados Unidos pedirá dinero prestado. ¿Quién le va a prestar dinero al Tesoro? Simple. La Fed imprimirá el dinero y comprará los bonos. Eso nos trae de vuelta a la impresión de dinero.
Eso significa, en el análisis final, que el dinero helicóptero es la receta para la inflación.
Ese plan es una posibilidad. Las elites lo están discutiendo. Está avanzando gracias a las grandes mentes que trabajan para los grandes think tanks, manejados por George Soros y la élite financiera. Esta gente no camina con capuchas en sus cabezas. Sabemos quiénes son. Sólo hay que seguirlos y ver en qué están.
Pero estas elites están más allá de la etapa de pedir dinero helicóptero. Eso ya se ha decidido. Ahora están debatiendo en qué deberían gastar ese dinero. Están buscando la mejor manera de tranquilizar al público. Es decir, mentirle, sobre lo que en realidad están haciendo.
En conclusión, el dinero helicóptero está llegando. Creo que la inflación también. Tal vez no pase de la noche a la mañana, pero los gobiernos lo conseguirán si están lo suficientemente decididos.
La deflación ha tenido el control de muchas maneras desde la crisis del 2008. Pero una vez que la inflación llegue, no puede volver a meterse en la botella fácilmente.
Piense en las fuerzas de deflación e inflación como dos equipos luchando en una guerra. Eventualmente, un lado gana. Si las elites ganan la batalla contra la deflación, eventualmente tendrán más inflación de la que esperan. Tal vez mucho más. Este es uno de los shocks del que los inversores tienen que cuidarse.
Esta política está llegando más pronto de lo que se cree. Ahora es el momento de comprar oro.
Atentamente, Jim Rickards
Para El Inversor Diario. Enviado por mail

LA PRODUCCIÓN DE GAS CAYÓ CASI 20% EN LA ÚLTIMA DÉCADA

La crispación de las familias y las pequeñas empresas por los aumentos en las boletas de gas es entendible. Pero no hay que perder de vista que el problema se generó como consecuencia de un perverso esquema de manipulación de las tarifas que exacerbó el consumo y destruyó la capacidad de producción gasífera. De esta crisis no se sale promoviendo intervenciones oportunistas del Poder Judicial sino con reglas que incentiven la producción y moderen el consumo.
Los aumentos en las tarifas de gas han provocado encendidos reclamos por parte de las familias y las pequeñas empresas. El rechazo se potencia no solo por la magnitud de los incrementos sino porque coinciden con la llegada temprana del clima frio, el deterioro de las remuneraciones reales a raíz de la aceleración inflacionaria y el estancamiento en el nivel de la actividad económica.
Algunos usuarios hicieron presentaciones judiciales que, en general, fueron receptadas positivamente. A través de medidas cautelares en diferentes instancias judiciales se llegó a declarar la nulidad de la aplicación del nuevo cuadro tarifario. Esto ha generado un clima de incertidumbre que justifica evaluar si las decisiones judiciales tienen fundamento técnico o son meras reacciones oportunistas.
Para echar luz sobre la situación en la que se encuentra el país en materia de gas sirve apelar a los datos de producción de este recurso energético. Según el Instituto Argentino del Petróleo y del Gas se observa que:
Entre los años 1990 y 2004 la producción de gas aumentó de 23 a 52 mil millones de metros cúbicos anuales.
Entre los años 2004 y 2015 se redujo de 52 a 43 mil millones de metros cúbicos anuales.
El nivel de producción de gas actual es similar al que había en el año 1999.
Estos datos muestran que entre los años 1990 y el 2004 la producción de gas se duplicó, mientras que entre los años 2004 y 2015 se contrajo en casi un 20%. Semejante involución llevó a que actualmente se produzca un nivel equivalente a hace 16 años atrás, cuando la población y la actividad económica eran mucho menor. Esto da una idea de la escasa disponibilidad de gas para el consumo de las familias y las empresas.
La caída en la producción de gas se explica por la irracional política tarifaría que se aplicó en los últimos años. El congelamiento de precios en un entorno de alta inflación desalentó inversiones induciendo una fuerte caída de la producción. En paralelo, el consumo no sólo aumentó al ritmo del crecimiento demográfico sino que fue artificialmente exacerbado debido a que familias y empresas tomaron decisiones asumiendo que el gas era casi gratis. Al insistir tozudamente en mantener los precios ridículamente bajos se llevó el consumo de gas a niveles muy superiores a la cada vez más reducida producción.
El esquema resultó tan destructivo en el aspecto productivo como regresivo en lo social. Mientras las familias de clase media y alta, que son las que mayoritariamente tienen conexión a gas de red, disfrutaron durante más de una década de precios irrisorios, las más humildes (especialmente las que viven en el interior del país) son obligadas a asumir costos más alineados con la realidad calefaccionando con garrafas o leñas. Se trata de una monumental transferencia de ingresos a favor de las familias más acomodadas a costa de destruir la producción gasífera. Por eso, organizar marchas y planteos judiciales contra el “tarifazo” en nombre de los sectores más vulnerables es de una hipocresía análoga a bregar por una sociedad más inclusiva y estar en contra del impuesto a las ganancias.
Es lógico el enojo de las familias y las empresas a las que se les aumentó bruscamente el costo del servicio cuando durante una década estuvo distorsionado. Máxime cuando el ajuste tarifario estuvo teñido de improvisación y falta de transparencia. Pero esto no justifica bregar por sostener una política destructiva. Si aumenta el consumo y se reduce la producción el resultado es el desabastecimiento. El testimonio más crudo es Venezuela. Por eso, así como es muy criticable que la Justicia reaccione recién ahora ante groseros actos de corrupción ocurridos hace varios años, es igualmente censurable que dicte fallos para mantener una política tarifaria que desde hace una década viene destruyendo la producción gasífera y discriminando a las familias más humildes.
FUENTE: IDESA -  www.idesa.org -  enviado por mail

domingo, 17 de julio de 2016

Acerca del “deterioro de los términos de intercambio”

Por Gabriel Boragina
COLUMNISTA

"Otro canal a través del que se filtra el complejo de culpa es por medio del llamado deterioro en los términos de intercambio. Con esto se quiere decir que los países pobres reciben cada vez menos a cambio de entregar cada vez más de lo que ellos producen. Es decir, habría un deterioro en la relación de cambio de productos manufacturados frente a los no-manufacturados en detrimento de estos últimos, con lo que tendría lugar una explotación sistemática.
Hay varias observaciones que hacer a este esquema. En primer lugar, término de intercambio quiere decir precio relativo, lo cual, en sí mismo, no significa nada respecto de mejoras o empeoramientos. Por ejemplo, en la época en que aparecieron los primeros automotores, éstos tenían cierta relación de cambio (términos de intercambio) con la cebada, hoy esa relación comparada con aquella época le es desfavorable al automotor ya que se ha convertido en un bien de uso popular y, sin embargo, los resultados operativos y los patrimonios de la industria automotriz son más favorables que en el período anterior."[1]
Los primeros automóviles eran muchísimo más caros, no sólo en relación a la cebada sino también en la de muchos otros bienes de producción y de consumo. En consecuencia, si siguiéramos la absurda teoría del deterioro de los términos del intercambio (en adelante DTI) tendríamos que llegar a la también no menos irrazonable conclusión de que los bienes industriales estaban en una posición económica y patrimonial inicial muchísimo más ventajosa que la de los bienes no-industriales, precisamente la situación inversa que pretenden querer demostrar los defensores de esta desatinada tesis. En el ejemplo dado por el autor que ahora citamos, los coches eran mucho más caros que la cebada, pero como no hace falta demostrar más que por medio del sentido común y la simple observación de nuestro entorno, que con el tiempo, el progreso tecnológico y –fundamentalmente- la producción en serie, los automotores se han multiplicado y difundido de tal modo que se operó un fenómeno de masificación que, a su turno, determinó la paulatina baja del precio de adquisición de cada unidad automotriz, lo que a la luz de la teoría del DTI debería haber implicado una situación muy desfavorable para aquella industria, sin embargo –y como es evidente a todas luces- la realidad es que ha ocurrido todo lo contrario, empeoraron los términos de intercambio para el automotor, pero la situación patrimonial de las industrias automotrices mejoró cuantiosísimo.
"En las series estadísticas del “deterioro de los términos de intercambio” muchas veces se suelen comparar cosas distintas. Por ejemplo, en una columna se pone “trigo” y en otra “tractores” pero los tractores van cambiando de características según sean los cambiantes modelos, mientras que el trigo es el mismo y producido en mejores condiciones, en buena parte debido a los mejores tractores. Por último, si observamos la alta proporción de bienes no-manufacturados que comercian entre sí los países “desarrollados”, deberíamos concluir que los países más ricos se estarían explotando entre sí."[2]
No se pueden comparar términos de intercambio entre bienes de características heterogéneas, el cotejo -para que adquiera alguna validez- debería hacerse entre productos homogéneos. Pero los partidarios de la "teoría de la dependencia" y del DTI no proceden de dicha manera lógica, sino que van por la vía ilógica. El ejemplo es altamente categórico en cuanto nos ilustra de qué manera ciertos tipo de bienes industriales (en el caso tractores) no solamente van cambiando a diferencia de productos como el trigo, sino que, a la par que los términos de intercambio se van deteriorando respecto de los tractores en la medida que sus costos se abaratan en función de mejoras tecnológicas y las señaladas también en el párrafo anterior de acuerdo a su mayor demanda, pese a todas dichas aparentes desventajas respecto del DTI, contribuyen a que productos de características muy diferentes (como la cebada del ejemplo anterior o el trigo del actual) respecto de los bienes que incorporan innovaciones tecnológicas, sean elaborados en mayor cantidad y en mejores condiciones que nunca antes, con lo que nuevamente se desmorona la tesis del DTI.
"Generalmente se sostiene que el deterioro de los términos de intercambio es especialmente alarmante en los casos de las ex-colonias ya que han sido, en todos los órdenes, las víctimas principales de la explotación. Pero esto último tampoco es cierto. No puede afirmarse que siempre las colonias se han retrasado por estar en esa condición. Pensemos en los casos de miseria de lugares tales como Nepal, Etiopía, Liberia, Tíbet y Afganistán que nunca fueron colonias frente a los casos, por ejemplo, de Hong-Kong y los Estados Unidos como colonias británicas. Por esto es que la entrega coactiva de recursos, principalmente por parte de los Estados Unidos, frecuentemente se han destinado a ex-colonias “para compensar” y de ese modo “ganar amigos” en las zonas más sensibles."[3]
No son los "términos de intercambio", sino la filosofía y política económica imperantes las que determinan la riqueza o pobreza de las naciones tal como bien instruyen los casos que se nos ofrecen anteriormente. Para comenzar, ha quedado bien refutada en los párrafos precedentes la tesis o teoría del deterioro de los términos del intercambio (DTI). No hay tal. Y, por lo tanto, difícilmente pueda achacarse a dicha falacia la diferente suerte económica de un lugar respecto de otros. Como se comenzó diciendo, las paridades, precios o términos de intercambio –que, al fin de cuentas, vienen a ser todos, la misma cosa- varían en función de los diferentes intercambios, estados y procesos que se desarrollan en el mercado. Si el mercado es totalmente libre, todas las partes implicadas en la transacción van a salir beneficiadas. En contraposición, si el mercado está adulterado por el gobierno, los resultados serán más negativos. Por lo demás, y como bien lo recuerda el autor citado, la alta tasa de productos no-manufacturados que comercian "entre sí los países “desarrollados”, nos llevaría a que "deberíamos concluir que los países más ricos se estarían explotando entre sí".
---------------------------------------------------
[1] Alberto Benegas Lynch (h) Las oligarquías reinantes. Discurso sobre el doble discurso. Editorial Atlántida. Pág. 191 a 193.
[2] Alberto Benegas Lynch (h) Las oligarquías...ob. cit. Pág. 191 a 193.
[3] Alberto Benegas Lynch (h) Las oligarquías...ob. cit. Pág. 191 a 193.

http://www.accionhumana.com/
http://gabrielboragina.blogspot.com.ar/

sábado, 16 de julio de 2016

Periodista venezolano pasa una semana en prisión luego de que la corte revocara su arresto domiciliario Por Yenibel Ruiz

El periodista venezolano, Leocenis García, fundador y editor del extinto grupo editorial 6to Poder, cumple hoy una semana en prisión, luego de que el pasado 4 de julio fue trasladado a la cárcel del Servicio Nacional de Inteligencia Bolivariano (SEBIN) tras ser revocada la medida de casa por cárcel.
“El régimen de Maduro, me revoca casa por cárcel y me están llevando a prisión nuevamente. Siga la lucha. Abajo la dictadura. Volveremos", informó el periodista desde su cuenta en Twitter, al mismo tiempo que transmitía por Periscope lo que estaba ocurriendo.
De acuerdo con El Nuevo Herald, en el vídeo se escucha que la medida fue tomada por incumplir el “acudir al llamado del tribunal para el inicio del juicio oral y público”.
Sin embargo, antes de que García fuera trasladado al SEBIN, su abogada, Yissel Suárez, informó que fue hasta el tribunal a informar que el juicio público no podía llevarse a cabo porque la fiscal que llevaba el caso fue denunciada y recusada, de acuerdo con el diario Tal Cual.
No se entiende bajo que causa el tribunal decidió revocar la medida, lo cual solo es posible bajo tres argumentos: si incumple la medida de presentación, cosa que no está dada, que se niegue a acudir al llamado del tribunal y que se ausente del sitio de reclusión. Denunciamos ante superioridades sobre las arbitrariedades que cometen algunos jueces”, dijo la abogada según la Agencia Carabobeña de Noticias.
Por su parte, el vocero de ProCiudadanos Miguel Méndez Fabbiani, organización que fundó García,expresó que desde que el periodista fue ingresado al SEBIN, lo mantienen incomunicado y sin acceso a sus abogados defensores. Méndez detalló que el aislamiento incluye el no contacto con otros presos ni material para leer.
En relación a la revocación de la medida de casa por cárcel, el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, expresó su preocupación y escribió en su cuenta en Twitter: “Necesario respetar la libertad de prensa en #Venezuela…basta de detenciones arbitrarias y presos por razones políticas. Esto erosiona la democracia”. ​
Leocenis García: una larga historia
Esta no es la primera vez que el editor del extinto 6to Poder ha estado en huelga de hambre, preso o imputado por algún delito.
García ha estado cinco veces privado de libertad y tiene tres huelgas de hambre en su haber, de acuerdo a una entrevista publicada en 2015 en Noticierodigital.
En 2007, fue acusado por difamación e injuria luego de denunciar presuntos casos de corrupción vinculados con la empresa estatal de Petróleos de Venezuela, S.A. por distintos medio: el diario Reporte Diario la Economía , la Voz, etc.
Posteriormente fue “acusado de daños a la propiedad y agavillamiento” por un hecho ocurrido en las instalaciones de un periódico regional, según Tal Cual. Por este delito fue apresado en una cárcel nacional del país durante más de un año sin que se le realizara el juicio correspondiente. Por esta razón inició una huelga de hambre en 2010 y finalmente fue puesto en libertad.
En el 2011, el periodista fue acusado de “instigación pública al odio” luego de publicar “un fotomontaje en el semanario 6to Poder que mostraba los rostros de las titulares de los poderes del Estado en cuerpos de cabareteras en ‘un show’ bajo las órdenes del posteriormente fallecido presidente Hugo Chávez”, según EFE.
En junio de 2013, García se declaró en huelga de hambre frente la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), por la suspension de la emisión de la televisora Ateltv de la señal de cable. Según García, el gobierno sacó del aire la televisora cuando su grupo 6to Poder trató de comprarla, de acuerdo con Informe21.
El 1 de agosto del 2013, García fue imputado por presunto lavado de dinero luego que el parlamentario del partido de gobierno, Julio Chávez lo acusara de haber colocado en el 2012, 5 millones de dólares (USD) en una cuenta de un banco en Suiza, a pesar de que el dueño del grupo editorial reportara bajos ingresos en su declaración fiscal.
García negó las acusaciones y sostuvo que esto formaba parte de una persecución impulsada por el gobierno, según EFE y AFP.
Con esta decisión le fueron congeladas sus cuentas bancarias, lo que llevó al cierre de los medios de comunicación del grupo editorial: Semanario 6to Poder, El Comercio, 6toPoderWeb, Revista Usex, 6toPoder Datos, 6to Poder Radio.
"Luego de esta asfixia económica que implementó el Gobierno Nacional, a través de sus diputados, ordenando el congelamiento de las cuentas del Grupo 6to Poder, hoy nos vemos en la obligación de tener que cerrar la santa maría de este medio porque no podemos cumplir con los pagos salariales, bienes y servicios ni con la impresión de los medios como el diario El Comercio y el Semanario 6to Poder", expresó el director de 6to poder el 5 de agosto del 2013, según El Universal.
Posteriormente, García realiza una huelga de hambre solicitando su libertad: “Mi detención, cercena mi derecho a la libre expresión, a la libertad de empresa, el derecho al trabajo, así como pone en riesgo el empleo de cientos de trabajadores del Grupo 6to Poder, y el desenvolvimiento normal de las actividades editoriales de nuestro grupo”, indicó García en un comunicado, según el diario laverdad.com
Luego de 52 días en huelga fue trasladado al hospital por su delicado estado de salud, de acuerdo con El Universal. Luego de su recuperación, fue traslado a su casa bajo libertad condicional, según Informe 21.
FUENTE: https://knightcenter.utexas.edu/es/blog/00-17276-periodista-venezolano-pasa-una-semana-en-prision-luego-de-que-la-corte-revocara-su-arr 
Enviado por la Universidad de Texas

El mito de la transferencia de ingresos

En la película Relatos Salvajes, film argentino estrenado en 2014, Diego Iturralde (Leonardo Sbaraglia) muere luego de una discusión callejera que se eleva hasta niveles insospechados. Una característica de esta historia es que Diego posee un coche nuevo de alta gama, mientras que su rival, Mario, conduce un auto medio destartalado, de aproximadamente 20 años de antigüedad.
Hace poco estaba almorzando con unos amigos y comentábamos esta película. Una extraña pero interesante interpretación de esta historia la hizo uno de ellos cuando afirmó que la escena representaba la “lucha de clases”, ese enfrentamiento supuestamente insalvable entre los más ricos y los más pobres de una sociedad.
La idea de la lucha de clases no es nueva. Sus orígenes se encuentran en los textos del economista alemán Karl Marx, quien planteaba que en el corazón del capitalismo estaba la explotación de los trabajadores por parte de los dueños del capital.
Si bien los escritos de Marx hoy se encuentran superados, lo cierto es que la idea de la lucha de clases sigue vigente. Especialmente en la discusión de la Argentina actual.
En muchos medios periodísticos afines al kirchnerismo se escucha hablar de la enorme transferencia de ingresos (desde las clases menos pudientes a las más ricas) que han generado algunas de las nuevas medidas tomadas por el gobierno nacional. En un reportaje otorgado al canal C5N, la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner explicó que las medidas del nuevo gobierno generaban una “transferencia de ingresos a los sectores más concentrados de la economía”.
Finalmente, circula un video en YouTube que afirma que la liberación del tipo de cambio, la quita de retenciones, la suba de la tasa de interés y el ajuste en las tarifas constituyen una enorme transferencia de ingresos que ascendería a nada menos que 20.000 millones de dólares. En retórica marxista, se afirma que el gobierno le sacó USD 20.000 millones a los explotados para dárselos a los explotadores.
La idea de la confrontación entre explotados y explotadores está fuera de foco. En un mercado libre prevalecen los intercambios voluntarios y ambas partes se benefician de esos intercambios. No gana uno a expensas del otro.
Pero al margen de este punto fundamental, lo cierto es que la perorata actual sobre la transferencia de recursos no es más que un cuento. Un mito que debe ser desenmascarado.
En lo que queda de mi nota me gustaría enfocarme en el tema de las tarifas.
Las tarifas de electricidad, gas y transporte estuvieron prácticamente congeladas desde el fin de la convertibilidad. Desde ese momento a hoy, la cantidad de dinero en circulación se multiplicó por 40, mientras que los precios se multiplicaron por 18.
Con semejante política inflacionista, los precios de la energía fueron cayendo considerablemente en términos reales, favoreciendo su consumo indiscriminado y beneficiando a los consumidores, pero a costa de los productores.
El caso puede verse de manera clara si analizamos la evolución de las acciones de Metrogas y Edenor. Si comparamos el valor de las acciones de Metrogas contra la inflación desde enero de 2002, nos encontramos con datos más que elocuentes. Desde enero de 2002 hasta octubre de 2012, el valor de la acción había caído nada menos que 92,2% en términos reales. Es decir, los propietarios de Edenor habían perdido casi la totalidad de su capital invertido. Luego de las elecciones de 2013, cuando las ansias reelecionarias de Cristina se vieron truncas, el valor de la acción comenzó a recuperar, pero aún hoy se encuentra un 58% por debajo de enero de 2002 en términos reales.
Para Edenor la historia es similar. En noviembre de 2012, el valor real de las acciones de la distribuidora de energía se había desplomado un 93,3% desde los primeros datos disponibles de abril de 2007. Es decir, si cualquier inversor argentino había invertido $ 100 en la empresa, 5 años más tarde el poder de compra de su inversión se había reducido nada menos que a $ 6,7. A pesar del repunte, hoy la acción sigue 56% por debajo de su valor de abril de 2007.
En un contexto como el que acabamos de describir, queda claro que los incentivos para invertir en gas y energía son nulos y se entiende perfectamente por qué el país vive en crisis energética.
Los gobiernos tienen la facultad de generar transferencias de ingresos entre distintos sectores de la sociedad. Si le cobran un impuesto a Juan para subsidiar a Pedro, “transfieren” de Juan a Pedro.
Si le controlan los precios al kiosquero Eduardo para beneficiar a la vecina Emilia, transfieren ingresos de manera arbitraria de Eduardo a Emilia. Es esto lo que sucedió con el tema tarifario. La transferencia la generó el gobierno a favor de los consumidores y en contra de los productores, de manera arbitraria, llevándolos al borde de la quiebra y empujándonos a todos al colapso del sistema energético.
Dar marcha atrás con estas medidas, y permitir una mayor libertad para las tarifas no constituye de ninguna manera una transferencia de ingresos por parte del gobierno. Sino, más bien, una devolución de dicha transferencia y el restablecimiento de la justicia en la distribución de los recursos.
Después de todo, en un mercado libre las trasferencias de ingresos son todas voluntarias y no hay nada que objetarles. A menos, claro, que pensemos que Marx tenía razón y que los acuerdos voluntarios no son más que disfraces de la explotación capitalista.
Un saludo, Iván. 
Desde Inversor Global- Enviado por mail

Plata Dulce e Hipocresía

clip_image002Por Enrique Gillermo Avogadro
"Muchas personas creen que se les debe todo, pero siempre
llega el momento en que deben enfrentarse con la realidad".
Valerio Massimo Manfredi

Según todas las encuestas, la inflación es el principal tema de preocupación de los argentinos, superando a la corrupción. La reacción generalizada contra los aumentos en las facturas de los servicios públicos (agua, luz y gas), aprovechada políticamente por el inescrupuloso Sergio Massa y el desvergonzado kirchnerismo, demuestra claramente que conformamos una sociedad hipócrita, pendiente del corto plazo y enviciada con las ilusorias ventajas que puede obtener de un Estado omnipresente. Nadie nos dice cómo piensan que deberían financiarse los enormes desequilibrios que Maurico Macri heredó: ¿mayor emisión monetaria?, ¿creciente endeudamiento externo?, ¿más impuestos?; todos sabemos a dónde llevan los dos primeros caminos, por que los hemos recorrido hasta el hartazgo, y el tercero es imposible.
Para que la inflación ceda, lo primero que hay que hacer es reducir el déficit fiscal, algo que se ve impedido por la subsistencia de subsidios indiscriminados. Si, entre otras cosas, no pagamos por la energía que consumimos lo que vale, no sólo seguiremos malgastando inexistentes recursos públicos en la importación sino que, como no habrá inversiones en el sector, no se podrán abrir fábricas; sólo un demente lo haría si no hay gas ni luz eléctrica.
Hace más de una década, dije a los grandes consumidores que iban al suicidio porque, mirando no más allá de la nariz, estaban llevando a la quiebra al sector eléctrico mientras recibían un subsidio implícito desmesurado al amparo del congelamiento de tarifas que, impuesto durante la crisis de 2001/02, Kirchner había mantenido a rajatabla. Recordando una frase que había aprendido en Brasil: "la energía más cara es la que uno no tiene cuando la necesita", les recomendé que llegaran a un acuerdo con los proveedores del indispensable insumo para aumentar el precio que éstos percibían, de modo de asegurar rentabilidad a las empresas y permitirles aumentar la capacidad de generación y transporte. Obviamente, no lo hicieron, y siguieron disfrutando de esa "plata dulce" como si todo hubiera podido seguir así para siempre.
Ese congelamiento hacía que, por ejemplo y en materia de gas, mientras se pagaba a Repsol y los demás productores US$ 2,5 por millón de BTU (la medida que se utiliza para medir el poder calórico) en boca de pozo en Argentina, se reconocía a la misma Repsol US$ 7,5 si lo extraía en Bolivia, desde donde llegaba ante los crecientes faltantes durante los picos de consumo. Lo mismo ocurría en todo el mercado energético; la resultante fue que perdimos el autoabastecimiento y surgió la necesidad de importar masivamente. Durante los 90's, se construyeron gasoductos para exportar a Chile y a Rio Grande do Sul, y líneas de alta tensión para enviar electricidad a Brasil y a Uruguay; a partir de 2003, el sentido de esos flujos se invirtió para importar gas y energía eléctrica. Para atender a la demanda, se recurrió a comprarlo licuado y regasificarlo en Bahía Blanca y Zárate, a más de US$ 17, lo cual generó un enorme negociado, que ya está en manos de la Justicia.
El Gobierno eludió, por un inexplicable prurito vinculado al riesgo de espantar a potenciales inversores, informar claramente a la población la magnitud de una crisis, distinta pero peor que la de 2001/02 y, claro, nadie notó su verdadera dimensión. El sistema tarifario implementado ya había estallado en la década anterior y, cuando se debió elegir a quién cortar los suministros de luz y gas, el populismo optó por mantenerlo a los hogares en desmedro de las empresas, aunque esta medida atentaba contra la industria y, naturalmente, era un factor más en el incremento de la inflación y en la pérdida de trabajo.
Los usuarios de las zonas beneficiadas por esa mal intencionada política (Capital y Conurbano) siguieron derrochando la energía, ya que el Estado la "regalaba" -en realidad, se pagaba con los impuestos de todos-, mientras que el interior soportaba tarifas mucho más altas, y lo mismo ocurría con el transporte público; así, aquéllos calentaban sus piscinas en invierno y los hogares parecían arbolitos de Navidad; otra vez, la "plata dulce". Ahora, cuando resulta indispensable realizar un ajuste paulatino -el brusco era política y socialmente inviable- la desinformación generada por el Gobierno y su errónea implementación (hubiera sido mejor, por ejemplo, establecer el aumento a partir del anuncio, lo cual produciría ahorro, y no para el consumo pasado) provocan las protestas, fogoneadas por el kirchnerismo, la primera de las cuales se produjo el jueves. Curiosamente, quienes "cacerolearon" no reclaman por las gigantescas tarifas del celular o del cable, pero se alteran si por el gas deben pagar mensualmente el equivalente a cuatro pizzas en lugar de un café, como hasta ahora. Pero, confesémoslo, tampoco resulta explicable que, en medio del desastre, se sigan quemando billetes ante el altar de Fútbol para Todos y otros tantos agujeros negros.
La Justicia, ahora en defensa propia, mostró el ya pornográfico espectáculo de inexplicables millones de dólares en cajas de seguridad de la hija de Cristina Elizabet Fernández, que no ha trabajado en su vida mientras que sus padres sólo han sido empleados públicos desde hace treinta años y su hermano Máximo consiguió su primer conchabo en diciembre de 2015, como Diputado. La escena recordó a los allanamientos a la casa de los narcos mexicanos, donde se encontraron parvas de billetes escondidos en placards. Por esos detalles ocupacionales que me pregunto por qué el Juez que tiene en sus manos la causa por enriquecimiento ilícito de la ex Presidente no la llama ya mismo a indagatoria, ya que en ella es ésta quien debe demostrar la legitimidad de la gigantesca fortuna que tan impúdicamente exhibe ante un país en ruinas.
Porque así es: la Argentina está en ruinas precisamente porque Néstor y Cristina "fueron por todo" para robar sin medida. Los fondos que se encuentran en bóvedas, bolsones y cajas de seguridad, en casas, hoteles y campos, todos ellos una pequeñísima parte del monto del saqueo, faltan en hospitales, escuelas, viviendas, cloacas, rutas, y en gas, en represas y plantas de generación eléctrica, y otras miles de necesidades insatisfechas a lo largo y ancho del país. En realidad, nada de eso es nuevo, porque cuando ya se conocía el tamaño del latrocinio y llegaban valijas de dólares voladores, la hipocresía de la sociedad argentina hizo que se alzara con el 54% de los votos en 2011, producto de la fiesta de subsidios y de la emisión demencial.
Ante la dramática magnitud que ha adquirido el problema, me pregunto si también seremos hipócritas para enfrentar el narcotráfico -otra fuente de enriquecimiento de los Kirchner, como el juego- y dejaremos la solución en manos de policías como la de Provincia de Buenos Aires, autogestionadas para el delito. ¿Por qué no aceptamos que así no se alcanzará y que, por el contrario, iremos al horror final? ¿No ha llegado la hora de adoptar medidas heroicas? Tal vez, una salida sería la "militarización" de las policías, mediante la designación de oficiales en actividad y de alto grado de las fuerzas armadas para encabezarlas, sólo hasta tanto la corrupción pueda ser erradicada, algo que a Gran Bretaña le llevó diez años lograr con Scotland Yard.
Bs.As., 17 Jul 16 - Enrique Guillermo Avogadro - Abogado
ENVIADO POR SU AUTOR

viernes, 15 de julio de 2016

La moral retorcida del terrorista

Por Aníbal Hardy
El terrorismo se ha insertado profundamente en el campo de las tragedias que le tocan vivir al mundo del siglo XXI. La sociedad es víctima de este flagelo y es un hecho expresivo de violencia que se lo puede ver con sus más variadas formas de expresión y crueldad, como los terroristas de Hamas, Al Qaeda, ISIS, ETA del país Vasco, IRA de Irlanda, el movimiento radical chiíta libanés Hezbollah que fomenta la violencia y atiza las llamas del conflicto palestino-israelí, etc.
Este tema merece evocar una conferencia que se escuchó en la Universidad de Cambridge en 1998. El conferencista era el cardenal
Joseph Ratzinger, actual Papa Benedicto XVI. Habló sobre los supuestos fundamentos morales del terrorismo. Según Ratzinger, el terrorismo, sea cual sea su signo, es habitual que aparezca ligado a una moralidad desviada, que cuando intenta justificarse a sí misma "se convierte en una cruel parodia de los caminos y los métodos de la auténtica moral". La moral, dijo, para los terroristas no reside en el ser sino en una supuesta realidad de futuro. O sea que la moral está en "lo que no es". Concretamente, para aquellos que utilizan el crimen como medio para (a su entender) mejorar la historia, "moral" es lo que crea futuro. Y en este accionar va incluido el asesinato. La moral retorcida del terrorista, por lo tanto, sostiene que en su marcha hacia una
"humanización" total, todos los medios son legítimos. Aquella conferencia de Ratzinger fue pronunciada cuando aún no se había concretado el atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York. Fue en cierta forma una descripción de la mentalidad que puede llevar a extremos tales como ese.
También es bueno indicar que las palabras de Ratzinger coincidieron esencialmente con las expresiones utilizadas muchas veces por el papa Juan Pablo II. Como cuando sentenció: "El terrorista piensa que la verdad en la que cree es absoluta y supone que eso le otorga legitimidad para destruir cualquier cosa, incluso vidas inocentes". O cuando expresó: "El terrorismo nace de la convicción de que un hombre puede imponer a los otros su propia visión de la verdad. Pero la verdad, aun cuando supuestamente se haya alcanzado -y eso ocurre siempre de manera limitada y perfectible- jamás puede ser impuesta a otros mediante el crimen, pues eso significa violar la dignidad del ser humano y, en definitiva, ultrajar a Dios, de quien el hombre es imagen".
Ningún país del mundo, debe permitir que quienes se sintieran o se sienten dueños de la verdad absoluta, los que mataron o matan al barrer, esos fanáticos que invocando un futuro quimérico, encuentren amparo físico o ideológico en las sociedades que ellos mismos eventualmente luego destruirán. De la firmeza y racionalidad de los gobiernos, depende la protección de sus ciudadanos y así exterminar definitivamente el terrorismo, “la más triste y aberrante profesión del planeta”.
Abogado desde Formosa- ENVIADO POR SU AUTOR

Intento de golpe de Estado en Turquía

Se asegura que una facción del Ejército tomó el control del país después de ingresar a la televisión pública, tomar el aeropuerto internacional Ataturk, los puentes sobre el Bósforo y el palacio presidencial. Sería un golpe de Estado por sus formas, como admitió el propio primer ministro Binali Yildirim en un comunicado oficial. Los golpistas también han tomado como rehén al jefe del Estado mayor, Hulusi Akar. Mientras los militares dicen que se ha impuesto la ley marcial y el toque de queda en todo Turquía. Las fuentes del gobierno se contradicen al asegurar que el presidente Erdogan y el Gobierno continúan en el poder.
 En las calles se ven tanques desplegados.Y el presidente Erdogan ha pedido a los turcos que salgan a la calle para responder al golpe de Estado: "Insto a nuestra gente, a todo el mundo, a que llene las plazas del país para darle (al ejército) la respuesta necesaria", ha manifestado Erdogan en declaraciones por teléfono a la emisora CNNTürk. "Este golpe de Estado nunca tendrá éxito. Tarde o temprano será eliminado. Voy a volver a Ankara", ha agregado el presidente, que esta de vacaciones fuera del país. Según el diario el Mundo: "En un comunicado oficial, dicen que se trata de un "ataque contra la democracia turca" y que la declaración de golpe de Estado "no ha sido autorizada por el comando militar", para dejar claro que la cúpula militar no apoya la rebelión".
 Fuente: Portales españoles: El Mundo, El País y El Confidencial Publicado el 15 jul. 2016 Síganos en las Redes Sociales: Suscríbase: http://goo.gl/TSXMs3 Facebook: https://goo.gl/oetmPO Twitter: https://goo.gl/Mq2yVm Instagram: https://goo.gl/bOrMjG Categoría Noticias y política Licencia Licencia estándar de YouTube

jueves, 14 de julio de 2016

De la confrontación a la convivencia

Por Alejandro Sala
El gobierno encabezado por el ingeniero Mauricio Macri tiene la característica (no inédita, pero infrecuente en Argentina) de que no procura sustentarse políticamente en el apoyo de determinados sectores de la sociedad, en conflicto con otros segmentos. Macri no intenta dividir para poder gobernar. Evita las dicotomías, el “ellos y nosotros”, lo que se ha dado en llamar “la grieta”.
Ocurre que la división de la sociedad en bandos enfrentados es un fenómeno que deviene del fondo de la historia, no es algo que nació con el kirchnerismo. La política de Macri consiste, sencillamente, en ignorar esa “grieta” y actuar de un modo razonablemente ecuánime. En el gobierno de Macri no hay descalificaciones ni privilegios hacia ningún sector. Macri practica una suerte de “horizontalidad” en el trato con las diferentes corrientes que forman parte del tejido social.
Esto es algo que incomoda mucho a los opositores, específicamente a las diferentes vertientes en las que se ha dividido el peronismo. No se sienten cómodos con una política que no los excluye, aunque no les dé un protagonismo central. Preferirían ser excluidos o perseguidos, para victimizarse. El peronismo no comprende la política en estos términos. Para el peronismo la política consiste en gobernar (y entonces hacer uso y abuso de los recursos del estado) o, desde la oposición, en confrontar con el gobierno con el fin de desestabilizarlo para tratar de llegar al poder. Pero lo que el peronismo jamás está dispuesto a admitir es la convivencia en términos “de igual a igual”. El peronismo no entiende que la democracia es a veces gobernar y convivir con la oposición o, alternativamente, ejercer la oposición y convivir con el gobierno. Para el peronismo, la política es confrontación. O se es peronista (o aliado al peronismo) y entonces, amigo, o se es no peronista, y entonces, enemigo. El diálogo, la negociación, el intercambio de acuerdos es incompatible con la cultura política peronista.
En general, el no peronismo siempre se dejó llevar al juego del peronismo, y eso explica por qué el peronismo sobrevivió tanto. La diferencia entre peronismo y no peronismo es la diferencia entre dialogar, convivir y negociar, y no hacerlo. Pero los grupos no peronistas siempre cayeron en la trampa de negarse a tener relaciones horizontales con el peronismo y entonces resignaban su propia identidad política, entrando en esa dinámica de confrontación que configura el terreno que más beneficia políticamente al peronismo.
Macri está mostrando la habilidad de salir de esa trampa. La duda que surge es si la sociedad lo va a acompañar. Porque la división de la sociedad en bandos enfrentados está muy arraigada en la cultura política argentina. La idea de que todos somos parte de un mismo sistema y que compartimos ciertas reglas de juego, que nos son comunes a todos, no es un concepto demasiado incorporado en el sentimiento y en la praxis de la comunidad.
Entonces, la propensión a confrontar aparece con mucha naturalidad en múltiples grupos, usualmente los que reivindican su pertenencia al autodenominado “campo popular”, que intentan mimetizarse con los intereses mayoritarios y buscan enfrentar a supuestas minoría conspirativas que furtivamente obtendrían beneficios ilegítimos por medio de la explotación de los débiles y desamparados.
La novedad de la gestión de Macri radica, entonces, en la disposición para convertir la confrontación en convivencia. Esto es diferente a lo conocido históricamente. La gestión de Macri tiene infinidad de puntos cuestionables. Pero la actitud política es irreprochable.
Y en gran medida eso es lo que está en debate en el actual proceso político: si se termina de establecer un sistema donde la norma sean las relaciones de convivencia horizontales, pacíficas y civilizadas, aun en el marco de la discrepancia, o vamos a volver a la confrontación salvaje y sin reglas, donde quien discrepa es un enemigo a quien hay que neutralizar y no negociar o buscar puntos de convergencia.

Las elecciones de 2017 van a ser un testeo de esa opción. Por un lado, el gobierno, tratando de aglutinar a quienes están dispuestos a tratar de consolidar el modelo convivencial y, enfrente, diferentes versiones del peronismo, compitiendo entre sí para asumir la representación de un modelo de confrontación. De cómo se dirima esta opción dependerá, en buena medida, el rumbo que el país tome en etapas posteriores.
ENVIADO POR SU AUTOR

miércoles, 13 de julio de 2016

La verdadera misión de Theresa May: parar el Brexit

Foto: La futura primera ministra del Reino Unido, Theresa May. (Reuters)
Todo el mundo habla de la difícil tarea que espera a la nueva jefa del Gobierno de Su Majestad: sacar a su país de la Unión Europea con el menor daño posible para sus intereses. Pero yo creo que la misión que realmente le han encomendado es aún más complicada: hallar el modo de que esa salida no se produzca nunca, con el menor daño posible para la autoestima de la democracia británica.
Pero antes, despidamos como se merece a David Cameron, el peor primer ministro de la historia desde Neville Chamberlain (aquel que fue incapaz de impedir la guerra con su medrosa política de apaciguamiento frente a Hitler y en los primeros meses de la contienda se puso al borde de la derrota militar).
La hoja de servicios del tal Cameron es un monumento a la ineptitud. Prometió erradicar el déficit y la deuda y sus datos son deplorables: 4,4% de déficit y 89% de deuda pública. Ofreció progreso y crecimiento y ha suministrado desplome de los salarios y estancamiento de la economía. Se comprometió a preservar la unidad nacional y nunca el Reino Unido estuvo tan cerca de la escisión como lo está ahora.
Y la traca final, el referéndum suicida sobre el Brexit. Hoy saldrá de Downing Street y de la historia por la puerta de atrás, dejando al país empantanado en su peor crisis desde la guerra: incertidumbre económica, una marea de racismo y xenofobia, una extrema derecha rampante, los liderazgos políticos desacreditados y una sociedad amargamente dividida ante un horizonte oscuro. Y lo peor que puede pasarle a un orgulloso cachorro de la muy orgullosa clase alta inglesa: despreciado por los suyos, que lo recordarán como un completo idiota.
¿Aún es posible evitar el Brexit? No resultará sencillo, pero estén seguros de que lo van a intentar. De hecho, si la reacción de los mercados ha sido menos violenta de lo que se esperaba es porque en las altas esferas de la política y las finanzas crece cada día la determinación de detener ese disparate.
Hay un puñado de razones para pensar que la verdadera encomienda de la señora May no es encauzar el Brexit, sino sortearlo:
Primero, los enormes intereses económicos que están en juego. La City no es ninguna broma y hay operaciones multibillonarias comprometidas por este asunto. Está muy claro que los poderosos del mundo -al menos, los del mundo occidental- no quieren Brexit.
Además, como observa un buen análisis del blog Agenda Pública, en esta tensión entre la Inglaterra retardataria del norte y la cosmopolita del sur, las élites londinenses no se someterán servilmente a los designios de la plebe: 'The mob cannot rule'.
La retirada de la Unión no es un efecto automático del referéndum. No solo porque este no es jurídicamente vinculante, sino porque para apretar el botón de la separación tienen que encadenarse varias decisiones políticas: la iniciativa es del Gobierno británico, presidido por una partidaria del 'remain'; y se precisa el respaldo de la Cámara de los Comunes (en la que todos los partidos y tres de cada cuatro diputados están por la permanencia) y de los parlamentos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Constitucionalmente, cualquiera de ellos puede paralizar el proceso de salida. Y ganas de hacerlo no les faltan, eso está claro.
Por otra parte, las fuerzas del Brexit han quedado políticamente descabezadas. Todos sus líderes han ido saltando del barco que fletaron:Jonhson, Farage, Andrea Leadsom... Entre la necedad de Cameron y la demagogia de todos ellos, alimentaron a una criatura peligrosa que ahora no se atreven a manejar. “¿Quién gestionará el NO?”. La respuesta británica a esa pregunta está a la vista: nadie.
Así pues, una posible operación para meter al Brexit en vía muerta o revertirlo a medio plazo quizá tendría resistencia social, pero sería realizable precisamente porque los dirigentes políticos obligados a defender el resultado del referéndum han huido por miedo y por vergüenza.
Pulsar el botón del artículo 50 del tratado supone no solo poner en marcha la retirada de la UE, sino desencadenar la fragmentación del Estado. Los escoceses han dejado muy claro que si los obligan a elegir, prefieren ser europeos que británicos. Y reviviría con fuerza la causa de la reunificación irlandesa fuera del Reino Unido, amortiguada hasta ahora por la pertenencia de las dos Irlandas a la Unión Europea.
¿Qué gobernante, pudiendo evitarlo, se hará responsable de apretar ese gatillo sabiendo que se lleva por delante no solo la economía del país sino su integridad territorial? Pasados unos meses tras el referéndum, ¿cuántos diputados conservadores, laboristas, liberal-demócratas o nacionalistas escoceses o norirlandeses prestarán su voto para emprender esa aventura?
Lo único que necesita May para que el Brexit muera antes de nacer es tiempo y una coartada convincente. Ambas cosas se las tienen que proporcionar desde Bruselas y Berlín.
Ahora se inicia una negociación tirante, larga y compleja. En ella se verá que si se activa el Brexit, en el mejor de los casos el Reino Unido se vería abocado a uno de estos dos modelos:
El noruego, que consiste en quedarse fuera de la UE pero dentro del mercado único, lo que implica someterse a sus reglas pero sin participar en las decisiones; y además, contribuyendo al presupuesto comunitario. Pagar sin decidir, que es lo que más odian los británicos. O el canadiense, limitándose a firmar un tratado de libre comercio con la UE que impediría la libre circulación de personas pero liquidaría gran parte del negocio europeo de la City de Londres.
Ambos desenlaces son indiscutiblemente peores para el Reino Unido que el estatus actual. Y ya se encargará la primera ministra, con la ayuda de Merkel, Hollande e incluso Obama y después Clinton, con un palo y una zanahoria, de que esta vez los británicos lo perciban con toda claridad.
Tras el 23-J, se ha visto el pánico en los rostros de los dirigentes del Reino Unido, pero ellos también han visto el miedo en el resto de Europa. ¿Qué hará Theresa May? Lo primero, ganar tiempo para que se enfríe lo del referéndum. Mientras tanto, negociar fieramente -como ellos saben hacerlo- para extraer aún más concesiones, excepciones y privilegios a cambio de quedarse dentro del club. Y finalmente, aprovechar el vacío de liderazgo que han dejado los cobardes promotores de la eurofobia y convalidar en las urnas la muerte del Brexit mediante unas elecciones generales, un segundo referéndum o ambas cosas consecutivamente.
Es lo que haría Thatcher. Y si lo hace la señora May, además de cumplir la verdadera misión que implícitamente se le ha encargado, exhibirá una vez más ese inefable talento británico para transformar una cagada monumental en un buen negocio.
FUENTE: http://blogs.elconfidencial.com/espana/una-cierta-mirada/2016-07-13/mision-theresa-may-brexit-reino-unido-union-europea_1232071/

ARCHIVOS DE TEMAS DEL BLOG