domingo, 25 de junio de 2017

Un día de furia. Por Enrique Guillermo Avogadro

“Y un horizonte de perros ladra muy lejos del río” Federico García Lorca

Debo pedir disculpas por la gran demora que se produjo en la remisión de mi nota anterior, debido a un problema en el motor de envío. Como recordará, lamenté en ella el lugar y la forma de la convocatoria, para el martes 20 y en Comodoro Py 2002, de una marcha ciudadana en reclamo de una Justicia independiente, seria y rápida.
Tal como dije que haría, concurrí y me llevé algunas sorpresas. La primera, el número de los asistentes; desde el llano resultó imposible calcularlo, pero una fotografía tomada por un dron permitió más tarde descubrir que la multitud colmaba totalmente la ancha avenida Py; además, en el momento en que emprendí la retirada, comprobé que muchas personas recién llegaban, como había sucedido el 1° de abril. La segunda, penosa, fue la casi total ausencia de jóvenes. Finalmente, el enorme compromiso que ha asumido una gran franja de la población frente al principal problema de nuestro sistema político: la corrupción, la ignorancia y la lentitud que afectan al Poder Judicial, salvo honrosas excepciones.
Muchos de los carteles que portaba la multitud hacían referencia al Juez Sergio Moro, de Curitiba, que ha logrado enviar a la cárcel a cientos de políticos y empresarios corruptos, incluyendo la invitación al magistrado para trasladarse a la Argentina. Me recordaron otros, que pude ver en las manifestaciones brasileñas a fines de 2015, que proponían a Mauricio Macri como candidato a presidente de nuestro vecino país.
Tengo la infantil esperanza que el mensaje de la calle haya llegado a los ojos y oídos de los magistrados, ausentes ese día del emblemático edificio, y los hagan tomar conciencia del riesgo personal que asumen al convertir a la República y a la Constitución en sendas cáscaras vacías. Mientras sigan garantizando la impunidad y fallando con arreglo a intereses bastardos, la Argentina no tendrá futuro alguno.
De todas maneras, sigo insistiendo en una nueva convocatoria a la ciudadanía para reunirnos un día de semana, en Plaza Lavalle, donde están las sedes de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura, para elevar el tono de la protesta frente a quienes son los máximos responsables del desquicio. En la medida en que el lugar está en obras, que no terminarán antes de la feria de invierno, habrá que dejarla para los primeros días de agosto, cuando se reanuden las actividades judiciales.
Mientras la concentración del 20 se llevaba a cabo, Cristina presentó en sociedad a su nuevo “espacio” –el FUCK- con un show unipersonal y rodeada por los personajes más repudiados de la panoplia en que se exhibe la de la política local. Resultó un acto verdaderamente escuálido, en un estadio de fútbol pequeño, montado sobre la movilización de los masoquistas aparatos del PJ, al cual la ex Presidente excluyó a propósito de su armado; esa es la peor pesadilla de los intendentes que todavía la acompañan, porque los privará de usar las imágenes de Perón y Evita, la marchita y el escudo, tan caros al corazón de los más pobres.
Esta noche, finalmente se sabrá, sobre todo en territorio bonaerense, quiénes serán los candidatos que competirán en octubre por las bancas legislativas que entrarán en disputa, previo tránsito por las inútiles primarias de agosto. El día de furia se vivirá, mientras tanto, en el interior del Frente Unión Ciudadana Kirchnerista, cuando los casi cuarenta kapos que han jurado apoyar a Cristina en su tentativa de llevar a sus fieles a la Legislatura, vean cómo han quedado las listas verdaderamente importantes para ellos, es decir, cómo se integrarán sus respectivos concejos deliberantes.
La razón es simple, ya que de esos organismos depende la supervivencia del cacique que comanda el municipio. Si no quedaran conformes, la “traición” volverá a primer plano, como sucedió en 2015, cuando los punteros repartieron boletas cortadas, dejando fuera a la fórmula Anímal Fernández-Gabriel Mariotto.
En octubre, si bien es cierto que quienes pondrán más bancas en juego serán el kirchnerismo y el massismo, debido a que deberán renovar aquéllas que ganaron en 2011 y 2013, el país necesita confirmar que algo ha terminado, y que no existe riesgo inmediato de un retorno del populismo, el fantasma que espanta –al menos, hasta entonces- a los inversores, casi tanto como la inexistencia de una Justicia digna de tal nombre.
Que entre los interesados fieles de Cristina impera un cierto desánimo lo prueban los aullantes caninos que repudian un cambio en el tema de los derechos humanos tuertos que, presumen, se produciría a partir de un triunfo del oficialismo. Los máximos voceros de esos perros, encabezados por Horacio Verbitsky, se rasgan las vestiduras ante una eventual desfinanciamiento de los instrumentos de venganza que consiguieron durante el kirchnerismo, mientras denuncian una severa modificación en la postura estatal frente al drama de los 70’s; tal vez, estén previendo ya que, cuando la Corte Suprema deba volver a fallar en un caso de “2x1”, Carlos Rosenkrantz, Horacio Rosatti y Elena Highton de Nolasco resolverán sostener su impecable postura y, consecuentemente, que el adefesio legal votado casi por unanimidad para impedir su aplicación a los militares acusados de delitos de lesa humanidad es inconstitucional.
Hasta el momento, esa alteración no se percibe en la calle, ya que algunos jueces integrantes de la nefasta Justicia Legítima, siguen ordenando detenciones por hechos ocurridos hace más de cuarenta años y continúan los fallecimientos de ancianos militares en cautiverio. El caso más reciente y paradigmático fue el encarcelamiento de los extremadamente jóvenes oficiales que comandaron el operativo de rescate de un secuestrado en una “cárcel del pueblo”, cuyos custodios no hesitaron en asesinarlo cuando llegaron las fuerzas del orden y cayeron combatiéndolas; el hecho derivó en la tentativa de suicidio de un señor Coronel, que intentó dejar un mundo en el que la verdadera Justicia ha dejado de existir.
Pero no sólo aquí se cuecen habas. La reunión de la OEA que acaba de celebrarse en México se transformó en una vergüenza por obra y gracia de los países que se dicen campeones de los derechos humanos. La feroz tiranía de Nicolás Maduro, que ya ha matado a setenta y ocho personas en casi tres meses de protestas pacíficas, evitó la condena regional gracias a los votos negativos de Bolivia, Ecuador y Nicaragua, acompañados en esa deshonrosa actitud por las pequeñas naciones del Caribe que continúan recibiendo el petróleo que se ven obligados a regalarles los hambrientos y masacrados venezolanos.
No dudo de la victoria de Cambiemos en las elecciones de octubre, y exhorto fuertemente a los cobardes dueños del capital nacional a que, si no lo hicieron antes por miedo, empiecen a invertir en su país cuando eso ocurra. Si no lo hacen, si no apuestan al futuro, el retorno del populismo ladrón será una profecía autocumplida y la Argentina se habrá suicidado nuevamente.
Bs.As., 24 Jun 17
ENVIADO POR SU AUTOR 

viernes, 23 de junio de 2017

¿Cuándo estallará la superburbuja europea? Nick Giambruno

El nuevo presidente de Francia no puede mantener unida a la Unión Europea.
A principios de mayo, Francia eligió al atractivo globalista Emmanuel Macron. Su victoria dio un impulso a corto plazo a la UE, aunque no cambió los problemas esenciales del megaestado artificial de Europa.
Doug Casey está de acuerdo:
La UE se construyó sobre arenas movedizas, condenada al fracaso desde su inicio. La idea estaba condenada porque los suecos y los sicilianos son tan diferentes entre sí como los polacos y los irlandeses. Hay diferencias lingüísticas, religiosas y culturales y grandes diferencias en los niveles de vida.
Las construcciones políticas artificiales nunca duran. La UE es buena para las “élites” en Bruselas, no tanto para el ciudadano medio.
Entretanto, hay una fuerza centrífuga incluso dentro de estos países europeos. En España, vascos y catalanes quieren independizarse y los escoceses quieren hacer que Reino Unido esté algo menos unido.
Tenemos que recordar que antes de Garibaldi Italia era un mosaico de pequeños ducados y principados en el que cada uno hablaba su propio dialecto del idioma italiano. Y lo mismo pasaba en lo que ahora es Alemania antes de Bismarck en 1871.
Hay más posibilidades en el futuro de que los países que permanezcan en Europa se dividan frente a que se integren artificialmente.
Creo que es imposible que la Europa de mañana se parezca en algo a la imagen siguiente.
Una visión absurda de Europa.
Es mucho más probable que Europa se divida y acabe pareciéndose al mapa siguiente. Éste muestra cómo sería Europa si tuvieran éxito todos los actuales movimientos separatistas.

Europa si todos los movimientos separatistas actuales tuvieran éxito.
Ahora mismo, Italia es el eslabón más débil de Europa
Italia tiene uno de los gobiernos más endeudados del mundo. Tiene una deuda por encima de los 2400 millones de dólares. Su relación deuda-PIB se dirigir al 130%. (Por comparar, la relación deuda-PIB de EEUU es del 104%).
Pero la situación es en realidad mucho peor.
El PIB mide la producción económica de un país. Sin embargo es enormemente engañoso. Los economistas ortodoxos consideran el gasto público como positivo cuando calculan el PIB. Una aproximación más honrada lo consideraría como muy negativo.
En Italia, el gasto público asciende a más del 50% del PIB. Si eliminamos esto del cálculo, sospecho que veremos lo desesperadamente insolvente que es realmente el gobierno italiano.
En otras palabras, Italia está arruinada.
No veo cómo podría obtener el gobierno italiano lo suficiente en impuestos a la parte productiva de la economía para pagar alguna vez lo que ha tomado prestado.
Entretanto, los bonos del gobierno italiano están en una superburbuja
Actualmente ofrecen rendimientos cerca de su mínimo histórico. (Cuando suben los precios de los bonos, bajan los rendimientos de los bonos).
El equivalente a un billón de dólares en bonos italianos tiene en realidad rendimientos negativos.
Es una situación extraña y perversa.
Prestar dinero al quebrado gobierno italiano conlleva enorme riesgos. Así que los rendimientos sobre los bonos del joven italiano deberían estar cerca de máximos históricos, no de mínimos históricos.
Los rendimientos negativos no podrían existir en un mercado libre. Solo son posibles en la actual economía de “Alicia en el país de las maravillas” creada por los banqueros centrales.
Veréis, el Banco Central Europeo (BCE) está imprimiendo dinero para comprar bonos del gobierno italiano uno tras otro. Desde 2008, el BCE y los bancos italianos han comprado más del 88% de la deuda pública italiana, según un estudio reciente.
Esto es asombroso. Significa que sistema financiero de Italia depende completamente de la impresión de dinero del BCE.
Los bonos del gobierno italiano están, sin duda, en el territorio de una superburbuja. No tardará mucho en aparecer un alfiler que pinche esta burbuja y… estalle.
Esto podría pasar pronto.
Este mismo mes, la agencia de calificación de crédito Fitch degradó la clasificación de crédito de Italia de BBB+ a BBB.
Y Mario Draghi, el jefe del BCE, anunció recientemente que después de cinco años de impresión maníaca de dinero por fin ha logrado su equivocado objetivo del 2% de inflación.
Casey continúa:
La inflación es una de las palabras peor utilizadas, pocos siquiera piensan acerca de su significado real. ¿Qué es inflación? “Bueno, son precios subiendo”. No, no lo es. Decir eso es confundir causa y efecto. Inflación es un aumento en la oferta monetaria. Se infla cuando la oferta monetaria aumenta en más de lo que aumenta la riqueza real.
Los precios aumentan como consecuencia de esto. La gente ha olvidado eso. Hoy la inflación parece venir de la nada, como una tormenta repentina. Sin causa. Salvo que se culpe al carnicero, o al panadero, o a una malvada empresa petrolera. Nadie piensa nunca que es un banco central (la Fed en EEUU) el que realmente crea más dinero y causa inflación.
Habréis escuchado que los bancos centrales están intentando crear un poco de inflación porque, dicen, “un poco de inflación es bueno”. No, incluso un poco de inflación es mortalmente venenoso. El ahorro es la base de la creación de capital.
La gente que dice que un poco de inflación es bueno es gente loca y peligrosa.
Ahora que el BCE ha llegado a su objetivo de inflación de 2%, Alemania y otros países de la UE están empujando al banco central a dejar de imprimir tanto dinero.
Es lo último que quiere el gobierno italiano. Recordad que el BCE compra muchos bonos del gobierno italiano con esos euros recién imprimidos.
Si el BCE deja de comprar bonos del gobierno italiano, ¿quién lo hará? La respuesta es nadie. Los bancos italianos ya están completamente saturados de bonos públicos.
Alemania quiere que se detenga la impresión de dinero. Italia quiere que continúe.
Pero como el BCE ha alcanzado su objetivo declarado de inflación y Alemania tiene unas elecciones cruciales este mismo año, creo que Alemania se impondrá. Son noticias muy malas para el gobierno y el sistema bancario de Italia.
Una vez desaparezca el BCE (el único gran comprador), los bonos públicos italianos se desplomarán y los tipos aumentarán.
Al gobierno italiano pronto le será imposible financiarse.
Los bancos italianos (que ya son insolventes) se verán diezmados. Tienen un total estimado de 235.000 millones de euros en bonos del gobierno italiano. Así que el inminente desplome de los bonos golpeará duro en sus balances.
Se está preparando un estupendo descarrilamiento.
Creo que pronto veremos una crisis completa en Europa.
¿Por qué deberían preocuparse los estadounidenses o cualquiera fuera de Europa?
Es fácil.
La UE es la mayor economía del mundo.
El euro es la segunda divisa más utilizada en el mundo.
Caos financiero en Europa significa caos financiero en todo el mundo.
El Financial Times comentaba lo que ocurriría si la UE colapsara: “Probablemente llevaría a la sacudida económica más violenta de la historia, empequeñeciendo la quiebra de Lehman Brothers de 2008 y el crash de 1929 de Wall Street”.
Una crisis en Europa enviaría una señal letal de aviso a todas las divisas y bolsas del mundo. A esta podría seguirle una confusión política sin parangón, mucho peor que la de 2008.
FUENTE: http://www.miseshispano.org/2017/06/cuando-estallara-la-superburbuja-europea/
DESDE MISES HISPANO

United Kingdom: Hung parliament fuels hopes of softer Brexit as negotiations begin in earnest

Resultado de imagen para inglaterraThe result of the 8 June general election, which saw Theresa May’s Conservative Party lose its absolute parliamentary majority and be forced to lean on the Democratic Unionist Party (DUP) in order to govern, has likely increased the probability of a slightly softer exit from the European Union.
The shock result has changed the balance of forces within British politics; the Prime Minister arguably didn’t receive a clear mandate from voters to pursue her vision of Brexit, which involved prioritizing a curtailment of European immigration. At the same time, the pro-EU Chancellor Philip Hammond, who before the election was widely considered to be about to lose his job, has remained in his post and emerged fortified. At the recent Mansion House speech, the Chancellor called for a “comprehensive agreement for trade in goods and services” and highlighted the importance of brokering a transitional arrangement before a final trade deal is struck, contrasting starkly with the Prime Minister’s past remarks that “no deal is better than a bad deal”. The Labour Party, which has also been reinvigorated by the election and now has greater clout in Parliament, is in favor of placing greater emphasis on establishing strong trading links with the EU; party leader Jeremy Corbyn has repeatedly called for a “jobs first” Brexit.
British firms have also become emboldened since the election, with five business organizations recently arguing in a joint letter for tariff-free trade in goods, “minimal” customs formalities, harmonized regulations and the easy transfer of labor between the island and the continent. The letter also underlined the vital importance of an interim deal, in order to anchor confidence in the economy and provide greater forward visibility to companies operating in the UK. Any Brexit agreement which focuses more on trade integration than quashing immigration is likely to be beneficial for the British economy, which is highly interconnected with the rest of the European Union and relies on foreign labor to plug skill gaps in the UK labor market.
A transitional arrangement is likely to be all the more necessary, given that the UK and EU negotiating teams agreed at the first formal Brexit meeting on 19 June to hammer out the terms of separation before discussing commercial relations. This leaves precious little time to finalize a trade deal before the UK leaves the EU in March 2019. Although there is likely to be substantial common ground on the issue of citizens’ rights, agreeing on a financial exit settlement could prove more arduous. The longer talks on the exit terms drag on for, the more likely it becomes that firms will deter investment in the UK and enact contingency plans to move some operations to the continent. This would have a detrimental effect on domestic demand, which is already looking shaky due to higher inflation dampening private consumption.
Although the election has caused the pendulum to swing slightly away from clamping down on immigration towards ensuring more frictionless trade, the UK is still on course to leave both the Single Market and the Customs Union. The Conservative Party has been clear in this regard, and although the Labour Party and the DUP have been slightly less forthcoming, neither party is proposing that the UK remain a part of either structure. This would inevitably lead to the reestablishment of some form of tariff and non-tariff barriers between the UK and the EU, however limited, which would reduce British economic activity and hamper export-oriented firms.
On the domestic front, the election result hasn’t resulted in a significant shift in policy making. The Queen’s Speech on 21 June, which sets out the government’s legislative agenda for the next two years, made clear how much of Parliament’s time will now be occupied by Brexit; no fewer than 8 of the 27 bills presented were Brexit-related, with no new significant domestic tax and spending commitments. As Chancellor Philip Hammond recently reiterated in the Mansion House speech, the government remains committed to eliminating the budget deficit by the middle of the next decade.
One key question, which could affect both Brexit negotiations and domestic policy decisions, is whether the new government will be able to go the distance. The agreement between the Conservatives and the DUP has yet to be finalized, and it isn’t certain whether the deal will resemble a mere “confidence and supply” arrangement or a full-blown coalition. The former, which would involve the DUP backing the government in no-confidence votes and supporting key legislation, could prove more unstable. In addition, there are already doubts over how long Theresa May can continue as leader of the Conservative Party. A change of leader midway through the parliament could possibly lead to another general election, heaping more uncertainty onto an already highly shaky political panorama and unnerving investors.The Central Bank expects the economy to expand 2.0% in 2017 and 1.6% in 2018. This month, FocusEconomics’ panelists have upgraded their GDP projection for 2017 and our Consensus Forecast now foresees 1.7% growth—unchanged from last month’s estimate. The Consensus Forecast shows GDP expanding 1.3% in 2018.
Author: Oliver Reynolds, Economist

Fuente: http://www.focus-economics.com/countries/united-kingdom/news/politics/hung-parliament-fuels-hopes-of-softer-brexit-as-negotiations
ENVIADO por Focus Economics - (www.focus-economics.com)- Barcelona España

jueves, 22 de junio de 2017

Los pilares de la sucesion politica en Cuba. Por Pedro Roig



ENVIADO DESDE VENEZUELA

¿Estamos invirtiendo en el fin de la humanidad?

alt_textAd portas de coronar a la primera empresa trillonaria del mundo y al primer trillonario de la historia.
Ambos casos provienen de la industria tecnológica – la empresa es Apple Inc (AAPL) y el trillonario es Jeff Bezos, dueño de Amazon (AMZN).
Eso no es coincidencia.
Las tecnologías emergentes, que se veían como fantasía hace una década, se están convirtiendo en realidad rápidamente. Y en el proceso, se están generando enormes cantidades de riqueza.
Claramente, como inversores, no podemos quedarnos debajo de esta bonanza histórica ¿verdad?
O mejor dicho, no debemos ¿o no?
Una dosis de moralidad para el mundo Tech
“El internet y la tecnología en general, sólo nos han dado nuevas plataformas para que la ira, lujuria, gula, avaricia, vanidad, soberbia y pereza” – Mike Dover, Dante’s Infinite Monkeys: Technology meets de 7 Deadly Sins.
En efecto, la tecnología se ha transformado en el epicentro de la creación de riqueza en los mercados. Pero nadie se ha detenido a pensar que no toda la tecnología – y por lo tanto, no todas las ganancias que provienen de ella- son buenas.
Dicho de otra manera: ¿existe la tecnología malvada?
Antes de que me tomes por un loco apocalíptico, considera que soy un inversor experto en tecnología y venture capitals.
Mi trabajo depende de encontrar oportunidades de inversión en nuevas tecnologías. Por lo tanto, me estoy disparando en los pies con lo que estoy diciendo.
Eso quiere decir que al convencerte de que la tecnología a veces es mala, estoy poniendo en riesgo mi fuente laboral.
Por otro lado, recuerda que “malvado” no es necesariamente algo tan grave.
La RAE define la palabra malvado implemente como “aquello que provoca daño”.
Si tomamos eso en cuenta, mi argumento cobra más sentido. Existe la tecnología que causa daño. Algunas de manera explícita, otras de forma solapada.
Pero si aún dudas de la noción de que no toda la tecnología es buena para la humanidad, deberías tomar en cuenta las palabras de expertos mucho más inteligentes que yo, que nos advierten sobre uno de los nichos más prometedores del mundo Tech hoy en día: la inteligencia artificial.
El famoso físico Stephen Hawkings declaró en BBC que “el desarrollo de la inteligencia artificial podría representar el fin de la raza humana”.
Mientras tanto, el multimillonario genio loco de Tesla, Elon Musk, ha comparado la inteligencia artificial con “invocar al demonio”, calificando a esta tecnología como “una amenaza contra el ser humano”.
¿Invertirías en el demonio, o en la destrucción de la raza humana? E incluso si lo hicieras, de qué te serviría si ya no existiría un mundo donde vivir…
Sus posturas son radicales, es verdad. Pero en el otro extremo, están quienes piensan que la tecnología no puede ser malvada, porque es sólo una herramienta. Al igual que el dinero, los avances tecnológicos son amorales, y sólo sirven para hacer el bien o el mal, dependiendo de quién la utilice y para qué.
Eso es cierto, pero con una salvedad: todas las herramientas – incluida la tecnología – tienen un propósito esencial, y por lo tanto, una moral implícita, que es cumplir ese objetivo y no otro.
Por ejemplo, una silla de ruedas está diseñada específicamente para ayudar a una persona, y una Ametralladora AK-47 fue creada para matar personas. No podemos separar la naturaleza bondadosa de la silla, ni la naturaleza destructiva de la Metralleta.
¿Por qué te estoy contando esto? Porque se está transformando en un tema urgente para cualquier inversor tech.
El mercado sin margen de error
Nos encontramos en una década en donde todos los ingredientes apuntan hacia una innovación acelerada y una agudización en la curva de adopción de nuevas tecnologías.
La mayor capacidad de procesadores, la miniaturización de microchips, almacenamiento en la nube entre otros, están cambiando rápidamente no sólo el mundo, sino la forma en la que nosotros nos relacionamos con él.
Mira esto:

En el pasado, las nuevas tecnologías solían demorarse décadas en alcanzar una penetración de mercado del 25%. Hoy les toma menos de 5 año. Indudablemente, estos plazos seguirán bajando en el futuro.
¿Qué quiere decir eso?
Nuestros antepasados tenían tiempo de digerir y procesar el potencial de una innovación tecnológica, porque estos avances tomaban tiempo antes de insertarse en sus vidas cotidianas.
Pero hoy, vivimos en un mundo en donde las nuevas tecnologías se adoptan con tanta rapidez que nos impiden evaluarlas desde un prisma ético, moral o de conveniencia para la humanidad.
Por algo periódicamente aparecen artículos en publicaciones de vida saludable, que advierten sobre los peligros de la TV, el uso de smartphones y otros dispositivos.
¿Por qué esas contraindicaciones no se evaluaron antes de lanzar el producto? Simplemente porque el tiempo no lo permite.
Una vez que una innovación tecnológica gana terreno, es imposible detenerse a pensar si es conveniente o no…simplemente penetra el mercado y se instala.
Si tomamos ese argumento y lo aplicamos a la inteligencia artificial, implica que una vez que exista un robot que piense por sí mismo y decida de manera autónoma, no habrá manera de parar la revolución y la humanidad estaría condenada de manera inmediata.
El desafío moral - financiero de la tecnología
Para ser claros, no estoy escribiendo hoy para protestar contra el progreso de la ciencia. Sencillamente planteo el desafío de evaluar la moralidad detrás de cada innovación antes de que sea demasiado tarde.
Desde ahora en adelante, vamos a tomarnos el tiempo en esta vitrina para explorar estos problemas morales en un montón de tecnologías emergentes – incluyendo la inteligencia artificial, drones, robotica, criptomonedas, realidad virtual, ciber seguridad e incluso genética.
Mientras los medios financieros tradicionales sólo consideran el poder de ganancias de estos avances tecnológicos, nosotros también nos enfocaremos en las amenazas que presentan, y las oportunidades de mejorar nuestra vida.
Esto implica que, en próximas columnas, estaremos recomendando también compañías que tendrán que ser filtradas por tu propia moral para invertir en ellas, y con esto no nos referimos a negocios ilegales, sino a innovaciones tecnológicas que, desde tu punto de vista o el mio, podrían considerarse nociva para la humanidad.
Con algunas no estarás de acuerdo, con otras yo mismo no estaré de acuerdo, pero como dijo Marvin Minsky, co fundador del laboratorio robótico del MIT de Harvard: “Nunca se entiende completamente algo si se analiza sólo desde el punto de vista propio”.
La meta no es concluir de manera definitiva si una inversión tecnológica es moral o no, el objetivo es impulsar ese ejercicio mental y mantener ese músculo del discernimiento de inversión bien trabajado.
Quizás te estés preguntando ¿Y las inversiones, y el dinero cuándo?
Tranquilo, seguirás recibiendo oportunidades ganadoras en el rubro de las nuevas tecnologías.
Pero a la hora de analizar el potencial de estos avances, y por lo tanto la posibilidad de ganancias que representan, tendremos que considerar el valor moral que ese producto tendrá para el mercado…porque terminará impactando el precio de sus acciones, nos guste o no.
Recuerda que, cuando se trata de mercado tecnológico, no somos sólo inversores, también consumidores. El 40% de los inversores de Morgan Stanley no son sus clientes – lo sé porque trabajé años allí-.
Pero te aseguro que el 99,9% de inversores en Facebook tiene cuenta en esa red social, o whatsapp en su teléfono.
El punto es: tenemos la habilidad y la responsabilidad como inversores de impactar el mañana. Nuestro dinero terminará decantando la balanza a favor o en contra de las nuevas tecnologías que podrían salvar a la humanidad o condenarlas.
Es momento de hacerse cargo de ese poder y, al mismo tiempo que ganamos dinero, empujar la nave en la dirección correcta.
Eso es inversión tecnológica sustentable en todas sus letras.
Nos vemos en el futuro,

Louis Basenese
Para El Inversor Diario

No hay que defender la industria nacional. Por Ivan Carrino

Por ser el padre del liberalismo, muchos creen que Adam Smith defendía a capa y espada a los empresarios.
Sin embargo, el lúcido pensador escocés advertía, ya en 1776, que:
“las personas de un mismo ramo comercial rara vez llegan a reunirse sin que la conversación termine en una conspiración contra el público, o en alguna maquinación para elevar los precios”.
Los empresarios no son ni buenos ni malos, pero como cualquier otro ser humano, están interesados en maximizar su bienestar individual. Si eso implica vulnerar los intereses de terceros, que así sea. De aquí la importancia que Smith, así como toda la tradición liberal posterior a él, le asignó a la competencia inherente a la economía de mercado.
En nuestro país, sin embargo, la advertencia de Smith sigue vigente. La opinión pública muestra una excesiva preocupación por el desempeño de la llamada “industria nacional”. Esto es aprovechado por los industriales, para avanzar en una agenda intervencionista que genera beneficios para ellos, pero a costa de todos los demás.
Las alarmas encendidas por el desempeño de la manufactura son algo contradictorias. En 2014, cuando el sector se contrajo 4,9% (VBP-INDEC), nadie ponía en duda el carácter industrialista del gobierno de Cristina Fernández. En 2016, cuando la caída fue del 4,8%, el clamor popular en contra de la “desindustrialización” fue ensordecedor.
Otra cuestión a tener en cuenta es que la mirada sesgada pro-industria no tiene mucho sentido hoy. Si bien en su momento se habló de países “industrializados” como sinónimo de “desarrollados”, en la actualidad los países donde mejor se vive tienen un sector manufacturero inferior al 25% del PBI. Los servicios explican cerca del 70%.
En Estados Unidos, la industria representaba el 29,4% del PBI en 1947, mientras que hoy representa solo el 13,8%. En ese período, la riqueza de los estadounidenses se multiplicó nada menos que por cuatro.
Este es el punto fundamental de nuestro análisis: lo relevante para que mejore la calidad de vida de la gente, no es el avance de un sector particular, sino de toda la producción. Y para ello no se necesitan “políticas activas” o proteccionismo, sino libertad económica.
Es totalmente insignificante si lo que se produce son bienes materiales o servicios. Si la economía crece, la prosperidad aumenta y se reduce la pobreza.
La agenda de los industrialistas implica restringir el comercio, otorgar subsidios y privilegios especiales. Todas estas “ventajas” las paga el consumidor, con precios más altos, y toda la economía, con una tasa menor de crecimiento.
Si el gobierno quiere cambiar en serio, tiene que abandonar por completo la idea de defender una industria nacional.
La industria ya está grande. Que compita sola, como hacemos todos.
Saludos,
Iván Carrino*
Para CONTRAECONOMÍA

lunes, 19 de junio de 2017

Manejo arbitrario de pensiones perpetúa las inequidades

Ante las evidencias de irregularidades en la masiva distribución de pensiones sin aportes por invalidez, el gobierno inició un proceso de revisión que generó mucha polémica. Cuando se otorga una pensión a quien no es inválido automáticamente se lo condena a la dependencia crónica del asistencialismo ya que tiene prohibido trabajar en la formalidad. En lugar de suspender la revisión, lo pertinente es mantenerla pero acompañada de instrumentos más eficaces de inserción laboral.
Las pensiones no contributivas por invalidez son prestaciones que se les otorga a personas que no realizaron aportes a la seguridad social, presentan un grado de discapacidad laboral superior a 76% y no disponen de ingresos o bienes que permitan la subsistencia de su grupo familiar. Se tramitan en el Ministerio de Desarrollo Social nacional y para obtenerlas se requiere un Certificado Médico Oficial expedido por un profesional de hospital público. Son incompatibles con un empleo formal, tanto asalariado como por cuenta propia.
Entre los años 2000 y 2015 se otorgaron más de un millón de estas pensiones. El grueso de este aumento se dio entre los años 2009 y 2014 cuando se incrementaron a razón de 130 mil por año. Actualmente, las personas subsidiadas con una pensión sin aportes por invalidez laboral representan el 2,6% de la población total.
Al considerar la distribución de pensiones por provincias se puede indagar sobre manejos discrecionales en su asignación y también sobre su impacto en el funcionamiento del mercado de trabajo. Según información del Ministerio de Desarrollo Social se observa que:
En 3 provincias (Santiago, Formosa y Chaco) el 8% de la población recibe una de estas pensiones por invalidez laboral y la tasa de inactividad laboral es del 41%.
En las 9 provincias que le siguen el 5% de la población recibe una pensión sin aportes por invalidez laboral y la tasa de inactividad laboral es de 29%.
En las 12 provincias de menor incidencia de estas pensiones el 2% recibe una pensión por invalidez y la tasa de inactividad laboral es de 24%.
Estos datos confirman las sospechas sobre discrecionalidad y fraudes. No hay una conformación de la población tan diferente como para justificar provincias con tasas de invalidez 4 veces superior a otras. Por otro lado, que en la mitad de las provincias entre el 3% y el 8% de la población tenga una incapacidad laboral por impedimento físico sólo podría explicarse por catástrofe natural o una guerra, considerando además que a estas personas hay que sumarles los inválidos laborales que reciben pensiones contributivas. No habiendo mediado ninguno de estos factores, es claro que las pensiones por invalidez, al igual que muchos otros programas asistenciales, fueron administradas de manera rudimentaria y con escaso apego al cumplimiento de las normas.
Pero, además, los datos muestran una estrecha asociación entre proporción de la población que cobra pensión por invalidez y la incidencia de la inactividad laboral. Es decir, a mayor tasa de pensiones sin aportes por invalidez, mayor tasa de inactividad laboral. Esto reflejaría que se procuró beneficiar con la distribución discrecional de pensiones sin aportes a las zonas más postergadas donde prevalecen bajas tasas de actividad laboral. Pero la realidad es que se contribuyó a perpetuar la pobreza y el atraso. Al otorgarle una pensión por invalidez a una persona que puede trabajar, además de inducirla a cometer un ilícito, se la condena a perpetuidad a no poder ingresar a la formalidad laboral. El Estado, en lugar de apoyarlos para que tengan la oportunidad de ser artífice de su propio progreso en base a su trabajo, promueve la ilegalidad y la dependencia crónica del asistencialismo. Seguramente que esta estrategia genera dividendos electorales a sus ejecutores, pero es a costa del atraso y la pérdida de dignidad de las personas.
Más allá de los errores cometidos por el actual gobierno, el proceso de revisión de las pensiones no debe desactivarse. Previamente es fundamental diferenciar situaciones y diagramar políticas acompañantes. Para las personas que no son inválidas pero están en situación de vulnerabilidad social es necesario poner a disposición otros programas que faciliten el acceso a un empleo asalariado o como cuenta propia. Para quienes sufren una invalidez, repensar las reglas y las formas de constatación que permitan una razonable evaluación de su situación socioeconómica.
imagen

Mareando la Perdiz. Por Enrique Guillermo Avogadro

"La mente es como un paracaídas. Sólo funciona si la tenemos abierta". Albert Einstein

Resultado de imagen para enrique guillermo avogadro
La sociedad tiene la legítima y justificada certeza de que el Poder Judicial, en especial el fuero federal domiciliado en Comodoro Py, le está mareando la perdiz, como reza el famoso dicho. Hace muchos, muchos años que es sabido que los magistrados encargados de investigar y, en su caso, castigar la corrupción sólo actúan cuando los denunciados pierden el poder; mientras tanto, y de eso puede contar mucho Lilita Carrió, los expedientes duermen en los cajones de los escritorios, a la espera de tiempos mejores para vender sus resultados al mejor postor.
A partir de diciembre de 2015, cuando quedó expuesto el monstruoso saqueo al que fue sometido el país por obra y gracia del matrimonio Kirchner, que organizó y comandó una gigantesca asociación ilícita para concretar el mayor latrocinio de su historia, se esperaba que los procesos adquirieran velocidad. Sin embargo, la ciudadanía asiste expectante a procedimientos cinematográficos –se llegó al extremo de perforar el suelo de la Provincia de Santa Cruz en busca de supuestos tesoros enterrados- que obtienen grandes titulares en la prensa y que, al día siguiente, son tapados por la aparición de nuevos escándalos, sin que los resultados concretos, entendidos como la detención de los delincuentes, aparezcan.
Los emblemáticos casos de los hoteles y de los inmuebles patagónicos, ahora agravados por el descubrimiento del Waldorf, son motivo de causas judiciales que tienen más de diez años de trámite, y su rol en los retornos de las coimas de la obra pública ha quedado demostrado más allá de toda duda. Pero, a diferencia de lo que sucede en Brasil, nadie ha ido preso por eso, y los autores y cómplices de tantos delitos no sólo siguen dando vueltas como pollos al spiedo sino que hasta se dan el lujo de viajar al exterior, dar cátedra de populismo y reírse a carcajadas de todos nosotros, mientras inscriben sus candidaturas al Congreso para obtener los salvadores fueros.
Los jueces federales realizan aparatosos allanamientos con anuncios previos y demoras que garantizan que los papeles y las pruebas desaparezcan o se adulteren, y ni siquiera cuando esas situaciones son confirmadas por filmaciones (como fue en “La Rosadita”, donde todos vimos por televisión cómo se llevaban alegremente bolsos y hasta computadoras) se activan las alarmas mentales que disparan acciones inmediatas. Así, ese ilusionismo malabar que realizan los magistrados aparece como un eficiente (hasta hoy) modo de adormecer la indignación popular.
Pero, claro, el abuso de ese proceder ha producido un hartazgo en la sociedad, que ha tomado conciencia de lo inerme y abandonada que se encuentra frente a la corrupción que la empobrece, la inseguridad cotidiana que la asesina y, sobre todo, a los abusos de poder del Estado y de quienes disponen de las influencias necesarias para torcer la realidad a su favor.
Muchos de los votantes de Cambiemos están hoy injustamente desilusionados por la presunta inacción del Gobierno, aunque éste poco pueda hacer al respecto sin obtener el acuerdo de otras fuerzas políticas en el Congreso; y sabemos cuántos legisladores, actuales y futuros, verían comprometidas su libertad y su fortuna si alguna de las posibles acciones prosperara. Baste recordar lo sucedido con el delincuente Juez Eduardo Freiler en el Consejo de la Magistratura o con la Procuradora General, Alejandra ¡Giles! Carbó, cuyo desplazamiento aún no ha logrado.
La más clara confirmación de esa generalizada certeza es la invitación a dos concentraciones –una, para esta misma tarde y, la otra, para el 20- frente a Comodoro Py 2002. No concuerdo con ellas por dos razones: la primera, su localización: la zona del puerto de Buenos Aires es complicada para llegar y para volver y, en ambos casos, no habrá nadie en los tribunales esos días, o sea, se protestará frente a un edificio vacío; la segunda, por la ineficiente y contradictoria difusión a través de las redes sociales, que garantiza el fracaso.
Mi propuesta, por el contrario, es realizar, con una grande y unívoca convocatoria previa, una manifestación en día hábil y a principios de julio en la Plaza Lavalle -y en las equivalentes de todo el país-, ante la cual se encuentran las sedes de la Corte Suprema y del Consejo de la Magistratura federal, cuyos integrantes deben ver y oír nuestros reclamos por ser los máximos responsables del desquicio que afecta al Poder Judicial.
En otro ámbito, el de la política, también nos están mareando la perdiz. La yunta Massa-Stolbizer aparece como inexplicable, tanto como la postura de Martín Lousteau, por ejemplo. Sobre la crisis del peronismo, lo mejor que he leído fue escrito el jueves por Carlos Pagni en La Nación (https://tinyurl.com/y7o7ond), quien explicó claramente qué significaba la formación del F.U.C.K. (Frente Unidad Ciudadana Kirchnerista) que presentó Cristina Fernández como nuevo instrumento electoral, dejándolo afuera con su historia, sus símbolos y hasta su famosa marchita; a la luz del documento fundacional dado a conocer el miércoles por la viuda de Kirchner, cabe preguntarse si, tal vez tanto como mentirosa compulsiva, no está rematadamente loca; porque, en términos normales, nadie puede negar a tal extremo los hechos comprobados y, sobre todo, cuál fue su verdadera herencia y cuánto ha perjudicado ésta al país.
En relación a la muerte de la señora Ernestina Herrera de Noble, producida esta semana, debo reconocer que soy tan iluso que, en algún momento, esperé que la ex Presidente y ese teórico ícono de los derechos humanos, Estela Barnes de Carlotto, tuvieran algún rasgo de decencia y, aunque fuera post mortem, le pidieran disculpas por la horrorosa persecución y el injustificable acoso de los que, conjuntamente con sus hijos, fuera objeto durante más de ocho años.
Cristina Kirchner apoyó la denuncia de apropiación de sus hijos que había formulado la jefa de las Abuelas de Plaza de Mayo contra la directora de Clarín, y llegó a amenazar con recurrir a tribunales internacionales si la acusada no era condenada aquí. La comprobada falsedad de la denuncia no resultó óbice para que la persecución continuara por años, como un arma más en la guerra contra la prensa que el kirchnerismo había desatado en 2008, a raíz de su posicionamiento frente a la demencial tentativa gubernamental de destruir al campo, que tanto nos costó a los argentinos.
Si bien vivimos una democracia representativa, nuestros derechos ciudadanos se extienden más allá del mero hecho de votar cada dos años. Debemos expresarnos, como lo hicimos pacífica y masivamente el 1° de abril, esta vez para decir a los jueces: ¡se acabó!; que deben cumplir con la ley y que llegó la hora de poner punto final y definitivo a su nefasto proceder que, sin dudas, actúa como una barrera infranqueable para nuestra transformación en una nación seria y desarrollada. Sólo de nosotros depende lograrlo.
Bs.As., 17 Jun 17
Enrique Guillermo Avogadro - Abogado

ENVIADO POR SU AUTOR

domingo, 18 de junio de 2017

Una oda al dólar barato

Felipe RamírezPor Federico Tessore
Buenos Aires, Argentina – Algo extraño está ocurriendo en la frontera. Los argentinos, en masa, visitan Chile y arrasan con sus comercios. Hoy el deseo de los argentinos no parece ser conquistar Chile… pero sí comprar todos sus bienes.
Vamos a las cifras:
En 2016 llegaron a Chile 2,9 millones de argentinos. En 2017 se espera que esta cifra llegue a 4 millones.
La mayoría de estas personas viaja a comprar.
Según el diario El Cronista las compras minoristas de argentinos en territorio chileno sumaron US$ 830 millones (unos AR$ 13.200 millones) el año pasado, solo contabilizando aquellas con tarjetas de crédito y débito.
Y según un informe de la Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo de Chile, las compras argentinas en el país vecino aumentaron 80% en 2016 versus 2015.
¿Por qué ocurre esto?
El gran inversor argentino Eduardo Costantini, hoy en la lista de las personas más ricas del mundo elaborada por la revista Forbes con un patrimonio de US$ 1.000 millones, parece tener la respuesta. Así lo cuenta el diario El Cronista:
“El dólar debería estar en $20, pero advirtió que ‘no va a ocurrir’. ‘El tipo de cambio está atrasado, lo que genera un efecto colateral en el gasto público’, planteó el empresario. En tanto, indicó que como consecuencia estamos promoviendo el gasto en el exterior”.
Como ves, la respuesta es muy simple. El dólar está barato en la Argentina, por lo tanto, a la hora de comprar bienes nos conviene viajar y comprar afuera.
Ahora, ¿se puede mantener esto por mucho tiempo?
En el Capítulo 2 de El Libro Negro del Dólar, el libro que publiqué un par de meses atrás, explico porque esto no puede ocurrir.
Vamos a un ejemplo:
Supongamos que el tipo de cambio de la Argentina y Chile es de 1 peso argentino cada 40 pesos chilenos. De este modo, si un Smart TV en nuestro país cuesta AR$ 10.000, en Chile debería costar CLP$ 400.000.
Ahora de golpe vamos a Chile y nos encontramos con que el televisor vale sólo CLP$ 300.000 en lugar de los CLP$ 400.000 que debería valer si las monedas estuvieran equilibradas.
Esto significa que en Chile un televisor cuesta 25% menos que en Argentina y hay dos posibilidades que explican esta situación:
1 – Los fabricantes chilenos son muy eficientes, producen y venden con menores costos. Lo que les permite cargar menores precios.
2 – No hay diferencias en los costos de producción del mismo producto, pero el tipo de cambio real entre Argentina y Chile no sería $ 40 (CLP) por cada peso argentino.
En esta última posibilidad, esto quiere decir que el peso argentino debería depreciarse un 25% para ubicarse en los CLP$ 30 por cada uno de los nuestros.
¿Cómo se daría este proceso?
De una forma muy simple e intuitiva. Si el comercio entre Chile y Argentina fuera totalmente libre, cada vez más argentinos comprarían televisores en Chile. Nadie los compraría en Argentina, ya que en Chile están un 25% más baratos.
Al hacer esto habría más demanda por la moneda chilena y menos demanda por de la moneda argentina. Por la simple ley de la oferta y la demanda, esto provocaría una depreciación de la moneda en argentina en términos de moneda chilena. Y de esta forma el tipo de cambio pasaría de $ 40 (CLP) a $30 (CLP).
De ser así, sería un proceso natural en el cual el mercado se encargaría de corregir esa distorsión de precios.
Por supuesto, claro, si hubiera total libertad de comercio entre un país y otro…
Sin embargo, sabemos que no existe libertad absoluta a la hora de comerciar, por lo que en la práctica nunca se va a llegar a una convergencia absoluta. Pero también aprendimos muy bien los argentinos que las distorsiones se pueden detener por un tiempo limitado, pero nunca para siempre.
Tarde o temprano explotan y se “solucionan”. Nuestra historia económica nos dio decenas de ejemplos de ese tipo. Y cuando estos procesos están relacionados al dólar, generalmente podemos ver una correlación con esta teoría de la “Paridad de Poder Adquisitivo”.
Si te interesa este tema, no dejes de leer el capítulo 2 del El Libro Negro del Dólar donde profundizamos este aspecto.
Y como inversor, toma en cuenta que esta situación no durará para siempre. Aprovecha esta ventana de oportunidad para comprar dólares baratos y comenzá a armar un portafolio diversificado.
Te deseo un excelente día de inversiones,
Federico Tessore
Director
Tessore Research

viernes, 16 de junio de 2017

El Momentum: la “ridiculez” más sensata para ganar en los mercados

alt_textLo que conocerás a continuación es la forma más “ridícula” e “ingenua” de enfrentar a los mercados, según los inversionistas más importantes del mundo.
Pero se equivocan, y hoy te contaré por qué.
El Índice MSCI Momentum de Estados Unidos es una entidad que se encarga de hacer seguimiento a las compañías cuyas acciones más han subido de precio en los últimos 12 meses.
En pocas palabras, el MSCI revela a los inversores las acciones que se encuentran “en su mejor momento” de manera estable, y que podrían convertirse en buenas oportunidades para sus carteras.
Te cuento esto porque, hoy, las acciones listadas en este Índice Momentum están en un alza histórica: llevan 11 días seguidos subiendo su precio, el rally alcista más largo del MSCI desde 1992.

Sin embargo, Bloomberg no ha tratado esta noticia con mucho optimismo. Según este medio especializado, este rally histórico sólo se produce por “los ilusos de siempre que persiguen acciones ganadoras” y agrega que esta estrategia falló en 2016 y registró pérdidas para este tipo de inversores.
Cuando leí eso, me indigné.
“Perseguir acciones ganadoras” es una frase que me hace enojar, porque hace sonar la estrategia como una tontería que sólo “los simples inversores minoristas” harían.
Es el típico discurso condescendiente de los llamados “especialistas” e “inversores muy serios” que abundan en los mercados. Desde su trono de la sabiduría, bajan un poco sus anteojos para mirarte por sobre el hombro e iluminarte con la verdad: “nadie gana dinero persiguiendo acciones ganadoras”.
¡Y la mayoría de inversores minoristas les creen! Después de todo, un analista con traje, corbata y gafas gruesas lo dijo junto a una pantalla llena de gráficos…así que debe ser verdad.
No lo es. Es literalmente una mentira.
Perseguir el Momentum de una acción es la estrategia más segura, responsable y ganadora que puedes usar en el mercado…pero casi nadie la sigue.
La mayoría de los inversores toman partido en el debate eterno entre crecimiento vs valor, pero nadie repara en que ambas métricas identifican el Momentum de una acción.
Por supuesto, hay datos objetivos que respaldan la conveniencia de las Acciones Momentum.
La información empírica demuestra que el Momentum es un factor decisivo en cualquier estrategia financiera de largo plazo.
De hecho, los retornos de las acciones que son factorizadas en base al Momentum han sido mayores a los que se basan en el crecimiento o el valor de las compañías en las que se invierte. Las acciones Momentum promediaron un 3% más que el mercado regular entre 1912 y 2014.

Es cosa de mirar los datos. Las ganancias están ahí y son superiores a cualquier otra estrategia.
Perseguir el Momentum de una acción debería estar en la primera página de cualquier manual de inversiones, y debería ser el primer consejo que un inversor minorista recibe al entrar a los mercados.
¿Y por qué nadie la usa?
La culpa es del Filtro Narrativo
A la hora de elegir una estrategia de inversión, nos auto convencemos con una historia, o bien nos convencen con una narrativa en particular.
Aquellos que eligen la estrategia del crecimiento, se convencen por el potencial de sus acciones de convertirse en gigantes de la industria. El próximo Apple, el próximo Facebook, el próximo Amazon
¿Quién no querría invertir en una idea así? Es increíblemente atractivo y apela a nuestra capacidad de soñar, a nuestra emocionalidad.
En el otro extremo, quienes optan por la estrategia de Valor apelan a la racionalidad, los números puros y duros. Buscan ganar dinero de manera segura, tomando el approach más científico, matemático y objetivo. Se inventan fórmulas, y fórmulas a partir de esas fórmulas, en un círculo interminable de cálculos hasta dar con la mejor opción.
Pero al mencionar el Momentum, una estrategia que consiste en invertir en las acciones más fuerte del último año, sin importar cuáles sean, y luego repetir el proceso una y otra vez, les parece ridículo. “Es tan simple que no puede resultar”.
Porque nada les gusta más a los pseudo filósofos de Wall Street que venderte la idea de que, en el mercado, sólo lo complejo puede funcionar.
Sí, claro…
Por lo demás, aplicar de manera correcta una estrategia de Momentum no es tan sencillo como lo pintan. Se necesita investigar a las compañías, medir cuánto tiempo ha durado su inercia positiva, y por sobre todas las cosas, ser valiente: atreverse a invertir en una acción a medida su precio va subiendo, y no al contrario.
Piensa en las últimas acciones Momentum en ser exitosas: Netflix, Facebook, NVIDIA ¿Te habrías atrevido a invertir en estos gigantes a medida subían su precio? Sin embargo, quienes lo hicieron, se llevaron retornos francamente espectaculares.
Esto demuestra que perseguir el Momentum de las acciones funciona, no importa lo que digan los “inversores serios” desde sus tronos en el Olimpo de Wall Street. Si te entrega dinero, poco riesgo y puedes sistematizarlo, entonces es un método válido, y esta estrategia cumple todos esos puntos.
Lo único que necesitas es dejar de escuchar el ruido ambiente del resto de los inversores, y seguir lo que funciona.
Un saludo,

Greg Guenthner
Para El Inversor Diario

El mito del capitalismo inmoral. Por Iván Carrino

Una serie de mitos rodean al liberalismo económico. Suele decirse, por ejemplo, que en un ambiente sin controles los empresarios cobran precios demasiado elevados, cuando en realidad la competencia que genera la libertad termina redundando precisamente en lo contrario.
Se argumenta, también, que la libertad promueve el empleo de máquinas que amenazan con destruir los puestos de trabajo, cuando no hay elementos empíricos que sustenten esta teoría.
Por último, se sostiene que la libre importación de bienes y servicios ocasionará desempleo, cuando en realidad lo que hace es aumentar el poder de compra de los trabajadores.
Estos son solo algunos de los tantos mitos y argumentos falaces que rodean a la economía de mercado.Todos ellos pueden refutarse con una buena argumentación, datos empíricos y acudiendo a principios sólidos de teoría económica.
Sin embargo, hay mitos y prejuicios que son más difíciles de desterrar. Uno de ellos es el mito del capitalismo inmoral.
“Solo te interesa que los números cierren”
Muchos estarán de acuerdo en que el sistema de mercado es el que mejores condiciones tiene para generar riqueza y prosperidad para el conjunto de la población. No obstante, no les gustaría para nada que los tilden de “liberales”, “pro-mercado” o, muchísimo menos… “neoliberales”.
Si se llegara ese punto, quedaría expuesto que a esta persona “solo le interesa el Excel, que los números cierren, pero no la gente”.
Esta idea está muy extendida. Incluso cuando pudiera aceptarse 100% que el capitalismo es el mejor sistema económico y que asigna los recursos de la mejor manera posible, todavía queda en el imaginario colectivo que, dado que está basado en el egoísmo y la propiedad privada, se trata de un sistema inmoral.
Ahora justamente ese concepto es el que dota de moralidad al liberalismo. Como sostiene Alberto Benegas Lynch (h), el liberalismo es el respeto irrestricto del proyecto de vida de los otros.
¿Por qué se sostiene eso? Porque la base del capitalismo es la propiedad privada.
Pero no se trata solamente, como diría Marx, de la propiedad privada de los medios de producción. La propiedad privada no es solamente un concepto económico y material, sino que es también un concepto filosófico y moral.
Respetar la propiedad privada de las personas no es solamente respetar su fábrica, su emprendimiento productivo o su dinero. Se trata también de respetar sus creencias religiosas, su forma de vestir, su manera de pensar, sus ideas políticas, su elección sexual... en definitiva, de respetar el proyecto de vida que los demás elijan, siempre y cuando ese proyecto no implique dejar de respetar el de un tercero.
Inmoral es el atraco
¿Qué tiene de inmoral eso? ¿Qué tiene de inmoral un sistema que, porque valora la propiedad, respeta las decisiones individuales de las personas? La alternativa a este sistema, llámese socialismo, intervencionismo, fascismo o populismo, siempre ha sido la de torcer las voluntades individuales y violentar las decisiones de la gente, en beneficio de las decisiones de grupos organizados.
En última instancia, la diferencia entre el liberalismo y el intervencionismo es la diferencia entre un sistema basado en las relaciones voluntarias y otro basado en relaciones hegemónicas, de poder, de coacción.
Es la diferencia entre una transacción comercial y un simple atraco.
El capitalismo no es un sistema que, como funciona en lo económico, deba ser defendido desde lo moral. En realidad, es al revés: dado que se trata de un sistema moralmente superior, es que genera los beneficios sociales que genera, en la forma de mayor crecimiento económico, mayor innovación y más prosperidad.
En la medida que los colectivos no se imponen a los individuos, que el estado no viola la libertad y la propiedad privada de los productores, es que aparece un marco para que, efectivamente, esa producción crezca.
Es la moralidad del capitalismo lo que lo hace un sistema económico superior, no a la inversa.
La inmoralidad del liberalismo no es más que otro mito que añadimos a una larga lista que, sin lugar a dudas, seguiremos escribiendo.
Saludos,
Iván Carrino
Para CONTRAECONOMÍA

jueves, 15 de junio de 2017

JUDÍOS DEL SIGLO XXI: OTRA DE MADURO

Por Luis Marin
Los chavistas “somos los nuevos judíos del siglo XXI, que persiguió Hitler. Así somos. No llevamos la estrella de David amarilla aquí (…) llevamos el corazón rojo de ganas de luchar y de pelear por la dignidad humana y los vamos a derrotar a estos nazis del siglo XXI, a estos fascistas”, declaró Nicolás Maduro por televisión, para sorpresa de quienes creían que ya no podría sorprender a nadie.
La verdad es que los judíos del siglo XXI viven en Israel, el Hogar Nacional Judío y cerca de dos tercios en la Diáspora, principalmente en EEUU, Canadá, Francia, Argentina, Rusia, Reino Unido, Sudáfrica y crecientemente en Australia, alcanzando recién el mismo número que existía antes de la destrucción de las comunidades judías europeas en la Shoá.
Y cada vez menos en Venezuela, donde la pequeña comunidad de alrededor de veinte mil almas se redujo a menos de la mitad durante este proceso y en Cuba, en que apenas quedan quinientos, en los países musulmanes tienden a cero y ninguno en los países árabes.
Es improbable que alguno sea chavista considerando que, sea lo que sea que se entienda por eso, si se juzga por los actos y dichos de Chávez, entonces, uno de sus rasgos esenciales es el antisemitismo visto que éste rompió relaciones con Israel maldiciéndolo y se paseaba extrañamente agarrado de manos con Mahmud Ahmadineyad, quien se propone “borrar a Israel del mapa” anunciando que esto “ocurrirá pronto”.
La segunda parte también es falsa además de vergonzosa porque en verdad el nazi-fascismo fue derrotado en 1945 sin que Venezuela disparara ni un tiro. Medina le declaró la guerra a Alemania al final, simbólicamente y pensando más en su propia supervivencia política ante el triunfo de las democracias que por hostilidad hacia el Eje, al contrario, es fácil rastrear la simpatía de los cuarteles hacia el militarismo prusiano, ni en balde su régimen sobrevivió al cese del fuego apenas un mes antes de ser derrocado por “la revolución de octubre”.
Por un lado resulta tranquilizador saber que la suerte del mundo libre no depende de países como Cuba o Venezuela que con seguridad no le aguantan ni un round a los auténticos nazi-fascistas, que en la vida real fueron derrotados por su archienemigo EEUU; por el otro, no deja de ser embarazoso imaginar qué pensaran los neonazis viendo a unos dictadores pintorescos de paisitos tropicales, donde hay monos y cocoteros, bravuconeando que van a derrotarlos, nadie sabe cómo ni con qué.
La aparente motivación de la botada de Maduro es una modalidad de manifestación de los venezolanos en el exterior que consiste en señalar a funcionarios o beneficiarios de su régimen que se encuentran en el exterior para que no pasen desapercibidos y que se ha dado en llamar “escrache”.
Esta expresión probablemente provenga del inglés “scratch, lo que antes se decía “rayar”, esto es, exponer a alguien públicamente de manera que podría resultar  incómoda o dañina para su reputación.
La conexión urdida entre estas manifestaciones con la historia judía es temeraria; pero da para fundar una escuela de interpretación socio política porque, aunque los que practican el escrache sean millones de venezolanos expatriados, basta con identificar entre ellos a un solo judío para que aquel se convierta en un factor en la guerra global contra Israel.
Es un hecho palmario que la única comunidad emplazada por el régimen a pronunciarse sobre esta práctica es la comunidad judía de Venezuela, que así lo hizo, siendo igualmente evidente que estas manifestaciones son masivas, por ejemplo, en España y ninguna comunidad española, que hay tantas, vascos, gallegos, catalanes, canarios, etcétera, ha sido emplazada a pronunciarse, no lo han hecho, ni nadie cree que deban hacerlo.
El Pueblo Elegido, llaman a los judíos; con raro humor se quejan diciendo si, de vez en cuando, no podrían elegir a otro.

JORGE RODRÍGUEZ COMO EDUCADOR
JR junior también le dedicó un programa de televisión a denunciar el incidente de su hija Lucía ocurrido tan lejos de las tribulaciones del Municipio Libertador como pueda estar el balneario Bondi Beach, en Sídney, Australia. El único interés de su exposición reside en servir de ejemplo para ilustrar la mecánica del discurso y pensamiento, si puede llamarse así, con que la izquierda global asume el antisemitismo.
Aunque el incidente involucra varias personas, JR jr se concentra en una sola, enfatizando su condición judía, Deborah Goldberg Solomovic, que expone en foto desplegada y califica  como, “la agresora de Lucía, de manera paradójica y terrible hizo con mi hija lo mismo que los nazis hicieron con sus abuelos en las calles de Múnich, de Berlín, en la década de los 30, 40. Comenzaron así, a hacer lo que ella hizo con Lucía”, y luego enumera una larga serie de agravios que evidentemente su hija no ha sufrido ni podría sufrir, menos de parte de la señora DGS, hasta llegar al exterminio.
Lo que interesa destacar de esa cháchara repugnante y absurda es la inversión subrepticia y desquiciante que troca a los judíos de perseguidos en perseguidores, que los convierte en perpetradores en lugar de víctimas del Holocausto. Esta horripilante tergiversación es un tópico de la izquierda global que en todo el mundo, desde el medio oriente a la Patagonia, equipara, iguala y sustituye la Estrella de David con una esvástica, que llama al Estado de Israel “Estado-nazi”, que identifica sionismo y racismo, dice que Israel trata a los árabes como los nazis los trataron a ellos, etcétera.
Pero no se detiene, agrega que “es una persona pudiente, con dinero, sus familiares tienen mucho dinero, la mayor parte hecho aquí en Venezuela, ahora en cuentas en el exterior”; el manido tópico del judío rico, acaparador de las riquezas del mundo que, por cierto, también remachaba Chávez constantemente y del que ningún antisemita puede prescindir.
Aquí comienza a desbarrar: “abandonó Venezuela en el año 2006 (no sabe si eso fue hace diez u once años), pero se considera con el atributo de agredir personas”. Un lapsus de JR jr que asoma la idea de que quienes no abandonaron el país en 2006, lo cual es su caso, sí tienen “el atributo de agredir personas”, atributo cuya existencia ignorábamos.
Y no se detiene: “Nosotros aquí jamás mostraremos fotos de niños”, y subraya: “Jamás”. Acto seguido, exhibe una foto de niños (esto es muy raro, incluso en un psiquiatra). “Sólo que esta es la foto de DGS ‘niña’ con su mejor amiga, Lilian Tintori”, también ‘niña’. Sigue otra foto de niños con Franco Tintori ‘niño’ que es imposible saber qué tenga que ver con esto ni cómo JR jr justifica su exposición en pantalla, sin esos pudorosos parches o borrones que acostumbran los vigilantes de la LOPNA.
“No sé si podemos ver el video de la agresión” y muestra el video; pero sin audio con lo que parece una pantomima incomprensible, maniobra inútil porque cualquiera que tenga interés lo puede ver por Internet aunque no, claro, la audiencia de JR jr en VTV.
¿Qué dice el audio suprimido por JR jr?
 “¿No te duele estar aquí? ¿Cómo te están pagando a ti? ¿Quién te está pagando? Lucía: ¿Dónde está Leopoldo? Llama a tu tía y que nos diga dónde está Leopoldo, ¿Ah? ¿Tienes miedo? Muy bonito, vivir en Bondi, mientras a todos los estudiantes los están matando. ¡Responde, responde! Porque por culpa de tu papá hay gente muriéndose, ¿oíste? Eso va a caer en tu conciencia, yo te entiendo; pero tienes que responder. Tienes el deber como venezolana de responder. Déjala en paz, déjala en paz.”
¿Cuál es la agresión? Agresión es acometer a alguien violentamente con la intención de matarlo, herirlo o causarle grave daño, en forma injusta y sin provocación suficiente.
Demasiado decentes fueron, porque cualquier venezolano promedio hubiera aderezado esas preguntas con varias groserías (cualquiera puede añadir las que prefiera); si hubiera sido una árabe palestina, que ellos tanto defienden, la apuñala; un colectivo, la acribilla a tiros; un policía nacional, le dispara una salva de perdigones en la cara; un guardia nacional, una bomba lacrimógena al pecho; el rinoceronte la atropella y le pasa por encima; la ballena le destroza los órganos internos con un chorro de agua a presión. Eso sí son agresiones.
Y este es el quid de la cuestión: JR jr se presenta ante los venezolanos con una pose de dignidad ofendida, de padre abnegado preocupadísimo por la felicidad, seguridad, en fin, por el futuro de su hija; pero no advierte el ultraje que esto significa para millares de hogares venezolanos devastados por las pérdidas de sus hijos, asesinados y torturados por las fuerzas públicas regulares e irregulares del régimen que él representa.
Además de los pecados capitales de tergiversación y omisión JR jr incurre en una monstruosa falta de sentido de las proporciones: las preguntas a su hija hechas por DGS, pero simbólicamente por cualquier venezolano, lo ofenden al punto de compararlas con el Holocausto; pero no dedica ni un minuto de su programa a las trescientas cincuenta mil víctimas mortales del proceso, ni a dos millones y medio de venezolanos desplazados que se manifiestan en el exterior, como no sea para insultarlos y descalificarlos.
Este es un rasgo de la personalidad psicopática que causa perplejidad en los criminólogos, la absoluta falta de empatía del criminal respecto de sus víctimas; pero está demostrado que así como el ladrón pretende que se respete su derecho a la propiedad recién adquirida, el asesino contumaz se aferra al Derecho y todas las garantías legales cuando es aprehendido, reclamando para sí aquello que niega a los demás.
JR jr y su hermana Delcy justifican sus actuaciones con que su padre JR sr fue asesinado por la policía el 25 de julio de 1976, como si los venezolanos tuvieran la culpa y ellos una deuda que cobrar indefinidamente. Dicen que fue “la derecha fascista”; pero no, fue el gobierno socialdemócrata de Carlos Andrés Pérez, adscrito a la Internacional Socialista.
Es una magnífica ironía que un gobierno de la Liga Socialista es el que más ha reprimido, torturado y asesinado en toda la historia de Venezuela.

FASCISMO Y BOLIVARIANISMO
La oposición oficial ha logrado el hecho extraordinario de que haya jóvenes en las calles luchando contra esta “dictadura fascista”. Esta situación incomprensible admite la sencilla explicación de que hay demasiados comunistas genéticos en sus filas a quienes les resulta poco confortable luchar contra el régimen si lo toman como lo que es, castro-comunista, en lugar de encubrirlo con esa cómoda fantasía.
Hay que hacer maromas intelectuales y echar mano de artificios dialécticos para demostrar lo indemostrable, aprovechando lo que el militarismo ramplón tenga en común con el fascismo mussoliniano; pero más importante es lo que no se quiere ver, su nexo filial con el régimen de Castro del que puede decirse cualquier cosa pero no dudarse que sea comunista.
Habría que advertir al Foro de Sao Paulo, del que es miembro fundador; así como revisar sus alianzas con el FSLN de Nicaragua, FMLN de El Salvador, el MAS de Bolivia, las FARC, ELN de Colombia, Tupamaros de Uruguay, con la ETA, PODEMOS, IU de España, hasta la OLP que o bien todos están muy equivocados o todos son filo fascistas.
Pero lo más crudo e importante es lo que no se quiere ver en el país: el PUSV, PCV, la Liga Socialista, PODEMOS, PRV, MEP, facciones de Bandera Roja en la que, por cierto, milita Tibisay Lucena y una larga lista de micro partidos y organizaciones armadas como el FBL, Tupamaros, La Piedrita, Alexis Vive, todos del Polo Patriótico de gobierno, pueden ser lo que sea ideológicamente pero, ¿cómo puede alguien creer que sean fascistas?
La verdad es que hay comunistas sinceros en la oposición que parecen empeñados en combatir al régimen y al mismo tiempo salvar la franquicia socialista para un futuro en que habrá un socialismo auténtico, el que ellos sueñan porque éste, el real, es una falsificación.
Exactamente como si un falangista nostálgico dijera que Franco es un dictador comunista para salvar al falangismo de la mala prensa que hoy todo el mundo le dispensa.
Así pasa con el bolivarianismo que se resiste tenazmente a salir del discurso opositor, a pesar de que los mismos idólatras de Bolívar les preguntan, incluso desde el exterior, qué puede tener esta República de “bolivariana” si Bolívar mandaba a huir del país donde uno solo detenta todos los poderes porque es un país de esclavos.
Asimismo personas espontáneas preguntan humildemente por la radio porqué llaman bolivarianas a unas bandas criminales, que están atropellando y robando al pueblo, que si eso no es mancillar el nombre de El Libertador.
Otra vez la respuesta cierta es la más sencilla: porque el bolivarianismo es un engranaje del discurso del que no pueden prescindir porque les fallaría la transmisión. Un sector de la oposición oficial está más preocupada en atraerse a los supuestos chavistas light y a cierta logia militar “bolivariana” que de ofender a los opositores radicales.
El bolivarianismo es un truco que abusivamente usó Chávez para revestir a su movimiento de una dignidad que no tiene. Eso nunca debió permitirse y debe prohibirse en el futuro, si es que quieren mantener a Bolívar como un símbolo de identidad nacional.
Desafortunadamente, la jerarquía militar que toleró las conspiraciones de Chávez, que lo dejó actuar y nunca lo detuvo cuando pudo hacerlo, les concedió ese mérito y para referirse a ellos decían “por ahí andan los bolivarianos” lo que en los cuarteles equivale más que a darles la razón, santificarlos.
Por una suerte de dialéctica histórica, quienes se empeñan en el bolivarianismo lo están desterrando del futuro como una peste de la que nadie querrá volver oír hablar; en cambio, desvinculándolo de este naufragio, quizás tenga algún lugar en el mundo por venir.
La idolatría es el primer y más grave pecado, incluso para los ateos.
ENVIADO POR SU AUTOR DESDE VENEZUELA

VENEZUELA, CUBA Y LA OEA. Por Antonio Sánchez García

Antonio Sánchez GarcíaEs hora de que la comunidad democrática internacional abra los ojos y venga en nuestro auxilio. Con todos sus medios. Venezuela es, para la región y los mismos Estados Unidos, inmensamente más valioso que Cuba e importante política, económica, social e históricamente que Siria. Esperamos por lo menos que lo entiendan.
A Luis Almagro

Hay un convidado de piedra en la asamblea general de la OEA: Cuba. No se la menciona, es un tótem y un tabú, y nadie, ni siquiera su Secretario General Luis Almagro, el mejor que haya pasado por sus tablas desde su creación y uno de los más valiosos políticos latinoamericanos vivos, osa mencionarla. Es el poder en las sombras, el fantasma de la Ópera, que ni siquiera sus vicarios y acólitos, como quien dirige la cancillería de su satrapía en Tierra Firme, o su plenipotenciario en funciones ante la OEA, osan mencionar. Pues sería como mencionar la soga en casa del ahorcado. Cuba es, así, como la carta del cuento de Edgar Alland Poe: está sobre la mesa, pero nadie alcanza a verla.
Todos los miembros de pleno derecho de la con razón llamada Organización de Estados Americanos, sean ellos de derechas, de izquierdas o de centro, tienen perfecta conciencia de que el dueño del desventurado país sobre cuyos destinos se discute, es, por ahora Raúl Castro. Hasta su muerte fue su hermano Fidel. Luego de su muerte, será su nieto. Versión tropical y caribeña de Corea del Norte. Pero ninguno hace mención del hecho: Maduro es un agente cubano, puesto frente a la administración de la dictadura a la sospechosa y discutible muerte de Hugo Chávez Frías, sucedida en Cuba, en La Habana, en el CIMEQ y bajo la directa, secreta y blindada observación de Fidel y Raúl Castro. Y ni la señorita Delcy Rodríguez, ni sus embajadores en Washington, ni ninguno de los funcionarios que los acompañan en dichas discusiones estarían ocupando sus puestos sin la aprobación del supremo gobierno cubano. Piensan, hablan y gesticulan como si fueran monigotes: son títeres de Raúl Castro. Pero se los toma en serio, se discute con ellos y se pretende convencerlos de verdades tangibles – crisis humanitaria, insurrección, manifestantes asesinados, narcotráfico de dimensión planetaria, pobreza, falta de alimentos y medicinas – como si no fueran los apasionados voceros de la cancillería cubana. Los perros que ladran a sus indicaciones.
El poder del amo cubano es omnipresente y ubicuo: desde el papa Francisco a la canciller alemana Angela Merkel y desde Donald Trump a la socialista chilena Michelle Bachelet, pasando por Mauricio Macri, Temer y PPK – los liberales latinoamericanos de la partida -, todos de consuno, le recomiendan a la oposición venezolana, que se sabe maniatada, aherrojada y amenazada de muerte por las fuerzas combinadas de la satrapía venezolana y la tiranía cubana, que la amaestra, la maneja y la domina, le recomiendan a esta oposición que dialogue con Nicolás Maduro. Como si Nicolás Maduro fuera algo más que el títere de Raúl Castro y Ramiro Valdés. Como si en verdad dispusiera de mayor poder del de quienes lo naricean a su antojo. Pues no es más que su agente in partibus.
¿Por qué no hablan con la verdad por delante y le recomiendan a nuestra oposición que se reúna en sitio neutral, ante un tercero, con Raúl Castro? ¿Por qué darle a la tiranía cubana la insólita ventaja de su absoluta transparencia, no tocarla ni con el pétalo de una rosa y hasta abrirle los brazos en gloria y majestad, con caras sonrientes y amabilidad desbordada, como lo han hecho Barak Obama y Jorge Alejandro Bergoglio? ¿Por qué insólitas y extrañas razones tanto el Departamento de Estado de la Sra. Hillary Clinton como el Vaticano de Monseñor Parolin prefirieron abrirse a la tiranía cubana, en absoluto desmedro de la democracia venezolana? ¿Por qué todas las cancillerías del mundo, con la natural excepción de Corea del Norte, Rusia, China y los cipayos latinoamericanos, expresan sus angustias ante la tragedia venezolana y callan la razón de tal tragedia: la colonización de Venezuela por Cuba y el implacable manejo de sus fuerzas militares, policiales y parapoliciales – un ejército de “asesores”, “médicos”, “preparadores deportivos” y “técnicos de gobierno” que constituyen un ejército de ocupación de tropas de combate altamente preparadas para la guerra, de decenas y decenas de miles de funcionarios cubanos, que controlan desde notarías hasta registros de identidad, manejan quién cómo y cuándo merece tener o no tener un pasaporte y se llevan la tajada del león de los ingresos de nuestra esquilmada industria petrolera? ¿Y cien mil barriles diarios de petróleo a cuenta de inventario?
Evidentemente, Susana Malcorra y Heraldo Muñoz, cancilleres de Argentina y Chile, lo saben tan perfectamente como lo sabe Monseñor Parolín, canciller del Vaticano, Rex Tillerson, el jefe del Departamento de Estado de los Estados Unidos, y todos los ministros de relaciones exteriores de las naciones democráticas del orbe: Venezuela es una dictadura “exógena”, para usar un término creado por quienes la administran: su cerebro, su alma y su corazón se encuentran en La Habana. Y si no lo saben no merecen ocupar los puestos que ocupan. ¿Si sus servicios de inteligencia no los proveen de la verdad de lo que ocurre en nuestro atribulado país, de qué es que los proveen?
Una palabra de Raúl Castro es una orden para Nicolás Maduro y una de Ramiro Valdés una decisión que no será discutida por el general Vladimir Padrino, jefe de los ejércitos venezolanos. Ni Maduro, ni Padrino ni ninguno de los funcionarios de la dictadura tienen poder real para actuar por propia iniciativa. Y quien de la alta nomenclatura del régimen, como la Fiscal General de la República Luisa Ortega Díaz, las contraríe, corre el riesgo de ser suicidada, como lo insinuara con su perversa y estúpida brutalidad uno de los máximos sigüises del dictador y ex guardaespaldas a todo servicio de Hugo Chávez, Pedro Carreño. Sin el consenso de los tiranos cubanos o la decisión unilateral de sus estados mayores de retirarse del campo de batalla temiendo graves consecuencias para la supervivencia de su “revolución”, Venezuela no saldrá de su tragedia. Para Cuba, la dictadura venezolana es un “essential”, un territorio ocupado, una conquista innegociable.
Héctor Schamis, el gran columnista de El País, escribió en abril de 2015 que en Venezuela no existían las fuerzas internas capaces de dirimir el grave conflicto en el que estábamos. La insurrección en marcha, de una dimensión, una fuerza y un alcance inéditos en la historia de América Latina y sólo comparable a los sucesos de Ucrania o a la Primavera Árabe, demuestra que existen de la parte opositora las fuerzas para reconstruir el país y echar a andar una Nueva República, liberal, democrática, próspera y poderosa, si sólo se enfrentaran a una dictadura endógena, fracasada, arruinada y acorralada, como esta farsa trágica del castrochavismo. No le pidan al pueblo venezolano, cuyas fuerzas armadas lo han traicionado vendiéndose al enemigo, que venza a las tropas cubanas invasoras. ¿Esperan por un nuevo Vietnam?
Es la hora de que la comunidad democrática internacional abra los ojos y venga en nuestro auxilio. Con todos sus medios. Venezuela es, para la región y los mismos Estados Unidos, inmensamente más valioso e importante que Siria. Esperamos que por lo menos lo entiendan.
FUENTE: http://www.frentepatriotico.com/inicio/2017/06/13/venezuela-cuba-y-la-oea/
ENVIADO DESDE VENEZUELA

ARCHIVOS DE TEMAS DEL BLOG

Buscar articulos