2011 CHACOREALIDADES 2016

Buscar articulos

domingo, 11 de diciembre de 2016

¡Otra vez sopa…!

Resultado de imagen para ingeniero bessoPor el Ing. Agr. Daniel C. Besso
¡¿Será posible que tengamos que volver a reiterar lo mismo?!
Hoy nos enfrentamos a una verdadera encerrona. Al gobierno lo fueron arreando y entró como caballo en el brete. La trampa de la “BOMBA” que dejó el gobierno anterior, señaló el camino. El fantasma de la ingobernabilidad, lo fue conduciendo “AL BRETE”.
Tal vez, fue corrido “con la vaina”,….. no lo sé;….. de los hubiera y los hubiese, está empedrado el camino al infierno.
Hoy, de este laberinto, solo se sale para arriba. Como dije vez pasada, el nudo gordiano, no se desata, se corta con la espada.
La inflación se produce cuando la demanda supera la oferta.
Regar la plaza con billetes sin la contrapartida de los bienes, conduce inevitablemente a la inflación.
Aunque el Estado se endeude, si a la plaza la abastecen con dólares del origen que fueren, pero no existe la contrapartida de bienes, los precios subirán, no importa en qué moneda.
Una sociedad se la puede considerar rica, cuando es capaz de abastecer las demandas en forma abundante y fluida, de bienes y servicios. Pero solo lo será, si ese estado de cosas lo puede sustentar en forma armónica, a lo largo del tiempo.
Esa armonía social, solo se logra cuando, en lo posible, satisface sus necesidades internamente, en forma estratégica.
Se hace socialmente equilibrada, cuando en la producción de esos bienes y servicios interviene toda su población económicamente activa.
El gobierno, tuvo su oportunidad. Debió advertir, cuando le aprobaban todas las leyes para “repartir los caramelos” pero ninguna para “ayudar a palear la mezcla”.
Asistimos con demasiada frecuencia a ver cómo, bandas de delincuentes, a cara tapada y amenazando con palos, interrumpen la vida de los ciudadanos productivos.
El “CUANTO PEOR, MEJOR”, del trotskismo revolucionario, lo palpamos a diario. La intención de llevarnos a un vórtice decadente como a Venezuela, aún no ha cesado. Tal vez ha llegado el momento de abandonar la suavidad como método.
La Nación Argentina no se puede dar el lujo de aceptar, las AMENAZAS, la INTIMIDACIÓN PÚBLICA y la SEDICIÓN como cosa corriente. Es lisa y llanamente, la desaparición del estado de derecho y sin estado de derecho, no puede haber DEMOCRACIA.
Ya es más que suficiente.
Debemos establecer con claridad, que se ha planteado una verdadera “LUCHA DE CLASES”. Pero esta lucha de clases, no se plantea en forma vertical, sino horizontal.
Existe una parte de la sociedad, que produce los bienes y servicios esenciales, aplastada por el peso de un estado que le succiona sus fluidos vitales, para sostener a la otra parte de la sociedad, que no solo no produce nada, sino que en muchos casos pone piedras en el camino.
La clase productiva, está compuesta por empresarios, trabajadores “en blanco y en negro”, mono tributistas, etc.. Todos los que transpiran, se ensucian las uñas y terminan su día rendidos en sus lechos.
Desde el gran empresario, al techista que trabaja al rayo de sol, o con los “pamperos” más helados. Todos,….tractoristas, vacunadores, alambradores, mecánicos, veterinarios, enfermaras, pedicuros, peluqueros, electricistas,…..todos,….hasta el que con un tambor de 200 partido al medio, se las arregla vendiendo choripanes en la ruta, defendiéndose “como gato entre la leña”. O SEA TODOS AQUELLOS QUE “PARAN LA OLLA”, de su hogar y consecuentemente del país.
La otra clase,…..HOY PREFIERO NO ABUNDAR, que cada uno confeccione su lista y la comparta con los demás y agregando de la lista de otros, aquellos que se olvidó.
Pido que la difundan para establecer la verdadera GRIETA.
Desde esta, nuestra clase productiva, no queremos que se contraigan más deudas (por cuenta nuestra, o sea que pagaremos nosotros, nuestros hijos o nuestros descendientes) para alimentar a la otra clase. No es justo para nosotros ni para nuestra descendencia.
(Ojo, nuestra descendencia puede que no sea nuestra propia descendencia genética sino ideológica)
En algún momento se deberá aceptar, que si se quisiese, en lugar de plata, repartir bienes, quedaría bien clarito, que no alcanzan o si alcanzan, alguien se ocupa de que NÓ.
Hacer que algo se encarezca en forma artificial, es algo muy ruin. Impedir tales situaciones es una deuda pendiente del gobierno.
Muchas son las cosas que quedan pendientes de hacer y no requieren plata, sino decisión política. El no haberlas encarado, es un rasgo de debilidad, que la oposición no dejará pasar como oportunidad.
Y me baso en la composición variopinta de esa oposición “PAN PERONISTA”. En ese colectivo, viajan Montoneros “de sangre verter”, asesinos reconocidos, corruptos de diverso color y metodología, antiguos y modernos activistas reconocidos. Hasta el Papa reconoce su pasado en “Guardia de Hierro”. Muchos de ellos participaron en luchas sangrientas que la gente común tratamos de olvidar, pues vimos, horrorizados, al país desangrarse, delante nuestro.
Creímos puerilmente, que esos demonios, desaparecerían de la escena, con solo dejar de pensar en ellos.
TODO POR EL CONTRARIO, DEBIMOS TENERLOS BIEN PRESENTES E IMPEDIRLES SU REGRESO, EN UN ACTO DE EXORCISMO.
Pero hoy, vemos reiterarse imágenes que signaron nuestra juventud, plagando aquellos días desgraciados, de tragedias.
No podemos menos que espantarnos, al escuchar las mismas mentiras, con la metodología sofismática y machacona de Joseph Göbbels.
Desgraciadamente, no creo estar solo en este desasosiego.
Ing. Agr. Daniel C. Besso
ENVIADO POR SU AUTOR

Ya sabemos a quienes benefician estos feriados largos

Integrar imagenPor Ricardo Bustos
Señor Director, esta mañana y por razones particulares viajé a la Capital de Misiones. Eran las 8:30 y al ingresar por la hermosa avenida Costanera, ante el asombro, me encuentro con una cola de automóviles, con familias enteras y a la intemperie, sin algún árbol que sirva de protección para las altas temperaturas de la época en esta región, lejos de cualquier sanitario para las necesidades lógicas y a casi 10 kilómetros del ingreso al puente internacional San Roque Gonzalez de Santa Cruz, que une Posadas en Argentina con Encarnación en Paraguay.
10 kilómetros de cola para ir de compras a Paraguay, entre ellas, llenar el tanque de combustible que resulta mucho mas económico en la otra orilla del Rio Paraná. Pero la historia no termina allí porque detrás de este relato, conviven la angustia y la desazón de miles de comerciantes argentinos que ven diluir su capital a manos de la desidia de todos los gobiernos que han pasado en el país y ninguno ha tomado medidas que protejan a los comercios nacionales.
Este caso se reitera en todos los pasos fronterizos que limitan con Brasil, Uruguay, Chile o Bolivia y como en esta vida nada es casualidad, algo debe andar muy mal para que millones de ciudadanos argentinos prefieran salir de las fronteras para adquirir productos de todo tipo a precios que en muchos casos pagan a la mitad de lo que aquí ofrecen en las vidrieras.
Según cálculos estimativos de los estudios que han realizado las cámaras de comercio en Misiones, los argentinos están gastando aproximadamente cien millones de pesos por mes en todo concepto en Encarnación, Paraguay.
Este cuadro pintado por la realidad, nos permite ver las cosas según en que vereda estamos parados y los resultados son diferentes si los valoramos tal cual son.
Señor Director, estamos acostumbrados a protestar cuando nos duele el bolsillo, pero veo que tampoco hacemos mucho para evitarlo. En el comienzo de esta humilde reflexión, he relatado que ayer 9 de diciembre de 2016, feriado "administrativo", llegue a Posadas para hacer una diligencia comercial y debo reconocer que la Ciudad era un tren fantasma por todos lados. En cada cuadra céntrica solo uno o dos comercios abiertos mientras en la avenida costanera, la cola de vehículos llegaba al inicio de la misma desde la ruta nacional nº 12.
El éxodo nos duele por todo el cuerpo, pero hay motivos suficientes para que ocurra. Basta con hacer una pequeña comparación de precios con productos de uso diario para darnos cuenta hasta que punto existe la diferencia. Del lado uruguayo, que no es el mas económico, una toalla de buena calidad cuesta entre 25 y 30 pesos, pensemos entonces en los restantes productos que se pueden adquirir en los países de nuestra frontera, que tienen mas accesibilidad a diferentes productos. En Chile, Brasil y Paraguay, se pueden adquirir a mitad de precio, televisores (LED, LCD y Plasma), minicomponentes, home theaters, reproductores de DVD y/o Bluray, computadoras de escritorio, notebooks, netbooks, teléfonos y tablets, GPS, bicicletas, juguetes, cámaras de vídeo y/o fotografía. Sábanas, manteles, cortinas. Cubiertos, bazar, adornos. Pequeños electrodomésticos (solo uno), ropa y calzado y cuando se excede el monto en dólares permitido, se abona un cincuenta por ciento a la Afip, algo que igual conviene a los argentinos.
Quizá un comienzo para solucionar este problema sea que nuestra economía mejore de una vez y simuultaneamente, la aduana vuelva a cobrar un impuesto acorde al valor en plaza de los productos que hoy el ciudadano busca en otras latitudes.
Es evidente que, por ahora, si una cubierta para autos fabricada en Argentina cuesta en Paraguay un 40 % menos, algo no está bien y alguien está colaborando para que ello ocurra desde nuestra propia industria.
La mesa está servida y nos faltan los cubiertos. del Gobierno depende ahora que comencemos a ver fronteras adentro, algún cambio que otorgue confianza al ciudadano, de lo contrario, las colas de automóviles o los viajes en lancha, seguirán aumentando cada día.
Ricardo Bustos - Locutor Nacional - Comunicador - Capioví - Misiones
ENVIADO POR SU AUTOR

Tupac Amaru: Grupo de choque y poder económico Por Aníbal Hardy

Resultado de imagen para anibal HardyMilagro Sala, la principal referente de la Tupac Amaru, hoy debídamente detenida, era la dueña de las calles en Jujuy. Pero no fue una simple dirigente de ATE. La Tupac Amaru que ella conducía tenía 70.000 afiliados y actuaba en 17 provincias. La entonces ex Ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, le asignó a esta agrupación 25.000 planes sociales, aparte del manejo en Jujuy de buena parte de las nuevas cooperativas de trabajo para la construcción de viviendas del Plan Argentina Trabaja. “Milagrito”, que a los 40 años era también Secretaria de Acción Social de la CTA, hizo que sus huestes en el Chaco tomaran una fábrica textil en quiebra y finalmente se la quedó como empresa recuperada. La planta fue reinaugurada como fábrica de la Organización Barrial Tupac Amaru. Esta agrupación sostiene que ya construyó sólo en Jujuy 1500 viviendas, generando 4000 puestos de trabajo, y que sus plantas textiles producen 30.000 guardapolvos por mes. Más que muchas empresas de primera línea.
Cuando CFK inauguró el nuevo Hospital de Niños de Jujuy y luego se encaminó hacia la sede de Tupac Amaru para reunirse con Sala. El jefe político de ésta es Luis D’Elía. Pero el crecimiento político y económico de la jujeña, hizo que se manejara directamente con CFK.
El vertiginoso desarrollo de Tupac Amaru en muchas provincias tuvo que ver con una característica original: es la única organización social que capta políticamente a las comunidades indígenas. Sala lidera los reclamos de tres comunidades, los guaraníes, los coyas y los mapuches, siendo los dos últimos los más activos. Pese a ser una dirigente que era promocionada por la ex Casa Rosada K, su terminal política no eran los Kirchner sino Evo Morales. En la ceremonia del Tiwanako del año pasado, Sala se sentó a pocos metros del mandatario boliviano para festejar el” renacimiento de los pueblos originarios”. Sala es una extraña mezcla de sindicalista con líder indigenista y jefa de grupos de choque. Tupac Amaru forma parte del proyecto de “Constituyente Social” en el que convergen cientos de grupos de izquierda de todo el país y que se define confusamente como una especie de “refundación revolucionaria de la Argentina”. En un reportaje declaró: “antes que ser argentina soy americana” y “antes que reconciliarnos con los blancos ellos nos tienen que devolver todo lo que nos robaron”. Los numerosos enemigos políticos que Sala y sus patotas se ganaron en Jujuy formularon diversas acusaciones, entre ellas, que el Registro Nacional de Armas le habría entregado 500 portaciones. Realidad o mito, lo cierto es que la jujeña siguió expandiéndose por el territorio nacional con el poder que le dio la impunidad, su participación en la caja oficial K y el apoyo político del gobierno boliviano.
Fomentar el conflicto y la inestabilidad era una forma de distraer la atención respecto de los verdaderos responsables de los problemas. Fue evidente que Néstor Kirchner, arrogándose un protagonismo y funciones que no le correspondían, intentaba llevar a la Argentina a una escalada de conflicto social que no sabemos dónde pudo terminar. En dos palabras: Saturó tanta agresividad, prepotencia e intolerancia; aburrieron a la ciudadanía ese monótono discurso demagógico que tergiversaba la realidad y la constante descalificación de sectores y personas que pensaban diferente.
El problema radicó que en los doce años del matrimonio Kirchner, las lealtades se fueron tamizando y muchos se dieron cuenta de que habían sido utilizados. Unos piqueteaban y otros se llenaban los bolsillos. Así algunos, apoyados por la caja, consolidaron su adhesión, pero otros, desplazados, ninguneados, se tuvieron que replegar.
Con los piquetes y cortes de ruta, el desplazamiento de gente, las colas interminables, la inestabilidad emocional de los ciudadanos fue un clima al que hubo que acostumbrarse. No eran otra cosa que ensayos. De una gimnasia prerrevolucionaria, y casi llegó el momento de que los palos que esgrimían ya eran caños y algo más, algunos transformados en tumberas; las bombas de estruendo en molotovs y los vehículos detenidos se transformarán en enormes parapetos incendiados.
Esto, lejos de ser una visión profética, es una conclusión que se puede sacar leyendo cualquier manual sobre control de masas. No es otra cosa que la bestia que alimentó el Kirchnerismo, ahora el problema, no sólo del gobierno actual sino de todos los argentinos, porque cuando la bestia se quite la cadena, va ser muy difícil detenerla. El gobierno ha decidido actuar, pero por desgracia algunos todavía dudan si reprimir es político o impolítico.
Abogado- Desde Formosa - ENVIADO POR SU AUTOR

Deterioro institucional contamina al Supremo Tribunal en Brasil Análisis de Mario Osava

Llamado a dirimir cuestiones cruciales en la crisis política, el Supremo Tribunal Federal (STF) se dejó contagiar por el deterioro institucional cada día más visible en Brasil y se convirtió en otro factor de incertidumbres.
Su último fallo, emitido el miércoles 7 por mayoría de seis de sus 11 magistrados, mantiene a Renán Calheiros en la jefatura del Senado, pero quitándole la posibilidad de sustituir al presidente de la República, generó controversias jurídicas y rechazo popular.
En caso de inhabilitación o ausencia del presidente y el vicepresidente del país, sus sustitutos constitucionales son quienes ejerzan la presidencia de la Cámara de Diputados, del Senado y del STF, en ese orden.
Pero la Constitución brasileña veta el ejercicio de la jefatura del Estado a personas enjuiciadas por delitos comunes y Calheiros afronta 12 procesos judiciales, la mayoría por corrupción, y ya se le abrió juicio por uno de ellos, en el mismo STF, el 1 de este mes.
El problema, destacado por juristas, es que la facultad de reemplazar al mandatario del país pertenece a la presidencia del Senado, no al senador que la ocupa temporalmente. El fallo del STF suprime esa prerrogativa, en una intervención constitucionalmente cuestionable en otro poder.
Ante la opinión pública, su dictamen resulta más desastroso aún. “Fuera Calheiros”, fue el principal reclamo de protestas contra la corrupción que reunieron decenas de miles de manifestantes en São Paulo y otras ciudades brasileñas el domingo 4.
En las redes sociales proliferaron reacciones negativas a la “cobardía” del STF, puesto “de rodillas” ante el “poderoso” senador e incluso acusado de connivencia con la corrupción.
No se trató solo de mantener a Calheiros al frente del Senado, sino también de tolerar su rebelión contra un dictamen del máximo tribunal.
El lunes 5, Marco Aurelio Mello, magistrado del STF, decidió separar a Calheiros de la presidencia del Senado, acogiendo el pedido de la Rede Sustentabilidad, un partido político fundado en 2013. Enjuiciado penalmente, se argumentó, no podría seguir en una función con poder para sustituir al presidente Michel Temer.
La medida provisional fue desautorizada el miércoles 7 por la sesión plenaria del STF, pero estuvo legalmente vigente durante dos días, en los cuales Calheiros, apoyado por la Mesa Directiva del Senado, se mantuvo en el cargo, incumpliendo la sentencia judicial.
Esa ilegalidad la dejó impune el STF, desprestigiándose ante la opinión pública y abriendo un precedente para que otros políticos ignoren los fallos de la justicia.
“Crisis institucional” fue la consecuencia, definieron muchos juristas y analistas políticos.
El dictamen del STF fue político, tratando de superar la confrontación entre los poderes Judicial y Legislativo. Buscó también asegurar la gobernabilidad. Se temía que, con Calheiros fuera del Senado, no se produciría la votación sobre el ajuste fiscal, fijada para el 13 de diciembre.

Rodeado de periodistas, el presidente del Senado, Renan Calheiros, al que el Supremo Tribunal Federal de Brasil respaldó que permanezca en el cargo, pese a estar enjuiciado por esa misma corte por un caso de corrupción. Crédito:Jane de Araújo/Agência Senado
Para el gobierno es vital que se apruebe pronto el Proyecto de Enmienda Constitucional que limita el aumento del gasto público en los próximos 20 años, permitiendo un tope máximo de incremento anual equivalente a la inflación del año anterior.
El sustituto de Calheiros sería Jorge Viana, del izquierdista y ahora opositor Partido de los Trabajadores (PT), que gobernó el país entre 2003 y agosto pasado y que rechaza esa propuesta de austeridad fiscal, por considerar que forzaría una reducción del presupuesto de salud, educación y programas sociales.
De esa forma, la decisión del STF deberá tranquilizar el mercado financiero y otros sectores que apuestan a una fuerte contención del déficit presupuestario para recuperar la economía a partir de 2017.
Esa recuperación no empezó este año, como se esperaba, generando rumores sobre la posible sustitución del ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, intocable hasta ahora, y del mismo presidente Temer.
Reanudar el crecimiento económico es considerado indispensable para sostener el gobierno de Temer, de baja legitimidad y popularidad, por emanar de la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff el 31 de agosto. Temer era su vicepresidente en la fórmula triunfante en octubre de 2014, cuando Rousseff fue reelegida para un segundo cuatrienio.
Las turbulencias políticas, alimentadas especialmente por las investigaciones de corrupción, contribuyen a las dificultades económicas, ya que superarlas depende de la aprobación parlamentaria del ajuste fiscal y otras medidas como la reforma de la previsión social.
Con un Congreso legislativo liderado por políticos como Calheiros, acusados o sospechosos de participar en numerosos casos de corrupción, la inestabilidad es permanente.
Ya fueron detenidos algunos políticos, como el expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, el exministro de Hacienda Antonio Paloci y dos exgobernadores del estado de Río de Janeiro, además de más de 50 empresarios.
Decenas cumplen condenas en libertad por haber colaborado con las investigaciones.
Una cantidad estimada en más de 100 parlamentarios ya son investigados o lo serán cuando lleguen al Ministerio Público (fiscalía) las informaciones prestadas por 77 dirigentes del grupo empresarial Odebrecht, que acordó colaborar con la justicia sobre los sobornos entregados a cambio de contratos con el gobierno o la estatal petrolera Petrobras.
Ese será probablemente el golpe de gracia al sistema político desarrollado en Brasil desde el fin de la dictadura militar (1964-1985).
El principal partido constituido en ese período, el PT, ya fue profundamente golpeado por los escándalos que pusieron fin a la carrera de varios de sus dirigentes, contribuyeron a la destitución de Rousseff y amenazan el futuro de su líder, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011).
Ahora le toca el turno a otros partidos que protagonizaron la reciente historia de Brasil, como el centroderechista Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de Temer y Calheiros, y el centroizquierdista Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB), del expresidente Fernando Henrique Cardoso y el actual canciller José Serra.
El proceso se prolonga porque la mayoría de los sospechosos solo pueden ser investigados y procesados por el Supremo Tribunal. En Brasil tienen “foro privilegiado” los parlamentarios y jefes del Poder Ejecutivo, como ministros y gobernadores estadales, además del presidente del país.
En medio a esa crisis que amenaza arrasar con la clase política brasileña, la justicia es gradualmente arrastrada por el remolino.
Un movimiento parlamentario, encabezado por el mismo Calheiros, busca aprobar una ley para penalizar abusos de las autoridades judiciales, en lo que se considera un intento de contener las investigaciones de corrupción contra los propios legisladores.
Mientras, el STF, guardián de la Constitución en este país, acumula sentencias que contrarían disposiciones constitucionales e se consideran intervenciones indebidas en los demás poderes. Es el nuevo “Poder Moderador”, según el jurista Oscar Vilhena, profesor de Derecho en la Fundación Getulio Vargas de São Paulo.
Además del fallo manteniendo Calheiros en la presidencia del Senado, pero vetándole como eventual sustituto del mandatario del país, en febrero de 2016 el STF decidió que los reos condenados en segunda instancia pueden ya ser encarcelados.
La Constitución fija la presunción de inocencia hasta el “tránsito en juzgado”, es decir el último recurso, que puede ser en la tercera o cuarta instancia judicial.
Las discrepancias a veces agresivas entre los miembros del STF se hicieron más frecuentes, con su difusión por la televisión, revelando conflictos ideológicos e incluso partidistas entre algunos.
El riesgo es el descrédito de esa institución ante la prolongación y ahondamiento de la crisis política en Brasil.
FUENTE: http://www.ipsnoticias.net/2016/12/deterioro-institucional-contamina-al-supremo-tribunal-en-brasil/ - Enviado por mail

viernes, 9 de diciembre de 2016

Los muchachos unidos, ¿triunfarán?

clip_image002Por Enrique Guillermo Avogadro
“En materia de asuntos militares, es vergonzoso decir ‘no lo había pensado”. Escipión, el Africano

En la sesión que aprobó el proyecto conjunto de modificación del impuesto a las ganancias presentado por todos los bloques de “muchachos”, los elaborados disfraces, confeccionados con el “relato” de la historia reciente, se esfumaron; pero el Gobierno, como ya había sucedido con el rechazo a la reforma política, quedó descolocado al pecar de ingenuidad. El episodio me recordó una vieja canción española, “La mal pagá”.
Es que, como recordó recientemente Jorge Fernández Díaz, los propios peronistas confiesan que, para tratar con ellos, debe obligárselos a pagar al contado y cobrar en cuotas; es decir, exactamente lo contrario de cuanto ha hecho hasta ahora Macri mediante enormes concesiones financieras a gobernadores, sindicatos y organizaciones sociales. El pecado de no asumir algún riesgo ha hecho que los subsidios continúen otorgándose sin transparencia alguna, canalizándose a través de los punteros y alimentando a quienes, confesadamente, están dispuestos a todo para derribar al Presidente, como Hebe Bonafini, Luis D’Elía y Fernando Esteche.
El más importante de los disfraces que cayeron fue el de Sergio Massa, que lleva años tratando de hacernos olvidar, bajo afeites diversos, que es un “muchacho” más. Si bien debemos agradecerle su victoria contra el Frente ¿para la Qué? en la Provincia de Buenos Aires, en octubre de 2011, ya que impidió que doña Cristina pudiera aspirar a un tercer mandato, no podemos dejar de recordar su pasado como alto funcionario de Carlos Menem, su íntima relación con Aldo Ducler, el lavador de los fondos de Santa Cruz y de organizaciones narco, como Administrador de la ANSES con don Néstor (q.e.p.d.) -cuando se fue, dejó en su lugar al amadísimo Boudou, que confiscó los fondos de las AFJP’s- y como Jefe de Gabinete de la ex Presidente.
En este último puesto padeció del mismo mal que afectó a todos los que lo ocuparon durante la década más infame de nuestra historia: la ceguera funcional. Este raro síndrome debiera ser estudiado en profundidad por lo selectivo de sus efectos: como ellos -Alberto Fernández (su socio político), Anímal Fernández, Koki Capitanich y Juan Manuel Abal Medina)- no logró ver, siquiera una vez, los bolsos de dinero que circulaban frecuentemente por la Casa Rosada, aportados -entre otros muchos- por Ricardo Jaime y transportados al sur por el secretario privado del matrimonio, Daniel Muñoz; por si no lo ubica, fue quien al morir dejó una fortuna de US$ 65 millones en propiedades en Miami.
Don Sergio no tuvo empacho alguno en mostrarse como lo que realmente es, un verdadero “muchacho”, populista y demagogo irresponsable, capaz de cualquier chicana, por muy impracticable que resulte, para lograr sus objetivos. Hubiéramos debido saberlo, en especial observando a quienes lo acompañan como primeras espadas, donde se destaca Roberto Lavagna, ese pseudo prócer económico que se viste con plumas ajenas; recibió, en 2002, un país ya transformado en orégano por la gestión (devaluación asimétrica) de su predecesor, Jorge Remes Lenicov, pero se atribuye la paternidad de la salida.
No sé cómo se desarrollará el trámite del proyecto en la Cámara de Senadores, ya que los “muchachos” gobernadores podrán optar entre acompañar al Gobierno y mandarlo al limbo o continuar mintiendo como lo hicieron en Diputados, obligando así a Macri a vetarlo; en este caso, creo que el costo político que pagará el Gobierno será infinitamente menor que el que afrontan los “muchachos” después de la foto del martes en la cual y junto a Sergio Massa, aparecieron Axel Kiciloff, Héctor Recalde, Máximo Kirchner y otros tantos otros prohombres del saqueo, ya condenados por la sociedad. ¿No resulta llamativo que los mismos que impidieron discutir el tema del impuesto durante el kirchnerato, ahora sean sus paladines?
A ninguno de los integrantes de ese verdadero tren fantasma, que 70 años después siguen “combatiendo al capital” y buscan consolidar la pobreza más infame para mantener la clientela, parece importarles cómo se nos ve desde el exterior, ese extraño lugar de donde deben venir las inversiones que necesitamos más que agua en el desierto. Usted, querido lector, ¿pondría un dólar en un país que extrema sus esfuerzos en exprimir hasta la inanición a sus ciudadanos y empresas con cada vez más impuestos sin brindar servicio alguno, donde los “muchachos” pueden volver en cualquier momento, en el que se cambian las reglas de juego cada día, la seguridad jurídica es una entelequia y donde no tendrá ni luz ni gas para producir? Desengañémonos: los kamikazes se acabaron.
El otro tema complicado, y por el cual el Gobierno está pagando un costo suicida entre quienes lo votaron, es el de los piquetes de toda índole y las huelgas salvajes que amargan tanto la vida a los ciudadanos, los mismos que pagan los monumentales tributos para subsidiar a quienes no trabajan. Todos nos preguntamos hasta cuándo deberemos soportar la prepotencia y la violencia de estas organizaciones, casi todas kirchneristas, que se arrogan la propiedad del espacio y de los servicios públicos, impidiendo a los demás, violentamente, circular y trabajar.
Existe un protocolo, anunciado con pompa, que nunca fue aplicado y que hoy se ha transformado en un verdadero hazmerreír para esos abusadores. Los ministerios de Seguridad, tanto federal cuanto porteño, debieran recordar que ninguna de estas salvajadas son toleradas en regímenes tan cercanos al corazón de quienes aquí las cometen, como Cuba, China, Irán, Venezuela, Ecuador o Bolivia; obviamente, tampoco en los países civilizados. Entonces, si Cambiemos pretende realmente cambiar el país y, sobre todo, imponerse en las elecciones del año próximo, debe ejercer el poder que le fue conferido, aplicar la ley con toda la fuerza necesaria y poner fin a este desastre cotidiano. Al menos podría seguir, si prefiere la debilidad frente a la extorsión, el consejo del Diputado Alfredo Olmedo y disolver los piquetes ofreciendo picos y palas a quienes los forman.
Y el tercer tema fue el escándalo desatado por la prisión preventiva de Milagro Salas, otra “muchacha” K, cuya libertad reclaman con tanta fuerza organismos internacionales totalmente tuertos: no han aceptado un solo caso presentado por un militar argentino, no condenan las violaciones a los derechos humanos en los regímenes del “socialismo del siglo XXI”, el actual Secretario General de la OEA fue canciller del régimen tupamaro uruguayo y la CIDH ahora la integra nuestro inefable Eugenio Zaffaroni, dueño de prostíbulos y evasor, abogado de las Madres y de Cristina Kirchner y padre del derecho penal favorable a los delincuentes. También en este caso, el Gobierno se durmió; en lugar de tomar las riendas diplomáticas y jurídicas cuando el conflicto se inició, allá por febrero, lo dejó estar y se sorprendió cuando llegaron las exigencias internacionales. Porque, si bien su detención original puede ser cuestionada, lo cierto es que hoy está en prisión por ser autora de innumerables delitos como defraudación al fisco, intimidación pública, extorsión, incitación a la subversión, asociación ilícita, etc., y su libertad pondría en peligro el curso de las investigaciones, por la destrucción de las pruebas y el amedrentamiento a los testigos.
Es bueno recordar esto último porque, siguiendo el criterio de quienes ahora reclaman por la jujeña, el Estado debería poner inmediatamente en libertad a los 1.791 presos políticos (militares y civiles) que mantiene en sus mazmorras, a los cuales debemos agregar los 385 ya fallecidos (44 desde el 10 de diciembre de 2015). El promedio de edad es de 74 años y 642 están en prisión preventiva por plazos que superan el límite constitucional (2 años, prorrogable con fundamentos por 1 más), muchos de ellos por más de 10 años y, pese a que la detención domiciliaria es legalmente aplicable a los mayores de 70 años, siempre que no se corra peligro de fuga ni se pueda poner en riesgo la investigación. ¿Qué posibilidades pueden tener estos ancianos de escaparse o de alterar las pruebas de hechos sucedidos 40 años atrás? En la medida en que ninguno de los tres poderes del Estado ha tomado nota de la situación, todos los presos políticos han iniciado una huelga de hambre que, dado lo endeble de la situación física en que la mayoría se encuentra, significará para muchos la muerte.
Para concluir, destacar que el escudo que Carlos Zannini (¿seguirá repartiendo sobres?) armara para proteger a Cristina Elizabet Fernández volvió a funcionar, y los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky, tal como se preveía, fueron desplazados de la Sala I por acción del Presidente de la Cámara de Casación, Alejandro Slokar, de Justicia Legítima. El Consejo de la Magistratura, que ha sido desacatado por esa resolución, ¿tampoco hará nada esta vez? ¿Hasta cuándo la Corte Suprema continuará tolerando la impunidad del encubrimiento del terrorismo, la traición a la Patria y el asesinato de un Fiscal en funciones?
Bs.As., 10 Dic 16
Enrique Guillermo Avogadro - Abogado

ENVIADO POR SU AUTOR

Carlos Sfulcini, el director de “Te cuento la semana”, recuperó la libertad

David ReyPor David Rey
Carlos Sfulcini podrá pasar la Navidad en su casa, con su familia. Después de cumplir 6 años de prisión preventiva por presuntos delitos de Lesa Humanidad cometidos en el Destacamento de Inteligencia 121 de la ciudad de Rosario (sin que absolutamente ninguna prueba concluyente lo incrimine en lo más mínimo), el director del semanario “Te cuento la semana – La revista de los Presos Políticos” finalmente abandonó el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz.
Sfulcini, que trabajó como Personal Civil del Ejército, fue condenado a 20 años de prisión en la denominada causa “Guerreri II” por privación ilegítima de la libertad, tormentos y homicidio de Fernando “Tito” Messies, un militante del Partido Comunista, en la época del 70. Consultado por DAVIDREY.com.ar, el doctor Gonzalo Miño y representante legal de Sfulcini, confió: “La única prueba de cargo es el testimonio de Eduardo ‘tucu” Constanzo, un arrepentido que canjeó denuncias por ‘prisión domiciliaria’ con los organimos de Derechos Humanos, y que ni siquiera dice haberlo visto; sólo que lo sabe por comentarios”.
Esto sólo bastó para que “el Tribunal Oral Federal Nº 1 de Rosario, integrado por los jueces Noemí Berros, Manuel López Arango y Liliana Carnero lo condenaran a 20 años”. Por su parte, es oportuno recordar que tanto Berros como López Arango fueron denunciados en el Consejo de la Magistratura de la Nación por serias irregularidades en el juicio “Feced II” por parte de Lucio César Nast, otro Preso Político que cumple ilegal cautiverio en el Penal de Ezeiza.
Primeramente, la defensa de Sfulcini estuvo a cargo de la Defensoría Oficial, que “lo dejó en estado de indefensión por su nula actividad”. El doctor Miño dejó saber que “el defensor anterior fue trasladado a otra defensoría sospechado de manejos irregulares”.
“A regañadientes, los jueces ordenaron su libertad”.
Una vez asumida la representación de Sfulcini por el doctor Miño, el trámite cayó en la Sala III de Casación Penal, donde con los votos de los camaristas Eduardo Rigghi, Liliana Catucci y Ángela Ledesma revocaron las condenas por tormentos y homicidio, dejándole sólo la de privación ilegal de la libertad, a la vez que se ordena que se dicte un nuevo fallo.Portada de la revista “Te cuento la Semana” que dirige Carlos Sfulcini.
De este modo, el monto máximo de años de condena se redujo de veinte a seis, precisamente los seis años que lleva detenido con prisión preventiva (el máximo legal establecido por la ley es de dos con un prórroga de uno) desde octubre de 2010. “A regañadientes, los jueces ordenaron su libertad, atentos a haber cumplido el monto máximo de la posible pena en prisión preventiva”, afirma Miño.
Carlos Sfulcini supo, entonces, convertir la pesadilla del ilegal presidio en fuerza creativa, ya que desde adentro de la cárcel pudo organizar la semanal publicación de “Te cuento la semana”, una revista exclusivamente dedicada a narrar las peripecias que padecen los Presos Políticos y que tuvo tal repercusión que incluso el diario Página 12 dedicó una de sus portadas a difamarla.
Actualmente en Argentina hay más de 2 mil Presos Políticos (con 400 fallecidos) que cumplen ilegal cautiverio por causas llamadas de “lesa humanidad” y que guardan estrecha relación con la discutida época de los 70. Los detenidos deben enfrentar juicios “paródicos” donde abundan diversas irregularidades (desde testimonios falsos a fiscales y jueces con pasado guerrillero). Sfulcini mismo estuvo seis años detenido de forma “preventiva” a razón de un argumento tan ridículo como falsario, el que brindó el “Tucu” Constanzo, un militar echado del Ejército, a cambio de obtener prisión domiciliaria.
Carlos Sfulcini tiene 70 años, cinco hijos y tres nietos. Su liberación se da en momentos donde los Presos Políticos cumplen con una Jornada de Ayuno, que contempla los días 8 y 9 de diciembre, en todo el país. Prontamente Sfulcini brindará entrevista a DAVIDREY.com.ar
FUENTE: http://davidrey.com.ar/carlos-sfulcini-director-te-cuento-la-semana-recupero-la-libertad/
ENVIADO POR SU AUTOR

¿Será Macri el Ronald Reagan argentino?

Ronald Reagan nació en 1911 en Illinois, Estados Unidos. Si bien llegó a la política como un “outsider”, lo cierto es que antes de ocupar el cargo de presidente había sido por 8 años gobernador de uno de los estados más importantes de ese país: California.
Mauricio Macri tampoco es un político de carrera, pero antes de ser presidente también ocupó un cargo clave por 8 años: el de intendente de la Ciudad de Buenos Aires.
Estas coincidencias podrían ser meras casualidades. Sin embargo, hay algo más que une a ambos políticos: la situación económica a la que se enfrentaron cuando asumieron el poder y el programa económico que buscaron llevar a la práctica.
La “revolución de Reagan” y la economía de la oferta
La economía de los Estados Unidos sufría, en 1980, del fenómeno llamado estanflación, donde se combina un bajo crecimiento económico con una elevada inflación. Precisamente ese año el PBI se había contraído 0,2%, pero la inflación superaba el 12% anual, uno de los niveles más altos jamás vistos.
Además, coherente con la idea de que el estado todo lo puede, la economía norteamericana se encontraba plagada de regulaciones que impedían el desarrollo pleno de la economía de mercado.
Para revertir esta situación, el nuevo gobierno implementó lo que luego se conoció mundialmente como “reaganomics”, basada en 4 objetivos principales:
1. Bajar la inflación controlando la oferta monetaria.
2. Reducir la regulación.
3. Reducir las tasas marginales de impuestos al trabajo y al capital.
4. Reducir el ritmo de crecimiento del gasto público.
El gobierno fue exitoso en el primer objetivo. De la mano de Paul Volcker, presidente de la Reserva Federal, las tasas de interés subieron y el ritmo de aumento de la cantidad de dinero cayó.
En consecuencia, la inflación se redujo significativamente. En diciembre de 1980 los precios trepaban al 12,5% anual. Al año siguiente, este guarismo había caído a 8,9%. Para 1986 la inflación no superaba el 2% anual.
Otro tema que encaró Reagan fue la desregulación de la economía. Según William Niskanen, miembro del Consejo de Asesores de la presidencia entre 1981 a 1985:
“Reagan relajó o eliminó los controles de precios en el combustible, el gas natural, la TV por cable, el servicio telefónico de larga distancia, el sistema de transporte terrestre interestatal y los trasportes oceánicos. A los bancos también se les permitió invertir en una mayor cantidad de activos y el rango de alcance de las leyes antimonopolio se redujo.”
Además de la baja de la inflación y la desregulación de la economía, Ronald Reagan redujo considerablemente los impuestos que pagaban los norteamericanos. De acuerdo con Niskanen, las tasas marginales cayeron desde el 70% al 28%, mientras que los impuestos a las empresas también se redujeron de manera contundente, desde el 48% al 34%.
Reagan el keynesiano
El último objetivo de la revolución de Reagan era controlar el incremento del gasto público. Una de sus frases de cabecera era que “Solo reduciendo el crecimiento del gobierno, podremos aumentar el crecimiento de la economía”.
Sin embargo, este no fue para nada el punto fuerte de su presidencia. Durante su mandato, el gasto total del gobierno pasó de U$S 678.000 millones en 1981, a U$S 1,06 billones en 1988. Esta variación –de 56,9%- superó ampliamente a la inflación del período, que totalizó 17%.
La combinación de un mayor gasto público junto a recortes impositivos dio lugar a un incremento del déficit fiscal.
Gráfico 5. Gasto Público y Déficit en % del PBI (1977-1989)

Durante los primeros tres años, el déficit pasó del 2,5% a casi el 6% del PBI. La gradual reducción del desequilibrio posterior a 1984 no fue suficiente para evitar el crecimiento de la deuda pública, que pasó del 31,7% del PBI en 1981 a 51,5% en el año en que Reagan abandonó su cargo.
Ahora bien, a pesar de esta laxitud fiscal, los resultados favorecen a la estrategia que Ronald Reagan eligió para sacar a Estados Unidos de la estanflación.
El crecimiento anual promedio entre 1976 y 1982 fue de 2,7%. Sin embargo, una vez superada la crisis del ‘82 y, la economía volvió a crecer y a un ritmo promedio de 4,4% anual.
Al mismo tiempo que bajaba la inflación y crecía la economía, también se redujo el desempleo. Luego de alcanzar el pico de 9,7% en 1982, fue por un camino de descenso hasta llegar al 5,3% en el año en que Reagan dejó de ser presidente.
Un último dato a considerar es la riqueza per cápita. Cuando Reagan asumió la presidencia en 1981, la riqueza per cápita de los estadunidenses era de USD 28.400 al año (en dólares constantes de 2009). En 1988 este índice se había elevado a los USD 35.000, un importante incremento del 23,1%.
¿Ronald Macri?
La economía que tomó Macri se enfrenta a problemas similares a la de Estado Unidos en los años ’70. Básicamente, padece la enfermedad keynesiana-intervencionista, que le impide crecer y la azota con altos niveles de inflación.
Para combatir la estanflación, el presidente designó a Federico Sturzenegger en el Banco Central y la política monetaria pasó a ser contractiva en lugar de expansiva. La tasa de interés subió, la cantidad de dinero crece menos que antes y la inflación está cayendo. Además, desreguló algunos sectores de la economía, al eliminar de un plumazo el cepo cambiario y quitar o relajar algunos controles de precios.
Otro aspecto comparable fue la reducción y eliminación de impuestos. Principalmente, la eliminación de retenciones a la exportación y la modificación del mínimo no imponible de ganancias les dieron más aire a consumidores y productores.
Sin embargo, y al igual que en Estados Unidos, el déficit terminará subiendo este año en comparación con el anterior. Para financiarse, el gobierno emitió cerca de USD 50.000 millones de nueva deuda. Macri, como Reagan, no abandonó todavía el gasto deficitario keynesiano.
Dos interrogantes fundamentales
Las similitudes entre la situación y la propuesta económica de Macri y Reagan están a la vista. Sin embargo, también hay dos diferencias que se transforman en los principales interrogantes.
La primera es el grado de desregulación. Es cierto que hoy la economía argentina es más libre que cuando gobernaba CFK, pero ¿será suficiente? No debemos olvidar que seguimos teniendo mercados laborales excesivamente rígidos y un estado empresario que solo este año nos costó a todos los argentinos $ 90.000 millones.
La segunda diferencia es el tema fiscal. Cuando Reagan acudió a la deuda para financiar su “modelo”, ésta era del 32% del PBI, mientras que el déficit era 2,5%. En nuestro caso, el espacio fiscal está considerablemente más limitado, con un déficit récord en torno al 7% del PBI y una deuda que está en los mismos niveles de 2001.
Los cambios implementados por la administración Macri están bien encaminados e imitan en alguna medida lo que hizo Ronald Reagan para salir de la estanflación. Sin embargo, las dudas en torno al grado de liberalización económica permanecen, y el nivel de déficit fiscal deja poco espacio para seguir derrochando dinero público.
En conclusión, creo que la economía acusará el giro y se recuperará con fuerza en 2017, pero es ilusorio pensar que podemos seguir manteniendo este nivel de gasto público y déficit indefinidamente.
Bien Macri si quiere imitar lo bueno de la “Reaganomics”. Mal si también copia lo malo y sigue aplicando políticas keynesianas que, por incrementar el déficit, nos han llevado de una crisis a la otra en los últimos 40 años.
Un saludo, Iván Carrino
Para El Inversor Diario. - enviado por mail

Periodista Braulio Jatar cumple tres meses en prisión en Venezuela mientras avanza campaña internacional por su liberación

Por Silvia Higuera y Katia Cardoza
Ana Jatar compartió una foto de su hermano Braulio 82 días después de que iniciara su encarcelamiento en Venezuela. Su rostro se ve demacrado, su cabeza alguna vez llena de cabello cano se encuentra rasurada y en su cara luce una expresión llena de tristeza.
El pasado 3 de diciembre se cumplieron tres meses desde que el periodista y abogado Braulio Jatar Alonso fue detenido y puesto en prisión en Venezuela. Durante este tiempo su familia y abogados han denunciado no solo irregularidades en su proceso de detención sino tratos inhumanos en la prisión que han afectado “gravemente” la salud del periodista.​
El último parte de salud señala que Jatar sufre de un “presuntivo carcinoma baso celular, lesión oncológica (cáncer de piel) que sin tratamiento adecuado puede propagarse a otros tejidos y crecer en los músculos y huesos”, según dio a conocer la defensa del periodista, publicó el diario El Universal.


Un sábado como hoy hace 3 meses mi esposo @BraulioJatarA no llegó a su trabajo porq fue secuestrado por el SEBIN de @NicolasMaduro
La detención de Jatar el pasado 3 de septiembre ha incluido todo tipo de denuncias por parte de sus familiares sobre las irregularidades del proceso. Así por ejemplo, señalan que el periodista desapareció por 12 horas luego de ser detenido, se hizo un allanamiento a su casa durante esas 12 horas sin ninguna orden judicial y señalan que funcionarios oficiales presuntamente “sembraron” dólares en el vehículo del periodista para inculparlo del delito de legitimización de capitales o lavado de dinero.
Para su familia, como para otras organizaciones defensoras de derechos humanos, todo lo sucedido desde el 3 de septiembre ocurrió como represalia a que Jatar publicó en el medio que dirige, Reporte Confidencial, un video de una protesta ciudadana en contra del presidente Nicolás Maduro justo la noche anterior, es decir, el 2 de septiembre.
“En realidad la detención como tal de mi hermano no comienza sino 72 horas después cuando se le presenta por primera vez ante un tribunal, y finalmente se entiende cuál es la acusación de la fiscalía [que] fue legitimización de capitales”, dijo Ana Jatar en conversación con el Centro Knight el pasado 30 de noviembre. “Valga la aclaratoria que en los 45 días [que se dieron], después de que investigaron todas las cuentas bancarias de mi hermano no encontraron ni un sola evidencia de que mi hermano pudiese tener 25 mil dólares en efectivo”.
Ana Jatar. Foto: cortesía.

A pesar de que no se encontraron estas pruebas “fehacientes” de los hechos de los que se le acusa, según explicó Ana Jatar, el periodista ha permanecido en prisión desde entonces. De acuerdo con ella, lo único que “ata” a su hermano con el caso son dos testimonios que ella cuestiona. Ella describe a uno de los testigos como un indigente con problemas psiquiátricos, y dijo que el otro testigo también tiene problemas psiquiátricos y “ni siquiera se encontraba en el lugar de los hechos en la Isla de Margarita en el momento en que mi hermano fue secuestrado por las fuerzas de seguridad del estado y de la policía política”, aseguró.
El pedido de casa por cárcel, hecho por la defensa debido a la hipertensión de la que sufre Jatar y que fue aceptado por la fiscalía, no fue concedido por la juez del caso.
En estos tres meses, Jatar ha sido trasladado de prisión al menos tres veces. La primera vez fue llevado de madrugada desde la Isla de Margarita hasta la prisión en estado Guárico. Según Ana Jatar, en este lugar su cabello fue rapado, tuvo que usar el uniforme lleno de sangre de otro preso, no tuvo acceso a agua potable y estuvo en confinamiento solitario “acompañado de ratas y cucarachas”.
“Por eso yo digo y repito que las cárceles venezolanas no son cárceles, son centros de tortura”, aseguró Ana Jatar.
Su estado de salud se ha deteriorado desde entonces, afirmó su hermana. El problema de hipertensión se ha agudizado, pero además le han surgido unos nuevos debido a las condiciones en las que se encuentra detenido. Aseguró que según información que le han dado la esposa e hija, el periodista es sometido a “vejaciones” y “humillaciones”, sigue sometido a confinamiento solitario, no tiene derecho a recibir la luz del sol en ningún momento, tienen prohibido leer o escribir, así como recibir visitas masculinas, su pelo fue rasurado y en cárcel en la que se encuentra en la actualidad debe soportar temperaturas superiores a los 40º centígrados, que lo llevan a deshidratarse.
La falta de luz solar le ha afectado su piel y su vista. “Las pastillas de vitamina D que la familia y yo personalmente traté de hacerle llegar no se las dejaron pasar a la esposa porque supuestamente esas pastillas de vitamina D no habían sido parte de una [receta] médica. Aunque su falta de vitamina D es obvia”, dijo Ana Jatar.
El día de la primera conversación con el Centro Knight, Ana Jatar aseguró que a su hermano se le estaba tomando una biopsia por un melanoma que le apareció en su hombro “que pudiera ser un cáncer muy agresivo de piel”, dijo entre lágrimas. Días después, en otra conversación, le aseguró al Centro Knight que el doctor dijo que en efecto se trata de un cáncer de piel, pero están a la espera de los resultados de los exámenes para determinar qué tipo de cáncer es.
e un El pasado 2 de diciembre se dio a conocer el parte médico de esta biopsia que señala que en efecto podría tratarse de un cáncer de piel.
“Esto es muy serio. Ya esto no es un tema político, es un tema humanitario”, aseguró Ana Jatar.
A pesar de estos tres meses su caso judicial no avanza. Todavía no se realiza la audiencia en la que se le imputan oficialmente los cargos, y en la que su defensa espera pueda salir de prisión debido a la falta de pruebas que lo inculpan. El segundo intento de realización de esta audiencia fue cancelado a petición de la defensa debido al estado de salud de Jatar.
En una entrevista con el diario El Nacional, la esposa Jatar, Silvia Martínez, aseguró que la juez del caso tenía plazo hasta el 29 de noviembre para tomar una decisión sobre el estado de salud de su esposo y la petición de Martínez de que reciba atención especializada. “La salud de mi esposo es una bomba de tiempo en manos del gobierno”, aseguró Martínez al medio.
Para Ana Jatar, es claro que el caso de su hermano es uno político y que él seguirá en prisión “independiente del proceso judicial hasta que para el gobierno de Nicolás Maduro le sea más costoso mantenerlo allí que sacarlo”.
Por esta razón, su familia saben que la única manera de lograr su liberación es a través de la presión internacional. Lo han intentando con diferentes mecanismos, el primero de ellos con el Gobierno chileno, país donde Jatar nació y del que tiene segunda nacionalidad.
Una acción que ha funcionado con otros presos quienes han sido liberados gracias a presión internacional por contar con otras nacionalidades como fueron los casos de Gabriel San Miguel y Francisco Márquez.
Así lo han entendido también organizaciones como Human Rights Watch (HRW). En una columna de opinión reciente, José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la división de las Américas de HRW, señaló que tanto Chile como el Vaticano deben unirse en esta presión a Venezuela que permitiría entre otras la liberación de Jatar.

Periodista Braulio Jatar en la campaña #Freethem de Human Rights Watch.

“La combinación de estrategias propuesta por el Senado chileno es probablemente la mejor fórmula para liberar a presos políticos y restablecer el Estado de derecho en Venezuela”, dice Vivanco en la columna. “El gobierno de Bachelet debería mantener la presión internacional junto con otras democracias, pero además debería, específicamente, abordar el caso del periodista Jatar, incluso solicitando al Vaticano que intervenga como mediador ante el gobierno venezolano para lograr su liberación inmediata y que se desistan de todos los cargos en su contra”.
De hecho HRW lanzó recientemente una campaña para lograr la liberación de varias personas entre las que se incluye a Jatar. Con la etiqueta en redes sociales #Freethem, la organización invita a todas las personas a unirse a esta.
“Braulio Jatar es un rehén de Maduro, que está preso exclusivamente por poner en evidencia el generalizado descontento del pueblo venezolano con su gobierno. En un país donde la concentración de poder es tal que no existe ni una sola institución en pie dispuesta a frenar los abusos del ejecutivo, un caso como este solo se resolverá si existe una fuerte presión internacional”, aseguró Vivanco al Centro Knight.
“Es indispensable que los líderes democráticos de la región y el Vaticano redoblen la presión ante el gobierno venezolano para que libere inmediata e incondicionalmente a Jatar. No se trata de un preso político más; pedir por su liberación es defender la libertad de expresión y de prensa, dos valores fundamentales en una sociedad democrática”
Cabe recordar que los delitos por los que es acusado Jatar podría significarle hasta 15 años de prisión, según HRW.
Jatar “no es un comunicador”: Estado venezolano
Durante la audiencia ‘Situación del derecho a la libertad de expresión y de información en Venezuela’ ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el marco de su 159º periodo de sesiones este 2 de diciembre, el Estado venezolano rechazó el caso de Jatar como uno relacionado con la libertad de expresión.
De acuerdo con William Castillo, viceministro para la comunicación internacional de Venezuela, Jatar no es un comunicador sino “un político de vieja data acusado de delitos de corrupción desde hace muchos años”.
“¡Ah!, es que personas que están acusadas de otros delitos como legitimización de capitales por el hecho de tener una radio, o poseer un blog o una página en internet y decir cosas entonces ahora son comunicadores. El señor está investigado por otros delitos que no son delitos de opinión. En Venezuela no hay presos de pensamiento”, dijo Castillo.
Por su parte, Larry Devoe, Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos de Venezuela, aseguró que el caso de Braulio “es un asunto que está en trámite dentro de nuestro órganos jurisdiccionales con todas las garantías del debido proceso”.
Sin embargo, el Relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, Edison Lanza, le recordó al Estado venezolano que la calidad de un comunicador no puede determinarse por si este es o no profesional, e invitó al Estado a adherirse a los estándares internacionales libertad de expresión toda vez que la detención de Braulio se produjo después de “publicar un video con información de alto interés público”.
Por su parte, los peticionarios de la audiencia expresaron su preocupación por las condiciones de Jatar en prisión. “El señor ha sido sometido a tratos crueles. Se está violando su derecho a la salud y a la alimentación”, afirmó Ligia Bolívar, directora del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello, quien agregó que Braulio ha perdido 15 kilos durante este tiempo de detención.
El siguiente es un video realizado por los hijos de Braulio Jatar a propósito de los tres meses en prisión:
FUENTE: https://knightcenter.utexas.edu/es/blog/00-17827-periodista-braulio-jatar-cumple-tres-meses-en-prision-en-venezuela-mientras-avanza-cam - Enviado por la Universidad de Texas

martes, 6 de diciembre de 2016

Pastor norteamericano visitó Presos Políticos en Ezeiza y prometió llevar sus impresiones al presidente Trump

David Rey 
Por David Rey
“Es exactamente lo mismo que, si hablamos de la Iglesia, nos hubiera visitado nada menos que el Papa”, señala a DAVIDREY.com.ar Lucio César Nast, policía detenido por supuestos delitos de Lesa Humanidad cometidos durante la época del 70. “Estamos muy contentos, muy esperanzados y muy aliviados. Dios, en definitiva, es uno solo y todos somos cristianos”. De hecho, la mañana del viernes 5 de diciembre de 2016 fue bien distinta para los Presos Políticos alojados en el Complejo Federal I de Ezeiza ya que recibieron una visita de lujo, la del pastor evangélico Luis Palau, argentino de nacimiento y nacionalizado estadounidense, con más de 800 millones de fieles en un centenar de países.
No hubo otra intención que la de visitar a los Presos Políticos en el Penal de Ezeiza, tomar conocimiento del estado de salud de los mismos, la de edad de los prisioneros, las violaciones a los Derechos Humanos y la cuestión pertinente a las estrambóticas “prisiones preventivas” que exceden astronómicamente los plazos legales (hay presos que ya cumplen más de diez años en esa condición, mientras que el máximo de la misma es dos con una prórroga de un año más).
Señala Nast, consultado por este medio, que “el pastor Palau se ha mostrado sumamente conmovido, consternado”, y que prometió hacer llegar el reclamo de los prisioneros argentinos nada menos que a los presidentes Mauricio Macri y Donald Trump. La proposición no representa un dato menor habida cuenta de la más que buena relación (propiamente de amistad) entre el líder religioso y el mandatario argentino, quien en 2014, como Jefe de Gobierno porteño, lo ha ponderado con la distinción de Huésped de Honor. También estuvieron reunidos en noviembre de este año en un clima de suma cordialidad, todo lo cual resulta esperanzador para las familias de los Presos Políticos que no han logrado llegar con esta cuestión al presidente; ahora no se va a poder hacer el distraído.
Por otra parte, la propuesta del pastor Palau podría significar un notable contraste para con la actitud del presidente saliente norteamericano Barack Obama, quien hace poco, en su visita a la Argentina, se tomó tiempo para “homenajear” nada menos que a las “víctimas del genocidio argentino” de los años 70, entre los que cuentan terroristas asesinos de ciudadanos norteamericanos. El desapego del presidente electo Donald Trump a los rigores de la “corrección política” imperante en América latina resulta esperanzador para un asunto donde pocos referentes políticos y sociales tienen el valor de sentar un cuestionamiento al “relato” que reivindica a los “jóvenes idealistas” de entonces.
“Nosotros le mencionamos”, señala Nast, “que estábamos de acuerdo con lo que había manifestado en su momento el señor Macri sobre que había que ajustarse a derecho, porque precisamente toda esta situación es contraria a derecho, por lo que consideramos que existe en Argentina privaciones ilegítimas de la libertad y que la persecución no es jurídica sino ideologizada. Así lo ha entendido el pastor Palau y nos ha dado su palabra de honor que va a echar mano a la cuestión; va a dialogar este tema con el presidente Macri, a los efectos de hacerle saber cuál ha sido su impresión, como asimismo también va a tratar el tema con el presidente electo de Estado Unidos, el señor Donald Trump“.
“Para nosotros”, prosigue el prisionero argentino, “es lo mismo que si nos hubiera venido a visitar el Papa, ya que su magisterio es de magnitud internacional”. Consultado sobre el sugestivo silencio del papa Francisco respecto de la cuestión Presos Políticos en Argentina, Nast respondió que “es un tema muy difícil. El Papa ha recibido y hablado a todo el mundo, incluso a a algunos personajes del kirchnerismo que están detenidos por delincuentes. A nosotros el Papa nunca nos ha mencionado, no sabemos qué es lo que piensa de nosotros”.
El pastor Palau llegó al Penal de Ezeiza a las diez de la mañana y su visita se prolongó hasta pasada la una de la tarde, lapso en que aprovechó para escuchar y consolar a los 114 Presos Políticos que encierra la cárcel como para hacer lo propio con los familiares de los mismos que se hallaban presentes. El religioso venía de un trajín bastante intenso por Argentina, ya que también estuvo en la provincia del Chaco empapándose de la problemática de los aborígenes Tobas.
“La verdad que nosotros estamos muy contentos, sumamente alegres”, precisa Nast, “nuestros corazones cristianos están repletos de alegría. Porque más allá de lo que él nos ha prometido, de echarle mano al asunto, que se haya preocupado por nuestra privación ilegítima de la libertad y que nos haya visitado y asistido es de un valor inconmensurable”.
El pastor Palau nació en Escobar en el año 1934 y posee más de 800 millones de fieles que los siguen en más de 112 países. Asentado en Estados Unidos, donde se nacionalizó, estudió en el seminario Multnomah School of the Bible, en Portland, Óregon. Tiene actualmente 82 años, es padre de cuatro hijos y abuelo de 10 nietos.
Su visita, por otra parte, se da en momentos donde los Presos Políticos de toda Argentina han decidido realizar los días 8 y 9 de diciembre una protesta de ayuno para luego analizar la situación y evaluar futuras acciones conjuntas. “El ayuno es una protesta contra los miembros del Poder Judicial Federal que nos tiene privados ilegítimamente de la libertad y, por lo tanto, actúan contra el derecho”, cerciora Nast.
ENVIADO POR SU AUTOR - FUENTE: http://davidrey.com.ar/pastor-norteamericano-visito-presos-politicos-en-ezeiza-y-prometio-llevar-sus-impresiones-al-presidente-trump/

Ganancias genera apenas 1 de cada 5 pesos de recaudación

Resulta muy contradictorio declamar en favor de la equidad social y en simultáneo desplegar una tenaz resistencia a pagar el impuesto a las ganancias. En los países socialmente más avanzados se observan diferencias en los niveles de presión tributaria, pero en todos los casos hay preeminencia del impuesto a las ganancias. En Argentina, por el contrario, se paga poco impuesto a las ganancias y se castiga a los pobres con altos impuestos al trabajo y al consumo.
Oficialismo y diferentes variantes de la oposición disputan la supremacía por impulsar reformas que disminuyan el impuesto a las ganancias. A la reducción que ya se aplicó este año se le agregan iniciativas que proponen para los próximos seguir elevando los mínimos no imponibles y ajustar los montos de las escalas de alícuotas. Cualquiera sea la variante, el denominador común es que los beneficios son apropiados, en el mejor de los casos, por el 10% de los ocupados de más altos salarios. El resto, es decir los asalariados formales de ingresos medios y bajos y los trabajadores informales y desocupados, están excluidos de cualquier cambio que se haga en el impuesto a las ganancias.
La presión impositiva en la Argentina se estima para el año 2015 en el orden del 32% del PBI. Es decir, 1 de cada 3 pesos de los ingresos generados por los ciudadanos van a sostener al Estado. De estos recursos, sólo el 20% se obtiene del impuesto a las ganancias.
Con información recientemente publicada por la OECD se pueden establecer comparaciones con otros países. Según esta fuente se observa que:
En Dinamarca la presión impositiva llega al 47% del PBI de los cuales el 65% provienen del impuesto a las ganancias.
Canadá tiene una presión impositiva de 32% del PBI de los cuales el 48% los obtiene del impuesto a las ganancias.
Chile tiene una presión impositiva de 21% del PBI de los cuales el 33% provienen del impuesto a las ganancias.
Estos datos muestran que, independientemente del nivel de presión impositiva, los países más ordenados tienden a generar la mayor parte de su recaudación en base al impuesto a las ganancias. Dinamarca es el país con mayor presión impositiva del mundo y dos tercios los recauda con este impuesto. Canadá tiene una presión impositiva similar a la de Argentina y la mitad la obtiene de este impuesto. Chile es uno de los países con menor presión impositiva y un tercio los obtiene con este impuesto. En Argentina, apenas 1 de cada 5 pesos de recaudación proviene del impuesto a las ganancias.
La contrapartida es una alta proporción de recursos generados con impuestos al empleo y al consumo. De los 32% del PBI de presión impositiva, 22% son generados a través de las cargas sociales –que operan como un impuesto al empleo asalariado formal– y 46%se explica por impuestos al consumo, fundamentalmente IVA nacional y a los Ingresos Brutos provinciales. Solo a los efectos de contrastar, Dinamarca no aplica cargas sociales y sólo un tercio de la recaudación viene de tributos al consumo. En Canadá, las cargas sociales sólo representan un sexto y los tributos al consumo un cuarto de la recaudación.
En la Argentina, en cambio, se beneficia a los que más ganan manteniendo bajo el impuesto a las ganancias y se castiga a los pobres pretendiéndoles cobrar impuestos por trabajar y por consumir. La preponderancia del impuesto a las ganancias en los países avanzados responde a la estrategia de apelar a impuestos más progresivos para la distribución del ingreso y menos negativos para la generación de empleos e inversión. Las cargas sociales y los impuestos al consumo son más regresivos y distorsivos porque desalientan la contratación formal de mano de obra para la producción y pesan proporcionalmente más en los hogares de menores ingresos. De aquí que es de alta hipocresia sostener que se está a favor de los pobres, de la igualdad y la inclusión, y a la vez convalidar la irracional estructura tributaria que prevalece en la Argentina.
Dentro de la agenda de políticas públicas, reformar el sistema tributario es uno de los desafios más acuciantes. Pero asumir como prioridad cambios en el impuesto a las ganancias es un costoso desvio de los objetivos sociales. Para inducir crecimiento con equidad lo urgente es abocarse a reducir los impuestos al empleo formal (fijando mínimos no imponibles a las cargas sociales) y eliminar la superposición de los impuestos al consumo (IVA, Ingresos Brutos y tasas de comercio e industria municipales).
FUENTE: IDESA -  www.idesa.org

¿NUEVOS DESAFÍOS PARA LA CARNE EN EE.UU.?

Por Liliana Rosenstein
Luego del triunfo republicano en las elecciones de los Estados Unidos, surgieron dudas en la cadena cárnica local y en los medios de comunicación acerca de si podría frenarse el ingreso de la carne argentina a ese mercado, pronosticado para los próximos meses.
"Pensamos que no habrá ningún problema. Hay un procedimiento técnico que va mucho más allá de la presidencia. Está prevista una inspección en los próximos días, la gira está preparada, los técnicos están viniendo. Si fuese la Argentina, tal vez no haríamos misiones en el exterior en la mitad de un cambio de gobierno, pero EE.UU. es otro país", dijo a Valor Carne, el Subsecretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso.
En ese sentido, el 28 de noviembre llegará al país una visita del servicio sanitario del USDA, que durante dos semanas, hasta mediados de diciembre, realizará una auditoría de los procedimientos que aplica el Senasa para fiscalizar los procesos industriales, verificando si son equivalentes a los estadounidenses en cuanto a inocuidad y calidad de carnes.
"No habilitan frigoríficos, analizan cómo se trabaja en la Argentina en materia de certificación de plantas y procesos, y si esto va en la línea con lo que ellos hacen allá. Es decir, que estudian los sistemas de equivalencia", explicó.
A partir de lo visto, elaborarán un informe que enviarán a la Argentina un par de semanas después. "Si resulta favorable, ya no hay más discusión. Entonces, habrá un comunicado oficial anunciando que el mercado está abierto. Pensamos que todo el trámite estará terminado a mediados de enero", sostuvo Troncoso, teniendo en cuenta que durante las Fiestas hay muy poca actividad. Y remarcó: "no nos preocupa que no podamos concluirlo antes del 20 de enero (fecha en que asume Donald Trump). Me parece que hay que dejar de lado la visión argentina, en donde cambia un presidente y se paraliza todo. Ahí, no es así".
Con respecto a un potencial resurgimiento del lobby en contra del ingreso de la carne de nuestro país, el Subsecretario también se mostró optimista. "Hubo instancias anteriores en las que se evaluaba abrir el mercado. En ese momento, los ganaderos norteamericanos jugaron su partido, pero esa etapa ya se superó. Ahora, estamos en la recta final y entendemos que no se puede volver atrás", subrayó.
Desde EE.UU.
Eugenio Díaz Bonilla, ex agregado agrícola argentino en el país del Norte y actualmente investigador en temas económicos y comerciales del International Food Policy Research Institue, con sede en Washington, coincide en que el proceso técnico de ingreso de las carnes argentinas finalizará tal como estaba previsto.
"No habrá cambios porque eso tiene su propio marco legal que, en general, no varía entre gobiernos diferentes. Además, hay un sistema administrativo estatal que continúa. Finalizados los trámites, obtendremos el acceso al mercado como en algún momento tuvimos y se interrumpió por la aftosa", afirmó.
Sin embargo, Díaz Bonilla no descarta que en el nuevo escenario político puedan resurgir presiones de los ganaderos estadounidenses. "Tradicionalmente, los sectores rurales votan a los republicanos, no sólo a Trump, sino a senadores y otros representantes. Algún grupo que tenga intereses propios y quiera limitar la competencia en el mercado, podría aprovechar para volver a esgrimir su lobby pero debería hacerlo en el contexto de las reglas", advirtió.
Como contrapartida, "la embajada argentina y el IPCVA, entre otros, deben hacer contactos y alianzas con los supermercados y restaurantes a los que la carne argentina les puede interesar, mostrando su muy buena relación calidad-precio para poder entrar a esos nichos. Es parte de su tarea", señaló. De cualquier manera, prosiguió, "lo que vendería la Argentina es una cantidad muy menor dentro de lo que importa EE.UU. Las 20 mil toneladas que podríamos colocar dentro de la cuota, no son las 400 mil que ingresan desde Australia ni la gran cantidad que llega de México".
El experto propuso algunos argumentos que deberían usar los negociadores argentinos ante una eventual profundización del proteccionismo. "Trump se enfoca en aquellos países con los que EE.UU. tiene déficit comercial, como China, México, y no en la Argentina con la que tiene superávit. Entonces, se les puede decir: ?nosotros no somos parte del problema ya que les compramos más de lo que les vendemos. Les ofreceremos un producto excelente y ustedes seguirán teniendo superávit comercial con nuestro país?, razonó.
Desde la Argentina
Sebastián Rodríguez Larreta es ganadero y directivo de la Asociación Argentina de Angus, y viajó a Washington en mayo de este año buscando llegar con carnes certificadas de la raza apenas se abra el mercado norteamericano. Para ello, se reunió con funcionarios del USDA, importadores, procesadores y ganaderos, y vio un contexto muy favorable para el regreso de la carne argentina de calidad.
"Ahora, tras el triunfo de Trump, las opiniones de los estadounidenses continúan siendo positivas para la reanudación del comercio", contó a Valor Carne al regreso del Congreso Mundial de la Carne que se realizó hace pocos días en Uruguay.
En el simposio hubo más de 700 referentes de la actividad de 37 países de América, Europa, Asia y Oceanía. "Las elecciones fueron en la mitad del evento y cuando ganó el partido republicano todos coincidieron en que esto no afectará el mercado de la carne ni habrá marcha atrás con el trámite de ingreso de nuestro producto. EE.UU compra un millón de toneladas por año y vende otro tanto, y en este proceso generan valor: mueven los puertos, las rutas, la logística y el trabajo. Además, la Argentina ya está encaminada para mantener una relación más fructífera con el país del Norte, no veo porqué vayan a frenar lo poquito que les vamos a enviar", argumentó. Más aún, "una de las conclusiones del congreso fue que el comercio mundial de carne seguirá en aumento", resaltó Rodríguez Larreta.
Una mirada más amplia
Martín Piñeiro, productor agropecuario y Director del Comité de Agricultura del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales, puso la temática del ingreso de las carnes argentinas a los Estados Unidos en el contexto global.
"Entre los analistas, hay consenso de que los ejes de la política internacional de Trump serán intentar debilitar las organizaciones internacionales, aproximarse a regímenes autoritarios y profundizar el proteccionismo. Para los dos primeros lograría el apoyo del partido republicano, pero para el tercero a mí me parece que no", advirtió.
En ese sentido, continuó, "por más que haya dicho todo lo que conocemos acerca de proteger su mercado, son los republicanos los que han votando las leyes que llevan hacia la apertura comercial. En el Congreso, a la hora de tratar iniciativas sobre globalización, Barack Obama consiguió más respaldo de ese partido que de los propios demócratas. Entonces, habrá importantes limitaciones para lo que realmente pueda hacer", opinó Piñeiro.
Refiriéndose propiamente a la carne vacuna, el economista también mostró una visión optimista. "EE.UU. compra y vende grandes volúmenes, pero las importaciones netas de carne son menores. ¿Cuánto puede afectar eso al empleo americano, una de las variables bajo la mira? Creo que muy poquito", dedujo. Y agregó: "dado que los estados del centro del país, donde se produce el ganado, mostraron gran apoyo al partido republicano, el lobby sectorial podrá tener alguna nueva influencia pero no como para cortar un proceso de apertura que ya está tan adelantado".
En este escenario, Piñeiro piensa que la Argentina debería tener una estrategia muy precisa en los Estados Unidos no sólo para capturar mayor valor sino para evitar resistencias de los ganaderos locales. "Habría que abocarse al Grass Fed Beef o cortes de animales criados a pasto, un nicho muy importante, que con los modelos productivos estadounidenses es cada vez más difícil de abastecer. Pienso que estos productos tendrán más aceptación que las carnes tipo commodities", finalizó.
FUENTE: http://www.arturonavarro.com.ar/ ENVIADO POR ARTURO NAVARRO

ARCHIVOS DE TEMAS DEL BLOG